lunes, 3 de octubre de 2011

LA MUJER NS EN LA ACTUALIDAD



 
Una situación digna de mencionar, porque constituye parte del diario bregar de los partidarios del Nacional Socialismo en la actualidad, es la relación y el perfil de quienes deberían ser nuestras mujeres.
Para empezar la mayoría de jóvenes y algunos no tan jóvenes NS,  carecen de una compañera, que no solo crea, DE VERDAD, en los principios Nacional Socialistas, sino que además los apoye y se sume a la lucha, hombro a hombro, por nuestra causa. Este es uno de los puntos mas complicados del ser NS en la actualidad.
 Si entendemos una autentica relación de pareja NS como la suma de varios factores, entre ellos: lo afectivo, el valor de la lealtad y el compromiso equitativo de ambas partes por desarrollar un proyecto de vida juntos, no solo para si mismos en su intimidad, sino para bien de la causa que defienden, entonces existe un enorme vacío en las actuales filas de los seguidores NS, (esto suponemos que también es extensivo a otros países).
De acuerdo a lo que hemos visto a lo largo de años de interactuar con muchos camaradas, la ausencia de féminas en sus filas, es casi total, llegando algunas veces a parecer las reuniones NSs, un club de misóginos o (nears), cuando pretendidamente debería ser todo lo contrario. Admitimos que el sistema se ha ensañado principalmente con la mujer, por razones ampliamente conocidas, y que es el principal blanco de los mecanismos de adoctrinamiento, puesto que la mujer amenaza al sistema por ser la continuadora de la raza blanca; pero aparte de esto es absurdo que los NS no se aboquen a buscar con mas empeño una compañera NORMAL que los represente, algo que, además, es consustancial al hecho de ser NS.
Deben recordar los NS más jóvenes que la mujer en su naturaleza, es un fino y precioso instrumento musical, que debe ser acariciado sutilmente y jamás forzado a nuestros caprichos, solo de esa forma el corazón femenino se abrirá, según sea su escogencia, y nos entregaran sus dones. Así que, a ser cuidadosos cuando llegue el momento de toparnos con una chica.
 Desde nuestro punto de vista doctrinal, es básico la relación masculino-femenina: EL-ELLA, Lucifer- Artemisa, Adolfo-Eva, y un largo etc de ejemplos literarios que recomiendan como la pareja hombre y mujer, racialmente homogénea, constituye la primera micro nación  a ser fundada, pues es el embrión que prolongara la raza y sembrara los cimientos de la lucha por la sobrevivencia. Asegurarnos de que haya gente blanca en el futuro es lo más importante de todo.
Es cierto que muchos destacados ideólogos y escritores NS, en el pasado, vivieron sus vidas en soledad, pero no todos pues la mayoría dejo descendencia o por lo menos tuvo una pareja congruente que lo apoyo.
 Resultaría muy desalentador que la causa NS estuviese sirviendo en la actualidad de sublimación y excusa a una caterva de tímidos incapaces de comprometerse en una relación normal, y se estén escudando cobardemente en una supuesta lucha NS, cuyo principal punto es, precisamente, la sana convivencia con una compañera racial que le ayude y con la cual procrear o trabajar codo con codo. Ahora bien, ¿que tipo de mujer es la que se debe hacer llamar NS hoy día?  Ante todo dirigimos este comentario a personas promedio como somos la mayoría, no a genios, ni encumbrados aristócratas, ni sofisticados artistas y literatos, gente con la que no tenemos contacto, sino a quienes día a día luchamos por la existencia y el sustento diario. A esos NS que, igual que nosotros, deben pagar a tiempo las cuentas y servicios porque sabemos que el actual mundo es una despiadada y demencial guerra por la vida y no da tregua y además te quita,_ si puede_, lo que te corresponde. A esos NS justamente queremos recordarles que en estos momentos de apuro, la mujer que se diga NS, debe sumarse a la lucha por el sustento y aportar a la economía del hogar su porción de trabajo. La que quiera llamarse MUJER BLANCA NACIONAL SOCIALISTA, debe saber que estos tiempos duros exigen mucho más que el color de la piel, exigen trabajo responsable y aporte al hogar junto con el hombre. Las mujercillas parasito que venden su compañía por comida y abrigo son propias de razas inferiores y de lacras inmigrantes sudras. Nada de valioso tiene procrear con semejantes especimenes, por muy blancas que nos parezcan, pues transmitirán el parasitismo a nuestros descendientes.
Instamos pues a los camaradas de todo el mundo a buscar a sus correspondientes walquirias.Estamos seguros que en algún sitio, habrá una chica blanca afín a nuestras ideas, en vez de auto-engañarnos con un mono amaestrado” que nos abandonara a la primera oportunidad. A prescindir entonces, sin dejarse llevar por pasiones inconfesadas, de elementos pseudo femeninos que en vez de un aporte solidario, resulten más bien un lastre innecesario y una carga en estos tiempos difíciles y en los más difíciles por venir. 88

Sociedad Costa Rica de la Lanza Hiperbórea

No hay comentarios:

Publicar un comentario