martes, 4 de octubre de 2011

LA REFORMA NACIONALISTA COSTARRICENSE NECESARIA




Movimientos nacionalistas e identitarios han surgido en gran cantidad de países de origen indoeuropeo en décadas recientes, en respuesta  quizás al Tsunami universalista y globalista que se inició en los años 90 y la cada vez más cercana dictadura de un gobierno global o Nuevo Orden Secular como es parte del plan iluminista-sionista-socialista. Uno de estos movimientos fue el partido Pamyat en Rusia cuyos postulados ideológicos elementales son estos:
  • Desenvolvimiento de la naturaleza, las personas y la sociedad.
  • Restauración de la Monarquía.
  • Rechazo al concepto marxista de "clase" y "lucha de clases".
  • Considerar a la ideología comunista como parte del Talmud.
  • Reconsiderar e interpretar a Los Protocolos de los Sabios de Sión.
No cabe duda de que estos cinco principios pueden ser asumidos por los Nacionalistas Ticos, excepto por una pequeña adaptación que sería cambiar la restauración de la Monarquía (que nunca ha existido en Costa Rica) por restaurar el Ejército. Así como la monarquía es el símbolo de unión nacional de muchos países y un recuerdo del sistema social aristocrático que es el orden natural, el Ejército en Costa Rica cumple un rol similar; sus gestas heroicas como la Batalla de Rivas y la defensa del país frente al invasor extranjero nicaragüense al servicio del imperialismo es épica y estudiada en las escuelas como la quintaesencia del patriotismo costarricense, además de los valores que están vinculados al servicio militar como lo es la disciplina, el honor y el respeto a la jerarquía. En síntesis, la restauración del Ejército es, a Costa Rica, como la restauración de la Monarquía en Rusia o Francia (países donde el nacionalismo y el monarquismo se han amalgamado fuertemente). Mientras en Rusia y Francia la restauración de la monarquía recuerda una época más gloriosa y digna y menos decadente antes de que una revolución judeomasónica aboliera las monarquías de dichos países y masacrara violenta y cruelmente a los monarcas, sus familias (incluyendo niños), partidarios y la nobleza del país en lo que fue conocido como el Terror en Francia y la matanza bolchevique en Rusia, destruyendo el espíritu tradicional y el símbolo sagrado de su unidad nacional e identidad cultural, lo mismo puede decirse del Ejército costarricense que fue abolido en situaciones similares como parte de una conjura judeomasónica pues, bien es sabido, Pepe Figueres estaba al servicio del sionismo y de la masonería.
Basado en los 16 puntos del programa del Pamyat ruso podemos retomarlos como propios pero adaptados a la realidad costarricense:
  1. Orientación espiritual y moral de todos los costarricenses.
  2. Inserción de todos los jóvenes en el sistema educativo.
  3. Abolir las leyes que promueven la discriminación y persecución del nacionalismo costarricense.
  4. Lucha contra la corrupción administrativa que corroe todas las esferas del Estado costarricense, introducción de la pena de muerte para los casos más graves y disminución progresiva de la burocracia.
  5. Mejoramiento de la calidad de vida en las grandes ciudades, purgando a todos los elementos antisociales, promoviendo el trabajo y el deporte.
  6. Reducción de los impuestos y tasas de interés que impiden el libre desarrollo de la pequeña y mediana industria, reducción de la inflación.
  7. Iniciar un dialogo costarricense para la reconciliación.
  8. Promover la enseñanza de la Historia, la ciencia y la tecnología, defensa de las industrias nacionales.
  9. Reducción del desempleo.
  10. Control de precios sobre insumos como las medicinas, la comida y los servicios públicos.
  11. Reducción de alquileres para los veteranos de servicio y pensionados y créditos sin intereses para la adquisición de vivienda.
  12. Fortalecimiento del Seguro Social
  13. Financiamiento de las entidades dedicadas a la caridad y ayuda a desvalidos.
  14. Solución del problema del tráfico y tránsito de vehículos en las grandes ciudades.
  15. Lucha contra el flagelo de las drogas, inserción de los adictos en la sociedad por medio del trabajo
  16. Creación de leyes y medidas ecológicas en las grandes ciudades.
Derivado del Pamyat surgió el partido del nacionalista ruso Alexander Barkashov llamado Unidad Nacional Rusa. Este partido postulaba la visión de Rusia para los Rusos ideología que propugnaba que la unidad racial y nacional rusa eran una y que, por ende, los grupos étnicos que tuvieran su propio país fuera de Rusia deberían volver a ellos y su nacionalidad rusa debería ser revocada como es el caso de los judíos que tienen a Israel, los armenios que tienen Armenia, los turcos que tienen Turquía etc. Aquellos grupos étnicos que tienen su patria dentro del territorio ruso pero no son rusos, como los nativos esquimales de Siberia, pueden quedarse como co-ocupantes.
Nuevamente esta postura es compatible con la visión que tenemos los nacionalistas costarricenses. Costa Rica para los costarricenses es nuestra ideología. Todos aquellos que no sean costarricenses y tengan su patria en otro país (Colombia, Nicaragua, República Dominicana, Jamaica, China o Israel) dejarán de ser considerados ticos y podrán volver a su país o permanecer en Costa Rica como visitantes. Los indígenas, que no tienen otro país, serán considerados co-ocupantes.
Otra de las metas de los nacionalistas rusos tanto del Pamyat como de Unidad Nacional Rusa es la restauración del Imperio Ruso disgregado tras el colapso de la Unión Soviética. Naturalmente que en el caso de Costa Rica esto no aplica, pero si abogamos por que Costa Rica regrese a sus fronteras históricas con fervoroso espíritu irredentista lo que incluye la anexión íntegra de Isla Calero y el Río San Juan, así como las fronteras marítimas que han sido afectadas negativamente por el TLC a favor de los intereses comerciales estadounidenses y por pesqueros de piratas chinos bajo la complicidad corrupta del Estado. Costa Rica también debe reubicarse dentro de su postura histórica de superioridad sobre el resto de Centroamérica lo que le valió convertirse en una pequeña potencia regional siempre económica y políticamente mucho más fuerte que sus vecinos, capaz de tener una inversión extranjera en el resto de Centroamérica que enriquecía al país. Costa Rica hasta hace poco exportaba solo en flores lo que la miserable Nicaragua exporta… en total. Ese es el Imperio Costarricense que debemos restaurar, nuestro legítimo lugar de joya entre basura, o de Suiza en Centroamérica.
Adaptando los postulados de otro movimiento nacionalista perfectamente homologables a Costa Rica, retomamos el manifiesto ideológico del Partido Nacionalsocialista del Pueblo Blanco de Estados Unidos modificado a Costa Rica;
Una Costa Rica criolla: deseamos una Costa Rica enteramente criolla; en la cual nuestros hijos y nietos puedan jugar y estudiar con otros niños criollos; una Costa Rica en la cual la gente joven pueda casarse y reproducirse con sus semejantes, una Costa Rica en la que todos sus descendientes sean sanos y fuertes, queremos una Costa Rica sin enjambres de escoria nica en nuestras escuelas, autobuses y puestos de trabajo; una Costa Rica donde nuestra cultura, sociedad, economía y política estén libres de la influencia judía extranjera; una Costa Rica donde los criollos sean los únicos dueños de su destino.
Solidaridad Criolla Mundial: debemos crear una política exterior basada únicamente en los intereses a largo plazo de nuestra propia nación, no en el interés de otras nacións o en consideraciones económicas o de otro tipo. Nunca más debemos permitir que Costa Rica sea empujada a una guerra fratricida como la Guerra del 48 solo para complacer los oscuros intereses de una minoría extranjera. Debemos librarnos de la descabellada hostilidad hacia otras naciones blancas del Mundo, debemos considerar a los otros blancos alrededor del Mundo como nuestros hermanos y aliados naturales, ya sea en Australia, Sudáfrica, Europa o cualquier otro sitio.
Un Nuevo Orden: debemos construir una nueva sociedad basada en los valores raciales por encima de los valores monetarios o materialistas, en nuestra sociedad el ser criollo será motivo de verdadera significación y valor, la importancia de la gente no radicara en su capacidad de adaptación al sistema de valores económicos y judío. En nuestro Nuevo Orden Social el valor y posición de un hombre, dependerán de sus capacidades naturales de servicio a la causa criolla y que desempeñen un papel racial valioso.
Una Economía Honesta: debemos poner fin a la usura y la explotación económica en Costa Rica, no debe haber lugar para los parásitos que viven sin trabajar, los que acumulan riquezas por medio de la usura, la especulación, manipulación de la bolsa o cualquier otro monopolio y que son la base del actual sistema. Debemos tener una economía basada en intereses a largo plazo, que permita la prosperidad del trabajador y no del holgazán.
Autodefensa Criolla: deseamos una Costa Rica en la cual los hombres y mujeres criollos puedan vivir y trabajar sin miedo, con hogares, calles y ciudades seguras. Debemos tener un Gobierno que sea garante del orden y la seguridad pública y que preserve los derechos de los ciudadanos criollos a adquirir y portar armas, lo cual es tradición antigua de nuestra libertad y de una sociedad verdaderamente libre. Debemos tener un Gobierno que mantenga una vigilancia eterna contra los enemigos internos y externos de nuestra Costa Rica criolla, cualquier tendencia hacia la degeneración y la subversión, amenaza hacia nuestra integridad étnica, cualquier elemento delictivo, de crimen organizado o terrorista que promueva el caos será implacablemente destruido.
Gobierno de Líderes: debemos tener un Gobierno de líderes responsables y no de demagogos y oportunistas, ninguna nación puede sobrevivir con el actual sistema catastrófico, hipócrita e incompetente sin escrúpulos. Debemos idear un sistema que selecciones solo a los hombres más capacitados, sabios y fuertes para guiar a Costa Rica.
Renacimiento Espiritual: debemos sustraer a nuestra gente del materialismo, el cinismo y el egoísmo e inspirarlos con una nueva fe basada en el idealismo racial, debemos sacar a la gente de la enajenación y aislamiento y darles un sentido de comunión racial. Solamente con un renacimiento espiritual y de reorientación podremos construir una sociedad criolla saludable. Una Cultura Aria: debemos animar y promover cada forma cultural criolla y al mismo tiempo romper con el control extranjero sobre nuestros medios de comunicación y formación de opinión, extirpando la ponzoña venenosa judía y la degeneración negroide que infecta nuestro arte, música y literatura. Debemos inculcar en la juventud el aprecio por la belleza, promover el aprecio y comprensión del patrimonio cultural criollo, de modo que los instintos creativos de nuestro pueblo puedan expresarse y encontrar una dirección que renueve y enriquezca continuamente nuestra herencia en lugar de rebajarla y degradarla.
Un Ambiente Sano: debe ser labor imprescindible de nuestro Gobierno proteger los recursos que la Naturaleza ha concedido a Costa Rica y asegurar un ambiente limpio y sano para nuestra gente, no debemos eliminar solamente la contaminación y conservar nuestros recursos, sino también reordenar la vida urbana que actualmente encierra al Hombre en un laberinto de luces de neón, asfalto y tráfico como si fuera una rata de laboratorio, debemos cambiar esas condiciones para el desenvolvimiento sano de nuestra nación.
Una Nación Mejor: debe ser nuestra tarea más sagrada, asegurar la mejora y existencia de nuestro pueblo para así salvaguardar el futuro de nuestra nación, debemos inculcar en nuestro pueblo los valores más altos, asegurar que cada generación que nazca sea mejor que la anterior, acentuar en nuestros hijos y nietos las mejores cualidades y extirpar sus defectos y debilidades. Para lograr esto, debemos hacer a un lado nuestros caprichos egoistas del presente en pro de las generaciones futuras de nuestra nación.

Nota; el manifiesto original se puede encontrar aquí. Se cambiaron las palabras “blanco” por criollo, ya que se entiende que en Costa Rica resultaría inviable no admitir la convivencia de los eurocostarricenses con otras etnias como mestizos y negros. También se modificó “negro” por “nica” ya que sin duda el pueblo costarricense puede desembarazarse de la etnia nica que es la principal causa de discordia racial y cultural en nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario