martes, 27 de septiembre de 2011

ISRAEL, SIONISMO Y EL DOBLE ESTÁNDAR RACIAL



2001 por Paul Grubach
 
PARTE I
El líder político austríaco Jorge Haider está a favor de una prohibición virtual sobre la inmigración en su nación, e hizo una campaña en contra de la expansión por el este de la Unión Europea temiendo que los inmigrantes llegaran a Austria, siendo el resultado (según él cree) el paro de la cultura austríaca. Esta es una de las razones principales por la que se le llamó racista en los medios de comunicación de Estados Unidos y Europa. Con esto en mente, tened en cuenta la siguiente afirmación del analista del judío del Medio Oeste, Mitchell Bard, hecha en el periódico más importante de Ohio, THE PLAIN DEALER . “Muchos israelitas han discutido sobre el hecho que Israel no puede permanecer como estado judío o como democracia si incorpora los territorios ocupados, ya que los palestinos podrían alterar el balance demográfico de las naciones. El resultado sería un estado bi-nacional donde los árabes tendrían un poder substancia”.1 En términos más directos, muchos judíos israelís ven a los palestinos en los territorios ocupados como una amenaza para la sociedad israelita.
Para una afirmación más reciente acerca de un sentimiento similar, tenemos las peticiones de Dan Ashbel, consul general israelí para la región Medio Atlántica de Estados Unidos. Al describir sus puntos de vista, THE PLAIN DEALER mencionó: “Ashbel dijo que Israel luchó en sus guerras para impedir que los atacantes la destruyeran. Aunque muchos estados árabes y la autoridad palestina ahora reconocen el derecho de existencia del estado judío, dijeron que la idea de que millones de palestinos volvieran [a Palestina-Israel] podría ser una manera de destruir Israel.”2 Los sentimientos hacia los palestinos expresados por muchos judíos israelís y el cónsul general israelí Ashbel son muy similares a los que Haider ha expresado en relación a los inmigrantes no blancos de Europa del Este. Mientras el primero ve a los árabes palestinos como ajenos que no pueden integrarse y que son una amenaza para la sociedad israelí, el último ve a los inmigrantes no germánicos como una amenaza para la nación austríaca. Haider está condenado a ser un racista mientras los judíos israelís y Ashbel enuncian sus creencias públicamente sin ningún tipo de condena. Muchos israelís han discutido sobre si Israel no puede permanecer como un estado judío o democracia si incorpora a los territorios ocupados, porque los palestinos alterarían el balance demográfico de las nacionas. El resultado sería un estado bi-nacional donde los árabes tendrían un poder sustancial. El analista judío del Medio Este, Mitchell Bard, dijo en el períodico más importante de Ohio, THE PLAIN DEALERD de hecho, los medio de comunicación americanos apoyan abiertamente el separatismo judío y el racialismo en Israel. Uno de los períodicos más importantes e influtentes en los Estados Unidos es THE WALL STREET JOURNAL.
Respecto a permitir a los refugiados palestinos el volver a Palestina-Israel, opinaron que el “derecho a volver” de los refugiados palestinos resultaría en la destrucción demográfica del estado judío.”3 Imaginad si un periódico respetado de occidente opinara que, si a los refugiados judíos de la antigua Unión Soviética se les permitiera emigrar a una nación predominantemente no judía, daría como resultado la destrucción demográdica de esa sociedad. Este periódico y el personal de su editorial sería condenados incesantemente como racistas malvados. Incluso se les acusaría de crimen en aquellas naciones occidentales que tienen vigentes leyes sobre el odio. Adel Qa'adan es un árabe israelí que quería trasladar a su familia al pueblo judío de Katsir, Israel. Se le dijo que Katsir no acepta árabes en su comunidad, y que el ayuntamiento local de Katsir le informó que no venderían propiedades o tierras en Katsir a no judíos. 4 En un intento para remediar esta injusticia, el Sr.Qa'adan llevó su caso a la Corte Suprema Israelí donde pidió un juicio a su favor. La corte suprema del estado judío ordenó que la familia árabe no podía vivir en una comunidad construida solamente por un judío, quebrantando una política de estado con 52 años de vigencia que excluye a los árabes de las comunidades judías. Sin embargo, las kibbutzim, o granjas comunitarias, permanecerían cerradas a los residentes árabes, y el gobierno puede introducir la legislación que circunscribe la norma de la Corte Suprema. 5 Aunque el aparentemente anti-racista, y anti-segregacionista NEW YORK TIMES (NYT) , el periódico más importante de América, llevó a cabo un pequeño artículo y una carta sobre este asunto (posiblemente para mantener una imagen de justicia periodística), nunca editaron una editorial propagandistica sobre esta victoria en contra de la segregación racial, ni tampoco condenaron otras prácticas racistas de Israel o el hecho que los kibbutzim aún excluirían a los árabes.
Sin embargo poco después de un mes, el NYT promulgó que la bandera confederada debía quitarse de la Casa de Estado de Carolina del Sur porque simboliza el racismo y la segregación. 6 La Liga Anti-Difamatoria Judía (ADL) es ampliamente considerada una de las organizaciones pioneras en derechos civiles en el mundo. De modo regular, editan condenas de actos y afirmaciones públicas racistas y fascistas que ocurren en todo el mundo. Sin embargo, cuando este escritor pidió (en una carta enviada por correo certificado) que el director del ADL Abraham Foxman condenase la discrimnación anti-árabe en Israel y que apoyara públicamente a la familia Qa´adan en su intento de trasladarse a un vecindario judío según su elección. Escribiéndome una carta breve y vaga que repite clichés, Foxman nunca emitió una afirmación en apoyo a Adel Qa´adan que condena la discriminación racial israelí, ni tampoco el ADL (según el conocimiento de este escritor) hizó ningún anuncio público animando a la familia árabe por su victoria sobre el racismo israelí. Un comportamiento extraño para una organización que clama estar el frente de la lucha contra la discriminación racial en todo el mundo. 7 Lo que sugieren estos ejemplos es que hay un doble estándar racial que persigue a la sociedad americana. De forma regular, los medios de comunicación y oficiales públicos condenan el sentimiento anti-inmigración, xenofobia, discriminación racial, apartheid y anti-semitismo, siendo la notable excepción el racismo Sionista. No sólo lo hace el gobierno de EE.UU., muchos abogados de derechos humanos y los medios permanecen en silencio sobre el racismo Sionista, y apoyan activamente al estado israeli que lo compone. ¿Por qué el doble estándar racial? Volveremos a esa pregunta en un momento.

PARTE II
El Sionismo es una filosofía política que está firmemente arraigada en el pensamiento anti-integracionismo racial en el pasado y en el presente. 8 En las palabras del pensador político Sionista Moses Hess:
“Los judíos no son un grupo religioso, sinó una nación separada, una raza especial, y el judío moderno que niegue esto no es sólo un apóstata, un renegado religioso, sinó un traidor para su gente, su tribu, su raza”. 9
De un modo similar, el fundador del Sionismo moderno, Theodore Herzl , escribió:
“Me referí previamente a nuestra asimilación [judía con gentiles]. No deseo implicar ni una sola vez que deseo tal fin. Nuestro carácter nacional es demasiado glorioso en la historia y, a pesar de toda degradación, demasiado noble para desear su aniquilación” . 10
Aunque levantará sorpresas, no es una exageración decir que el Sionismo político y el Nazismo alemán mantienen algunas similitudes distintas. 11 Joachim Prinz, el anterior Vicepresidente del Congreso Mundial Judío , en 1934 alabó a la revolución Nazi (1933) en Alemania:
“La importancia de la revolución alemana para los alemanes se revelará finalmente sólo a aquellos que hayan tomado la decisión de conseguirla, y han construido su forma. Su significado para nosotros [judíos] se afirmará aquí. Queremos proponer en vez de la asimiliación [en comunidade gentiles] en algo nuevo; enterrando el yugo de unir a los judíos y a la raza judía. Sólo un estado basado en el principio de la pureza de la nación y de la raza posiblemente pueda dotar dignidad y honor a aquellos judíos que se suscriben a este principio” . 12
Stephen S.Wise, uno de los anteriores presidentes del Congreso Judío Americano y del Congreso Judío Mundial, dijo en un rally de Nueva York en 1938, no soy un ciudadano americano de fe judía, yo soy judía.
Hitler tenía razón en una cosa. Llama a la gente judía una raza, y somos una raza. 13 Aunque estos pasajes fueron compuestos hace unos 60 años, las creencias que contienen aún son parte de la ideología y la práctica Sionista. En un intento de dar luz a la historia biológica de los judíos y cómo éstos difieren del mundo no judío, los científicos israelís y americanos han llevado a cabo estudios que muestran que las comunidades judías difieren significativamente de las comunidades gentiles en un sentido genético-biolóico. 14 Como veremos pronto, esta información se usará aparentemente para definir la existencia de una raza judía y la discriminación contra los no judíos. Lo que es aún más interesante sobre estos proyectos de investigación es que resaltan el doble estándar hipócrita que está arraigado profundamente en ciertos segmentos de la sociedad. Es social y moralmente aceptable para los judíos conducir tales proyectos de investigación. El antropólogo Roselle Tekiner sugirió que las demandas sobre genética judía pueden ser motivadas por un deseo de justificar y reforzar el nacionalismo Sionista; la idea de una raza judía con un abanico especial de genes judíos podría servir para unir a los judíos del mundo.
No hay ninguna condena visible, ampliamente pública de estas demandas, que podría haber si otros llevaran a cabo estudios similares. De hecho, los Sionistas judíos y sus seguidores gentiles probablemente serían los más sonoros de todos los que protestan si, por ejemplo, se descubriera que científicos alemanes y británicos estuvieron intentando determinar como los nórdicos difieren de los judíos y los negros en el sentido genético-biológico, y esta información se utilizara para implementar racialmente políticas discriminatorias. El Dr. Jared Diamond, un prominente científico judío y conocido oponente del racismo, alabó el libro GENES, PEOPLES AND LANGUAGES del profesor Luigi Luca Cavalli-Sforza, un estudioso de los genes de la población, por desmantelar la idea de la raza. En NEW YORK REVIEW OF BOOKS , Diamond mencionó a Cavalli-Sforza por demoler los intentos de los científicos de clasificar a los humanos en razas del mismo modo que clasifican a los pájaros y a otras especies en razas. 16 Según este pensamiento, la clasificación de humanos en razas ha probado que es un ejercicio futil; porque la idea popular de razas claramente definidas ha sido desacreditada, y esto conduciría a la eliminación del así llamado racismo. Aparentemente, Diamond trabaja con un doble estádar hipócrita. En un artículo que apareció en el prestigioso NATURAL HISTORY , Diamond discutió sobre estudios genéticos en cuanto a las diferencias entre judíos y no judíos. Hizo esta sorprendente afirmación: “También hay razones prácticas para el interés de los judíos en los genes”.
El estado de Israel ha gastado mucho en apoyar la inmigración y recuperación de los trabajos de los judíos que fueron minorías perseguidas en otros países. Esto inmediatamente crea el problema de definir quién es judío. 17 La implicación aquí es obvia. La élite Sionista está planeando negarle a una persona el derecho a quedarse en Israel si no tienen genes judíos. Con esto en mente, considerar el punto #4 del Programa del Partido Nazi del 25 de mayo de 1920. Dice: “Sólo los miembros de la nacionalidad pueden ser ciudadanos del estado. Sólo aquellos de sangre alemana, sin importar la religión, pueden ser miembros de la nacionalidad” . 18 En términos contemporáneos, sólo aquellos con genes alemanes pueden ser ciudadanos de la Alemania Nazi. No puedo enfatizar de un modo suficiente que esto es similar al tipo de política israelí que describe Diamond. Diamond, un importate anti-racista se opone a clasificar a los humanos en razas, excepto a los judíos y los no judíos. Aparentemente se ha callado a favor de la políica Israelí-Sionista de definir y clasificar a judíos y no judíos en la base de si tienen o no genes judíos. En mayo de 2000, otro estudio mayor sobre genética judía fue publicado en la prestigiosa PROCEEDINGS OF THE NATIONAL ACADEMY OF SCIENCES . Según el NEW YORK TIMES , el análisis proporcionó evidencia genética de que las comunidades judías en Europa y en el Medio Oeste mantenían su identidad biológica separada de los pueblos que las ocupaban, evidencia de muy pocos matrimonios mixtos o conversión al judaísmo a través de los siglos. 19 Lo que es más interesante es que los resultados de este estudio van a ser usados aparentemente para definir la existencia de una raza judía.
El Dr. Lawrence H. Schiffman, presidente del departamento de Estudios Hebreos y Judaicos en la Universidad de Nueva York, dijo que los descubrimientos podrían usarse para responder a la pregunta de quién es judío. 20 Vivimos en una sociedad en donde cualquier manifestación o ápice de racismo conlleva grandes condenas excepto cuando las ideas racialistas sirven para los intereses de los judíos organizados y su ideología Sionista. En el invierno-primavera del 2000 en Londres, el historiador británico David Irving puso una demanda contra la activista judía e historiadora Deborah Lipstadt y su editorial, Penguin Books . Irving fue llamado racista porque se le acusó de oponerse al matrimonio entre blancos y no blancos. Incluso D.D. Guttenplan, un periodista anti-Irving que cubrió el juicio, mencionó el doble estándar racial presente. Escribió: “Era difícil no sentirse mal escuchando a Rampton [el abogado defensor de Lipstadt] al preguntarle a Irving sobre su actitud sobre el 'matrimonio entre razas' de parte de un defendido que ha escrito 'Nosotros [Lipstadt y sus compañeros judíos] sabemos contra lo que luchamos: el anti-semitismo y la asimilación [de judíos y no judíos], el matrimonio mixto [entre judíos y no judíos]. 21 En su famoso libro, DENYING THE HOLOCAUST , Lipstadt condenó específicamente a los revisionistas gentiles del Holocausto que se oponen a la integración de Europeos con no blancos. Escribió: “Estas publicaciones [revisionistas] constituyen claros ejemplos de la relación entre la negación del Holocausto, y el nacionalismo racista y el antisemitismo”.
Sigue hablando sobre un ejemplo específico de este nacionalismo malvado y racista, el trabajo de Richard Harwood . Harwod habló del extremismo familiar que el mundo anglosajón encaró como el peligro más grave en la historia: la presencia de 'razas ajenas' entre ellas. Conectando la negación del Holocausto y la defensa de la 'raza', argumentó que si no se hacía algo para parar la inmigración y la asimilacion de los no caucásicos (no blancos), los anglosajones experimentaran no sólo la 'alteración biológica' sino la 'destrucción' de su cultura europea y de su herencia. 22 Vamos a dejarlo claro. Según Lipstadt y un largo segmento del mundo académico occidental, es extremista y malvado para los gentiles europeos oponerse al matrimonio mixto y la integración de blancos con no blancos, pero está bien, es bueno y moral para los judíos oponerse al matrimonio mixto y la integración de judíos con no judíos. Dos expertos en extremismo político, John George y Laird wilcox, destacaron que una característica de un extremista es que promulga dobles estándares y no siente culpa por hacerlo. 23 Lipstadt aparentemente no siente culpa por promulgar abiertamente un doble estándar racial. El Nazismo alemán y el Sionismo político son similares en otra manera. Sus respectivos líderes creyeron que tenían derecho a deportar a la fuerza a las minorías étnicas. La proclamación de la jerarquía Nazi sobre las transferencias de población brutal e inmoral es bien sabido y no necesitan documentarse. Aún más, alguien en los medios de comunicación o salones del congreso han condenado publicamente a David Ben-Gurión, primer ministro de Israel, por declarar: “Yo estoy a favor de la transferencia obligatoria [de árabes en áreas bajo control israelí]; No veo nada inmoral en eso” . 24 Las implicaciones prácticas de la meta Sionista para transformar Palestina en un estado judío fueron perfectamente claras para uno de los arquitectos del Sionismo, Joseph Weitz, un antiguo diputado del Board of Directors del Fondo Nacional Judío (JNF) , una organización que controla bastante territorio en Israel.
“Entre nosotros debe estar claro que no hay lugar en el país para ambos pueblos juntos [judíos y árabes] sólo se puede transferir a los árabes de aquí [Israel] a los países vecinos, transferirlos a todos, no debe quedar ni un poblado o tribu, y la transferencia debe ser a Irak, Syria e incluso Jordania. Para este propósito debe encontrarse dinero, mucho dinero; y sólo con esta transferencia podría el país absorber a nuestros hermanos. No hay otra alternativa”. 25
Hace algunos años el rabino Avahram Toledano, cabeza del movimiento Kach de supremacía judía fundado por Meir Kahane, llevó a cabo un ciclo de conferencias en los EE.UU. y Canadá. Toledano promulga la expulsión masiva por la fuerza de los árabes del gran Israel. Dijo en el Centro Judío Hights (Cleveland, OH) en una reunión el 14 de noviembre de 1991 que los árabes serían expulsados de Israel. En respuesta a la pregunta, ¿Qué dirían las nacionas del mundo sobre la expulsión de los árabes de Israel?, Toledano dijo: “No lo sé ni me importa. Estamos orgullosos de ser judíos y de tener un estado judío” . 26 A pesar de sus puntos de vista intolerantes, se le dió un foro público respetuoso a Toledano en importantes sinagogas judías por toda Norte América. En Cleveland, por ejemplo, su conferencia fue anunciada de antemano en el principal periódico judío de la comunidad, CLEVELAND JEWISH NEWS . 27 Esto no es nada nuevo. Mientras aún estaba vivo, este mismo periódico también anunciaba las conferencias de Kahane, que también promocionó un programa anti-árabe. Ni el ADL, que está alerta de cada expresión de racismo real o imaginado, ni los medios de comunicación de Cleveland protestaron públicamente sobre las apariciones de Toledano y Kahane. Tampoco estos grupos pro-sionistas hicieron una condena pública del mensaje de odio del rabino Toledano, que hubieran hecho si, por ejemplo, un ministro cristiano de derechas aboga por una política similar de deportación forzada de judíos y hubiera realizado un circuito para hablar en las principales escuelas cristianas. En Toronto, Toledano habló ante una muchedumbre entusiasta de más de 300 personas en la sinagoga de Shaarii Tefilah:
“El estado judío, la tierra judía, pertenece sólo a los judíos. No hay sitio para gente que no reconoce la soberanía judía” . 28 Imaginad el grito si, por ejemplo, un ministro cristiano blanco hubiera dicho a una comunidad eclesiástica canadiense: “El estado canadiense, la tierra canadiense, pertenece sólo a los canadienses blancos. No hay sitio para la gente que no reconoce la soberanía blanca.” La misma iglesia que patrocinó su discurso hubiera sido condenada al ostracismo y castigada hasta hoy. Además, Toronto es la misma ciudad donde el editor alemán Ernst Zundel fue llevado a juicio por publicar un panfleto que cuestiona el la historia del exterminio en el Holocausto. Considerese esta hipocresía. Era legal en Canadá para un militante rabino clamar abiertamente la expulsión de los árabes de Israel, una acción que causaría el sufrimiento de millones de personas. Y encima, era un crimen que un gentil presentara evidencias que mostraran que el Holocausto no es todo lo que se ha dicho sobre él. Una de las razones por las que Jorge Haider fue condenado ampliamente es porque algunas de sus creencias eran similares a las creencias Nazis. ¡El doble estándar racial ataca de nuevo! Este escritor no puede encontrar en los medios de comunicación americanos una fuente que critique a los sionistas judíos por adoptar una ideología política que tiene similitudes con la ideología Nazi. El pro-israelí ADL promulga ardientemente las siguientes creencias.
•  1)    “El Israel moderno es una sociedad abierta, democrática y multi-racial.” 29
•  2)    “Al mantener los principios democráticos de Israel, los ciudadanos árabes de Israel tienen todos los derechos y privilegios de la ciudadanía israelí.” 30
•  3)    “ Hoy, los ciudadanos árabes de Israel tienen derechos civiles y políticos, que les acrediten para participar completamente en la sociedad israelí.” 31

Como veremos pronto, esta propaganda es falsa, diseñada para enmascarar la profunda discriminación anti-árabe que existe en el estado sionista. Israel no es una democracia en el sentido del término del ADL. donde diferentes grupos étnicos coexisten en la misma área o nación, ADL es un fuerte abogado de una sociedad integrada donde todos los grupos étnicos son política y socialmente iguales. ADL promueve la integración racial, la igualdad y el multiculturalismo, fuera de Israel, por supuesto. El Dr. Oren Yiftachel, un profesor israelí en la universidad Ben-Gurion, afirmó que Israel no es una democracia como se entiende en occidente. Es una etnocracia, una tierra controlada y ubicada por la etnicidad. En sus propias palabras: “El régimen israelí está gobernado por un grupo étnico en una realidad multi-étnica.” Los factores que hacen de Israel una etnocracia incluyen el hecho que:
•  1)      la inmigración al estado judío está permitido sólo a judíos. Alrededor de 2.5 millones de palestinos desplazados que quieren volver, tienen prohibido migrar a Israel;
•  2)      el servicio militar se realiza según la etnia;
•  3)      el control económico se basa en la raza, religión y etnicidad;
•  4)      El régimen de tierra del país entiende la transferencia de tierra en una dirección, de control árabe al judío, pero no a la inversa. 32

El Dr. Uri Davis es un lector y activista judío que ha escrito exténsamente sobre el conflicto israelí-palestino. Ha desarrollado las siguientes ideas con gran detalle. El título de uno de sus estudios lo dice todo; ISRAEL: UN ESTADO DE APARTHEID . Todas las facciones del movimiento sionista, el sionismo socialista, el sionismo religioso y el sionismo de derechas tienen una meta común; un compromiso a la establecida y continuada existencia en Palestina de un estado para el beneficio de las comunidades judías mundiales. Al final, los fundadores de israel transformaron sus creencias sobre el apartheid en realidad. Israel fue establecido como estado que beneficiaría sólo a judíos, no como estado que beneficiaría a todos sus ciudadanos, a árabes y judíos por igual. 33 El Plan de Partición de Palestina de las Naciones Unidas de 1947 afirmó que a cada estado propuesto, árabe y judío, se le requeriría el borrador de una constitución democrática que garantizara derechos humanos iguales para todos, judíos y no judíos. Ya que Israel nunca cumplió el requisito de una constitución democrática, su gobierno fue capaz de actuar sin restricción legal constitucional; emitieron la legislación del apartheid que favorece a los judíos y discrimina a los árabes a gran escala. De hecho, el apartheid en Israel aplicado bajo las categorías de judío vs. “no-judío”—es una realidad legal que determina la calidad de la existencia diaria para los que residen en el estado sionista. 34 En Israel, la discriminación racial comienza en el nacimiento.
La ley se establece de tal maneta que un niño judío se registra con la ciudadanía israelí, mientras un recién nacido árabe no tiene estado al nacer, su ciudadanía está indefinida. 35 Para comprender el racismo de las leyes de apartheid israelí, se debe saber que como resultado del conflicto armado de 1948 en Palestina, la mayoría de la población árabe que residía dentro de las áreas bajo el dominio y la ocupación israelí o bien escaparon durante las hostilidades, o fueron expulsados a la fuerza por el ejercito israelí. Israel nunca les ha permitido volver a su tierra. 36 La Ley de Retorno es una de las leyes fundamentales de Israel. Legaliza un alegado derecho que es inherente por la virtud de ser judío. Davis habla sobre una de sus consecuencias:
“…bajo la ley israelí, cualquier judío en cualquier parte del mundo tiene el derecho a emigrar inmediatamente al estado de Israel después de una ausencia forzosa de 2000 años. Por otra parte, los refugiados árabes palestinos desplazados en 1948 y sus descendientes, unos dos millones, son negados el mismo derecho violando la ley internacional y las resoluciones de las Naciones Unidas, aunque su ausencia forzada sea menor a cuarenta años. 37 La ley israelí divide a los aspirantes potenciales no judíos a la residencia y ciudadanía en dos amplias categorías: candidatos que, en vista de la ley, existen y están presentes, vs. candidatos que, en vista de la ley, NO EXISTEN, esto es, están ausentes”.
Como consecuencia de este artificio legal, a todos los árabes palestinos (y sus descendientes) que escaparon o fueron expulsados a la fuerza en 1948 se les niega la ciudadanía israelí. Así lo declara la ley israelí: ya que están ausentes y no existen no hay necesidad de concederles la ciudadanía. Esta ley no se aplica a las numerosas familias judías palestinas que también escaparon durante las hostilidades. Su ciudadanía está garantizada mediante la Ley de Retorno. 38 La Ley de Propiedad de Ausentes (1950) fue pasada antes de la Ley de Retorno (1950). En esencia, esto permitió a los legisladores sionistas (1) definir al árabe palestino desplazado de la existencia legal como un ausente, y (2) garantizar a cada judío alrededor del mundo el acceso a la tierra y la propiedad que el refugiado árabe dejó atrás. Una vez más, el efecto de esta ley no se aplica a los judíos palestinos que escaparon durante la guerra de 1948, ya que sus derechos de propiedad están garantizados a través de un título bíblico. 39 El Plan de Partición de 1947 para Palestina de la Asamblea General de las Naciones Unidas estipularon que todos los refugiados árabes palestinos de 1948 y sus descendientes le son denegados la ciudadanía israelí. En violación de este acuerdo, el efecto neto de la Ley de Retorno y La Ley de Propiedad del Ausente es para quitar la nacionalidad a millones de árabes palestinos que poseen la ciudadanía israelí. Davis observa: La Ley de Propiedad del Ausente (1950), habiendo definido la masa de refugiados árabes palestinos de los territorios bajo dominación y ocupación israelí en 1948-1949, no sólo niega el derecho de ciudadanía en el estado judío como se estipula en la Resolución de las Naciones Unidas de 1947, pero al mismo tiempo les niega el derecho a sus grandes propiedades dentro de Israel. Es importante mencionar que el status de ausente se hereda. Los hijos de ausentes nazcan fuera o dentro del estado de Israel, también son clasificados como ausentes. 40 Para los árabes palestinos que, después del conflicto armado de 1948, permanecieron en los límites de Israel, su categoría es la ciudadanía de segunda clase.
La mecánica de propiedad de la tierra en Israel es un tema complicado que está más allá del alcance de este artículo. Lo que nos concierne aquí son las consecuencias del apartheid de la política de la tierra sionista. Los no judíos, casi todos ellos árabes palestinos, fueron (hasta la decisión del Tribunal Supremo de Marzo de 2000) excluídos por ley de cultivar la tierra en el 92.6% del territorio de Israel. 41 En algunas localidades, los árabes fueron confinados a los ghetos, sin poder vivir en las comunidades construidas exclusivamente para judíos. 42 En relación al lote de tierra destinada a la agricultura en Israel, el miembro del Knesset Shulamit Almi aclaró la situación: “…cualquier persona que no sea judía, aunque si él (o ella) es cónyuge de un judío, puede ser granjero en este país, aunque él (o ella) sea ciudadano” . 43 Esta es la realidad que permanece escondida trás la fachada ideológica del socialismo sionista, y aún permanece, a pesar de la mencionada norma del Tribunal Supremo israelí del 8 de marzo de 2000. El Histadrut, además de ser una federación de organizaciones sindicales sionistas, es el segundo en dar empleo en Israel (segundo tras la oficina de empleo estatal), controlando una buena parte de la economía de Israel: Holdings, compañías, bancos, problemas industriales, industrias agrarias, etc. El kibbutzim y el moshavim, que son principalmente establecimientos de agricultura, están bajo sus auspicios. 44 Antes de 1960, la pertenencia al Histadrut estaba restringida sólo a judíos. En 1960 las provisiones legales se hicieron permitiendo la entrada en el Histadrut a trabajadores árabes palestinos que tenían ciudadanía israelí. Consecuentemente, en la Décima Convención del Histadrut en 1966, el nombre de la Federación Histadrut pasó de ser Federación General de Trabajadores Hebreos en la Tierra de Israel a Federación General de Trabajadores en la Tierra de Israel.
Supuestamente, en la respuesta a la presión externa en forma de 'qué dirá el mundo', otras compañías dentro de la jerarquía del Histadrut también hacen cambios para que parezcan más 'racialmente permisivas' y multiculturales. 45 Sin embargo, como Davis muestra, sólo fueron cambios cosméticos, diseñados para que el público creyera que el Histadrut es una organización democrática donde los árabes y los judíos eran iguales. Los sionistas tuvieron que mantener de un modo efectivo la estructura de apartheid presentada en el extranjero como forma avanzada de democracia igualitaria. 46 DAvis explica que el principio de exclusión legal de los no judíos es claramente una norma de unificación constitucional que difunde la jerarquía de instituciones del Histadrut, corporaciones y empresas. La pertenencia de no judíos en el moshavim y kibbutzim (que son principalmente establecimientos de agricultura), por ejemplo, está legalmente impedida por dos obstáculos infranqueables. Primero, la tierra del moshavim y kibbutzim está legalmente definida como tierra que está bajo mando único de judíos. Segundo, la pertenencia al moshavim y kibbutzim requieren aprobación del NIR:COMPAÑÍA COPERATIVA LIMITADA PARA EL ESTABLECIMIENO DE LOS TRABAJADORES HEBREOS. Todos los kibbutzim y moshavim en Israel están incorporados como compañías bajo el mando del NIR. El NIR está constitucionalmente restringido a la promoción del asentamiento de trabajadores hebreos únicamente. 47
El estudioso judío Ian Lustick afirmó que el ejército israelí es una institución segregada. Muchos árabes musulmanes, que constituyen una gran mayoría de los ciudadanos árabes israelís, no sirven en las fuerzas armadas, no están inscritos, ni se les permite realizar el servicio voluntario. Esto tiene importantes consecuencias sociales. En Israel, la participación en los servicios armados es un requisito para el avance social y la movilidad. Expulsados del ejército, se les corta el acceso a una de las principales vías de avance social. 48 El Partido Laborista de Israel expone una ideología socialista igualitaria. Todavía no ha dicho a los lectores occidentales su práctica de apartheid de separar a los judíos y árabes en sectores diferentes. Judíos y no-judíos se confieren a una base étnica. Como estudiosos judíos Israel Shahak y Norton Mezvinsky expusieron que tal propuesta para la operación de partidos políticos en los EE.UU. sería tachada de antisemítica. 49 Todas las leyes y prácticas de apartheid israelís que discriminan a los árabes violan la letra y el espíritu de la Declaración Balfour y el Plan de Partición de las Naciones Unidas de 1947. Ambos documentos dejaron perfectamente claro que ninguna ley o práctica que violase los derechos civiles, políticos, económicos y religiosos de las comunidades no judías de Palestina debía emitirse. Además, todas las prácticas discriminatorias mencionadas son parte de la política oficial sionista, que falsifican los clamores del ADL que intentan calmar el racismo y el apartheid de Israel. En su página web leemos esta falsedad: Los árabes israelís encaran la discriminación, no como resultado de la política oficial sinó en la práctica. 50
En febrero de 2000, el presidente George W.Bush habló en la Universidad Bob Jones, una institución de Carolina del Sur que se opuso al matrimonio interracial. Ampliamente criticado por aquellos que consideran tal práctica un ejemplo de intolerancia racial, el Sr.Bush finalmente expresó su lamento por no criticar públicamente la política del colegio. Los cristianos y los musulmanes no pueden casarse con judíos en Israel, y si se casan en otra parte, el matrimonio no es reconocido por al tribunal rabínico en Israel. 51 La oposición al matrimonio étnico entre judíos y no judíos es común en comunidades judíos pro-sionistas en todos los EE.UU. En un estudio mayor del judaísmo, el profesor de psicología de California Kevin MacDonald concluyó: La comunidad judía organizada es la única comunidad étnica o religiosa en los Estados Unidos que continúa en el intento de limitar el matrimonio mixto o desacreditar las conversiones y el matrimonio interracial [entre judíos y no judíos]. 52 El movimiento conservador de judaísmo, la mayor rama de fe, está oficialmente opuesta al matrimonio entre judíos y no judíos. 53 Esta oposición judía-sionista al matrimonio entre judíos y no judíos está, en muchos casos, racialmente motivada. Según el rabino jefe de Francia (en 1987), Rene Samuel Sirat, la desaparición racial de judíos franceses es la mayor amenaza a la comunidad. El rabino Sirat también clamó que hay dos vías para exterminar a los judíos: el método radical, los campos de concentración y los ataques terroristas, o el método lento mediante los matrimonios mixtos. Al mantener su deseo de preservar el maquillaje racial de los judíos franceses, el rabino Sirat rechaza la conversión religiosa de cónyuges no judíos. 54 Pero aquí es donde el doble estándar hipócrita de nuestra sociedad juega un papel.
El presidente Bush fue ampliamente criticado por hablar en un colegio cristiano blanco que se opone al matrimonio interracial, pero ¿que medio de comunicación o político osaría castigar a cualquier figura pública por hablar en Israel (donde el matrimonio mixto entre judíos y no judíos no está reconocido) o en una sinagoga judía conservadora donde la política oficial es oponerse al matrimonio mixto entre judíos y no judíos? El doble estándar racial alcanza a los lugares más santos de la sociedad americana contemporánea, los EE.UU. Museo del Holocausto en Washington, D.C. El director del Instituto de Investigación del museo, Michael Berenbaum, afirmó que uno de los propósitos del museo es resaltar la evolución del mal absoluto Nazi, desde las leyes infames de Nuremberg a la introducción de la segregación, confiscación económica y aprtheid. ¡Parad aquí! Previamente, vimos que tales prácticas como la segregación de judíos y árabes, la confiscación económica de la propiedad árabe y las prácticas de apartheid son parte integral del pasado y presente de Israel. Sin embargo, el Museo del Holocausto alaba a Israel como un gran triunfo. En este sentido, Berenbaum escribe: El nacimiento del estado de Israel fue la consecuencia del Holocausto más significativa y positiva.

PARTE III
Volvemos a la pregunta original de este artículo. ¿Por qué el doble estándar racial en relación al sionismo e Israel? El importante escritor judío I. F.Stone sabía del doble estándar hipócrita que alcanza a los valores judíos contemporáneos: Israel está creando una especie de esquizofrenia moral en la judería mundial. En el mundo exterior, el bienestar de la judería depende del mantenimiento de las sociedades seculares, no raciales y plurales. En Israel, la judería se encuentra defendiendo una sociedad donde los matrimonios mixtos no pueden legalizarse, donde los no judíos tienen un estatus menor que los judíos, y donde el ideal es racista y exclusionista. Los judíos pueden luchar donde sea por su verdadera seguridad y existencia contra principios y prácticas que defienden en Israel. 57 En su trabajo clásico sobre la sociología del saber, IDEOLOGÍA Y UTOPÍA , Karl Manheim afirmó que en cualquier sociedad una gran parte de las ideologías principales, vista mundial y juicios morales reflejan los intereses sociopolíticos de la élite poderosa de esa sociedad y los elementos controladores. 58 Uno de los elementos más poderosos e influyentes en la sociedad americana es el establecimiento político y cultural judío. 59
Las formas definidas de conciencia social derivan del hecho que la élite judía-sionista posee el poder y la autoridad para imponer sus valores incluyendo el doble estándar racial en relación al sionismo sobre los americanos. Mucha gente nunca piensa en cuestionarse estos patrones de pensamiento preformados, y por eso, permanecen encerrados en un sueño. Pero ¿por qué la élite poderosa judeo-sionista ha tenido tanto éxito al imponer el doble estándar racial en la sociedad americana? ¿Por qué los americanos no se dan cuenta y rechazan esta hipodresía? Las razones son muchas y complicadas, numerosas y complejas para discutir en este breve ensayo. Sin embargo, ISRAEL: UN ESTADO APARTHEID nos proporciona una de estas razones. El activista de derechos civiles de Israel Davis ha señalado: el estado judío evitó [copiando directamente la antigua estructura de apartheid de Sudáfrica] y tomó una ruta diferente para no perder el apoyo y la simpatía internacional y no pavonearse a la Declaración de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. La predisposición ideológica del liderazgo sionista fue perseguir los derechos únicamente de los judíos pero tenía que parecer ser democrático mientras se aseguraban que la discriminación no era visible en la superficie. 60 De hecho, desde que el bienestar de Israel depende de la visión del oeste, Davis explica que nunca fue posible para los legisladores sionistas pasar abiertamente la legislación explícita del apartheid. Era necesario presentar a Israel al mundo como una forma avanzada de democracia y progreso social. Por eso, las estructuras legales fueron herramientas que enmascararon de modo efectivo la discriminación racial y el apartheid. 61
Por implicación, la sociedad de EE.UU. generalmente se calla al respecto del racismo y el apartheid israelí porque la mayoría de la gente no saben que existe. Se les ha hecho creer que la igualdad racial existe en el estado judío. Esta explicación que es cierta cuando se aplica a ciertos segmentos de la sociedad es parte de la respuesta a nuestra pregunta. Se rompe cuando se aplica a la gente famosa, como políticos y ejecutivos de los medios de comunicación. Un estudio del apartheid israelí y sudafricano publicado en los 80 hizo la obervación que los ejes paralelos entre el sistema sudafricano de racismo legalizado y el de Israel son bien conocidos en los círculos académicos pero discutidos muy poco en los medios más importantes. 62 El antiguo congresista George W.Crockett, Jr. señaló en 1985 que el Congreso de los EE.UU. hace la vista gorda al apartheid en los territorios ocupados por Israel. Observó que en el Congreso estábamos luchando contra las medidas represivas de Sudáfrica, y cerrando los ojos a la represión institucional y la brutalidad que se conduce a diario contra los palestinos en los territorios árabes ocupados por Israel. 63 De hecho, el anterior editor en jefe del RAND DAILY MAIL (el periódico de Johannesburgo que luchó contra el apartheid en Sudáfrica), Raymond Louw, clamó que la situación en los territorios ocupados por Israel es peor que el régimen de apartheid sudafricano. Fue citado mientras decía:
“Es depresivo. Esto es una ciudad [área de Avraham Avinu] bajo ocupación militar sin derechos para los ocupados. Nunca hubo una situación como esta con apartheid [en Sudáfrica]. El control en las áreas negras no era tan poderoso. No creo que podáis comparar ambas situaciones. Bajo el apartheid, había un reconocimiento de que los negros continuarían viviendo en estas áreas. La impresión aquí es que el objetivo es empujar a los palestinos hacia fuera”. 64
Claramente, el doble estándar racial con respecto a Israel y al sionismo es evidente en casi todos los estamentos de la sociedad americana, incluso entre los no judíos que estarían en posición de saber sobre el racismo israelí. Tomad al antiguo presidente Clinton, por ejemplo. Avisó a los americanos de los peligros de la separación racial y rogó no abandonar la idea de integración. Enfatizó que todos debemos rechazar la separación y el aislamiento, y que la igualdad racial era una obsesión en su vida. 65 La obsesión de Clinton por la igualdad racial acaba cuando empieza Israel, ya que ha sido el presidente mas pro-sionista en la historia de EE.UU., apoyando fervientemente el apartheid en Israel. Nadie puede decir que no conoce la desigualdad racial en Israel. Vivimos en una sociedad donde la integración racial, multiculturalismo, e igualdad racial se consideran el bien supremo. Uno pensaría que la visión del futuro de Uri Davis para Palestina/Israel ocupados sería lo que los gobiernos occidentales y los medios querrían para la resolución del conflicto árabe-israelí.
Es deseable, escribe, que todos los árabes palestinos desplazados en 1948 (refugiados) vuelvan a las localidades más cercanas posibles a sus lugares de residencia originales, transformando así casi cada establecimiento judío, urbano o rural, de una localidad exclusivamente judía, a una localidad mixta judía/árabe/árabe-judía; y así transformando el exclusivo estado de Israel en un estado binacional judeo-árabe como se pensó originalmente en las Naciones Unidas en 1947 en el voto para adoptar el Plan de Partición y Unión Económica. 66 Este tipo de plan es precisamente los que los gobiernos occidentales, grupos sionistas y los medios luchan en contra. Las organizaciones judeo-sionistas generalmente promocional la integración racial y la igualdad racial en todas las sociedades fuera de Israel, donde los judíos son minoría, pero se oponen a ello en Israel, donde son mayoría. Esto sugiere que quieren la igualdad racial y la integración sólo cuando hay beneficios para ellos mismos. 67 El sionismo mundial y los gobiernos occidentales podrán prevenir que la visión de Davis se hagan realidad (al menos a corto plazo). Otra posibilidad es la solución del doble estado, uno judío y uno palestino. Pero no se debe caer en la autodecepción, ya que esta solución contiene el doble estándar racial. Como señaló el palestino cristiano, Rev.Dr. Raim Ateek, las razones que obligarían a judíos y árabes a vivir según la identidad étnica, similar a la política de apartheid sudafricana de separar a blancos y negros en diferentes localidades. Además, el estado palestino independiente probablemente acabaría bajo la dominación de Israel. 68 En otras áreas del mundo la antigua administración de Clinton luchó contra los estados separados étnicamente porque se fomentaba la segregación racial. Respecto al conflicto en Bosnia, se dijo que las peticiones de los políticos ultra nacionalistas para los estados independientes basados en la etnicidad es una meta para la paz de Dayton de EE.UU. para acabar la guerra. 69
Los estados independientes basados en la etnicidad en el Este son exactamente lo que uno de los periódicos judíos de EE.UU ha pedido. Opinan: Dos naciones, Israel y Palestina deben estar separadas. La noción de que uno clamara toda la tierra y que el otro no quisiera es como una bancarota. Ambos pueblos deben permitirse vivir vidas nacionales separadas, por límites claros. 70 Los gobiernos occidentales, los medios occidentales y la comunidad mundial en general condenó la política de apartheid de Sudáfrica de separar a blancos y a negros. La comunidad mundial pidió que los negros y los blancos viven en un estado racialmente integrado con mayoría negra. Así, los gobiernos occidentales y los medios en general parecen querer separar a los judíos y los palestinos en estados separados con apartheid. Si la comundad mundial acepta la solución de dos estados en el conflicto israelí-palestino, estan garantizando a los judeo-sionistas el derecho a segregarse racialmente, algo que ha sido denegado a otros grupos étnicos no judíos. El doble estándar racial estará vivo y bien.
 
 No podemos continuar nuestro trabajo sin tu apoyo. Únete hoy o haz un donativo para nuestros esfuerzos de hoy.
Únete a la Organización de Unidad y Derechos Europea-American (EURO):
http://www.whitecivilrights.com/join.shtml
 Haz un click aquí para hacer un donativo:
http://www.whitecivilrights.com/donate.shtml
 
NOTAS
THE PLAIN DEALER, 19 January 1989 , p.3-E.
2. THE PLAIN DEALER, 23 October 1999, p.6-A.
3. THE WALL STREET JOURNAL, 7 February 2001, p.A26.
4. Ver WASHINGTON REPORT ON MIDDLE EAST AFFAIRS, Jul/Ag. 1999, pp.14, 20.
5. THE NEW YORK TIMES, 9 March 2000, p. 3-A; THE PLAIN DEALER, 9 March 2000 , p.4-A.
6. THE NEW YORK TIMES, 17 April 2000, p.24-A.
7. Para el intercambio de cartas entre Abraham Foxman y Paul Grubach, ver WASHINGTON REPORT ON MIDDLE EAST AFFAIRS, April 2000, pp.73-74.
8. Roselle Tekiner, Samir Abed-Rabbo, Norton Mezvinsky, eds.,ANTI-ZIONISM:ANALYTIC REFLECTIONS (Amana Books, 1988);Uri Davis, ISRAEL:AN APARTHEID STATE (Zed Books, LTD, 1987);THE INTERNATIONAL ORGANIZATION FOR THE ELIMINATION OF ALL FORMS OF RACIAL DISCRIMINATION, ZIONISM AND RACISM (North American, 1979);Francis R. Nicosia, THE THIRD REICH AND THE PALESTINE QUESTION (University of Texas Press, 1985);Lenni Brenner, ZIONISM IN THE AGE OF THE DICTATORS (Lawrence Hill, 1983);Regina Sharif, NON-JEWISH ZIONISM:ITS ROOTS IN WESTERN HISTORY (Zed Press, 1983).
9. Citado en Dr. Robert John, BEHIND THE BALFOUR DECLARATION:THE HIDDEN ORIGIN OF TODAY'S MIDEAST CRISIS (Institute for Historical Review, 1988), p.35.
10. Arthur Hertzberg, THE ZIONIST IDEA (Greenwood Press, 1959), pp.219-220.
11. Francis R. Nicosia, THE THIRD REICH AND THE PALESTINE QUESTION, pp.16-21.
12. Citado en Uri Davis, ISRAEL :AN APARTHEID STATE, pp.1-2. 13. NEW YORK HERALD TRIBUNE,
13 June 1938 , p.12.
14. NATURE, 21 March 1985, p.208;Ver PROCEEDINGS OF THE NATIONAL ACADEMY OF SCIENCES, 9 May 2000, como se indica en Nicholas Wade, “Y Chromosome Bears Witness to Story of the Jewish Diaspora,” NEW YORK TIMES, 9 May 2000.
15. Tekiner, Abed-Rabbo, Mezvinsky, pp.63-89.
16. Ver NEW YORK REVIEW OF BOOKS, 13 April 2000, p.61.
17. NATURAL HISTORY, November 1993, p.12.
18. Ver GERMANY de Robert Vexler:A CHRONOLOGY AND FACT BOOK:1415-1972, p.129.
19. Nicholas Wade, “Y Chromosome Bears Witness to Story of the Jewish Diaspora, “ NEW YORK TIMES, 9 May 2000 .
20. Ibid.
21. D.D. Guttenplan, THE HOLOCAUST ON TRIAL (W.W. Norton & Company, 2001), p.209.
22. Deborah Lipstadt, DENYING THE HOLOCAUST:THE GROWING ASSAULT ON TRUTH AND MEMORY (The Free Press, 1993), p.106.
23. Ver Michael Shermer and Alex Grobman, DENYING HISTORY:WHO SAYS THE HOLOCAUST NEVER HAPPENED AND WHY DO THEY SAY IT?( University of California Press , 2000), p.88.
24. Citado en Simha Flapan, THE BIRTH OF ISRAEL :MYTHS AND REALITIES (Pantheon Books, 1987), p.103.
25. Citado en Uri Davis, ISRAEL :AN APARTHEID STATE , p.5.
26. CLEVELAND JEWISH NEWS, 22 November 1991 .
27. CLEVELAND JEWISH NEWS, 8 November 1991, p.12.
28. WASHINGTON REPORT ON MIDDLE EAST AFFAIRS, July 1991, p.58.
29. “Sociedad israelí,” www.adl.org/Israel/Record/society.html <http://www.adl.org/Israel/Record/society.html
30. “Minorías en Israel” www.adl.org/Israel/Record/minorities.html <http://www.adl.org/Israel/Record/minorities.html
31. Ibid.
32. THE WASHINGTON REPORT ON MIDDLE EAST AFFAIRS, July/August 1999, p.120.
33. Uri Davis , ISRAEL :AN APARTHEID STATE , p. 9.
34. Ibid.,p.22.
35. Ibid.,p.27-30.
36. Ibid.,p.17; Simha Flapan, THE BIRTH OF ISRAEL :MYTHS AND REALITIES, pp.81-118.
37. Uri Davis , ISRAEL :AN APARTHEID STATE , p. 34.
38. Ibid.,pp.34-36.
39. Ibid.,pp.34, 36.
40. Ibid.,pp.25, 35.
41. Ibid.,pp.39-40.
42. Ibid.,p.17.
43. Ibid.,p.49.
44. Ibid.,p.50.
45. Ibid.,pp.50-51.
46. Ibid.,p.53.
47. Ibid.,p.55.
48. Ian Lustick, ARABS IN THE JEWISH STATE: ISRAEL 'S CONTROL OF A NATIONAL MINORITY, pp.93-94.
49. Israel Shahak and Norton Mezvinsky, JEWISH FUNDAMENTALISM IN ISRAEL (Pluto Press, 1999), pp.151-152.
50. “Minorías en Israel” www.adl.org/Israel/Record/minorities.html <http://www.adl.org/Israel/Record/minorities.html
51. WASHINGTON REPORT ON MIDDLE EAST AFFAIRS, June 1993, p.75; Roselle Tekiner, Samir Abed-Raboo, Norton Mezvinsky, eds.,ANTI-ZIONISM:ANALYTICAL REFLECTIONS, pp.86-87, note 21.
52. Kevin MacDonald, SEPARATION AND ITS DISCONTENTS:TOWARD AN EVOLUTIONARY THEORY OF ANTI-SEMITISM (Praeger, 1988), p.266.
53. Religious News Service Press Release, 3 December 1991, impreso en CHRISTIAN NEWS, 16 December 1991, p.15.
54. THE PLAIN DEALER, 26 October 1987, p.9-A.
55. Michael Berenbaum, “The Growing Assault on the Truth of Absolute Evil, LOS ANGELES TIMES, 28 January 2000 .
56. Michael Berenbaum, THE HISTORY OF THE HOLOCAUST AS TOLD IN THE UNITED STATES HOLOCAUST MEMORIAL MUSEUM :THE WORLD MUST KNOW (Little, Brown and Company, 1993), p.214.
57. Citado en Moshe Menuhin, THE DECADENCE OF JUDAISM IN OUR TIME (Beruit:Instituto de Estudios Palestinos, 1969), p.210.
58. IDEOLOGY AND UTOPIA (New York:Harcourt, Brace and World, 1936), p.10, passim.
59. Los siguientes son pequeños ejemplos de los tantos trabajos que documentan el poder y la influencia de la política y la cultura judías.J.J. Goldberg, J.J. Goldberg, JEWISH POWER:INSIDE THE AMERICAN JEWISH ESTABLISHMENT (Reading, Mass.:Addison-Wesley, 1996);Andrew Hurley, ONE NATION UNDER ISRAEL;Kevin MacDonald, THE CULTURE OF CRITIQUE:AN EVOLUTIONARY ANALYSIS OF JEWISH INVOLVEMENT IN TWENTIETH-CENTURY INTELLECTUAL AND POLITICAL MOVEMENTS (Westport, Connecticut:Praeger, 1998);Neal Gabler, AN EMPIRE OF THEIR OWN:HOW THE JEWS INVENTED HOLLYWOOD (New York:Crown Publishers, 1988);Paul Findley, THEY DARE TO SPEAK OUT:PEOPLE AND INSTITUTIONS CONFRONT ISRAEL'S LOBBY (Westport, Conn.:Lawrence Hill & Co.,1985).
60. Citado en WASHINGTON REPORT ON MIDDLE EAST AFFAIRS (July/Aug. 1999), p.14.
61. Uri Davis , ISRAEL :AN APARTHEID STATE , pp.4, 25, 44,49,53, 55, 58, 60.
62. Louise Cainkar, ed.,SEPARATE AND UNEQUAL:THE DYNAMICS OF SOUTH AFRICAN AND ISRAELI RULE (Chicago:Palestine Human Rights Campaign, 1985), ver Preámbulo.
63. Ibid.,p.49.
64. Citado en Ha'aretz (Israel), 24 May 2001.
65. THE PLAIN DEALER, 26 September 1997, pp.1-A, 10-A.
66. Uri Davis , ISRAEL :AN APARTHEID STATE, pp.78-79.
67. Para un análisis de este fenómeno, ver los trabajos del psicólogo californiano Kevin MacDonald, SEPARATION AND ITS DISCONTENTS:AN EVOLUTIONARY ANALYSIS OF ANTI-SEMITISM (Westport, Conn.:Praeger, 1998).
68. WASHINGTON REPORT ON MIDDLE EAST AFFAIRS (Jan./Feb. 2000), p.52.
69. THE PLAIN DEALER, September 1, 1998 . 70. FORWARD, 6 October 2000, p.8.
 
Traducción de RESISTENCIA ARIA. Texto original en ingles: http://www.duke.org/library/race/israel-zionism1.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario