lunes, 26 de septiembre de 2011

OSZKÁR MOLNÁR; LOS JUDÍOS QUIEREN CONQUISTAR AL MUNDO E INVADIR HUNGRÍA. ¿SE ESTÁ GESTANDO LA RECONSTRUCCIÓN DEL IMPERIO JÁZARO?



Las elecciones parlamentarias de Hungría del 2010 no estuvieron exentas de polémica debido a las declaraciones antisionistas hechas por el Dr. Oszkar Molnar, miembro del Parlamento por el partido conservador Fidesz que es el mayoritario. Sus declaraciones se hicieron después de que el presidente de Israel Shimon Peres descaradamente reconociera que los judíos están comprando Rumania, Polonia, Hungría y Manhattan[1].

"Soy un nacionalista húngaro. Amo a mi patria, el amor a los húngaros conlleva dar primacía a los intereses de Hungría sobre los de capital global - el capital judío, si se quiere - que quiere devorar el mundo entero, especialmente a Hungría", dijo Molnar Oszkar en una entrevista televisiva.

Molnar aseguró que Israel se encuentra demasiado asediado por el mundo árabe y los judíos lo saben, considerando que la existencia de la entidad sionista en Palestina le quedan a lo sumo unos veinte años de existir, los judíos están previendo la creación de un nuevo estado, ahora en Hungría. Esto se daría después de una masiva inmigración de israelíes a Hungría y del sometimiento económico por medio de espurias inversiones israelíes. Molnar además aduce que como evidencia de esto en Jerusalén se está enseñando la lengua húngara en las escuelas como idioma principal, al preguntar la razón a los estudiantes se les dice “para volver al hogar”.

Molnar es un destacado político húngaro de gran prestigio, no un “paranoico” de la conspiración antisemita como algunos querrían hacer pensar, sino un profesional muy serio que ha ocupado altos cargos políticos en su país. A pesar de las protestas de la Judería húngara el líder del Fidesz dijo que no condenarían las expresiones de Molnar ni lo expulsarían del partido pues sus declaraciones no violan los estatutos del partido. Es posible que los dirigentes del Fidesz teman el crecimiento acelerado del partido nacionalista Jobbik, actualmente el tercero más grande y que obtuvo 15% de los votos en las pasadas elecciones, partido abiertamente anticomunista, antisionista y antigitano.

La creación de un nuevo estado judío en Hungría no es descabellada. Los judíos planean llamar a este estado Nueva Jazaria y alegar que alguna vez en dicho territorio existió el Imperio Judío Jázaro en la Edad Media. Es decir “Hungría fue alguna vez nuestra” dirán, como dijeron de Palestina, despojando a los húngaros de su soberanía y volviéndolos extranjeros en su propia tierra como hicieron con los palestinos, quizás perpetrando una masacre igual de terrible. Así como los sionistas argumentaron que alguna vez un reino judío existió en la tierra de Palestina hace miles de años y que eso les daba derecho sobre el país de los palestinos, el mismo argumento sería válido para aducir que Hungría fue alguna vez de los jázaros. Este argumento puede parece ridículo pero si funcionó para masacrar a los palestinos ¿por qué no con los húngaros?

Como paso fundamental de este proceso de restaurar el Imperio Jázaro y adueñarse de media Europa Oriental, es requisito previo el ingreso de Israel a la Unión Europea. Esto le daría a los israelíes acceso libre al territorio de Europa y cimentaría más aún sus lazos comerciales, ya sin tener que pagar aranceles aduaneros. Este plan ya fue puesto en marcha a pesar de que Israel no forma parte geográficamente de Europa. En su viaje a Israel en 2010 el masón que gusta de contratar prostitutas menores de edad, Silvio Berlusconi, miembro de la temible Logia P2 (Propaganda Duo) la rama italiana de los Illuminati, dijo que “su más grande deseo era ver a Israel en la Unión Europea”[2]. El Alto Representante de la Unión Europea, Javier Solana, siniestra figura que ha sido identificada por algunos como el Anticristo o uno de sus más fieles servidores, dijo que Israel tiene una relación más cercana con la Unión Europea que Croacia[3].  Recientemente la moción presentada en el Parlamento Húngaro para admitir a Israel en la Unión Europea fue aprobada, a pesar de haber sido votada en contra por toda la bancada de Jobbik.

Todos estos signos nos demuestran que los judíos no están contentos solo con Palestina. Ya antes la revelación del Plan Andinia para crear un estado judío o Nueva Judea en la Patagonia chileno-argentina nos reveló que los judíos están hambrientos de territorio y que no les basta con Palestina. La restauración del Imperio Jázaro mediante el control que tienen los sionistas de las familias reales y los gobiernos masónicas de Europa probablemente sea una realidad muy pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario