miércoles, 30 de noviembre de 2011

Joe Vialls - Rusia Lista Para Vaporizar al Estado Judío




Rusia lista para vaporizar al Estado Judío

por  J o e   V i a l l s  
28 Octubre 2003

Primera Parte

…Y luego patear a Norteamérica fuera de los
yacimientos petrolíferos del hemisferio Oriental


   "Cuando el fin venga finalmente para Israel, todo ocurrirá en microsegundos. Volando más rápido que las balas de un rifle, los Sunburn se dirigirán a Tel Aviv y Haifa a dos veces la velocidad del sonido, detonando en una deslumbrante y blanca llamarada de 200 Kilotones diseñada para transformar toda vegetación, animal y mineral en calor y luz al instante.

   Durante la Guerra Fría de los años sesenta, la única cosa que detuvo a los psicópatas rusos o norteamericanos de tomar el mundo entero fue la doctrina de la Destrucción Mutua Asegurada [MAD], donde un ICBM (Misil Balístico Inter Continental) múltiple lanzado por Norteamérica sobre Rusia o viceversa, llevaría automáticamente a una respuesta "Doomsday" (Día del Juicio Final) de la nación bajo ataque. La destrucción mutua de Norteamérica y Rusia estaba garantizada por ello, provocando casi treinta años de desconocida paz y quietud, causada solamente por el miedo nuclear mutuo.

   Hace aproximadamente un mes, Rusia invocó discretamente de nuevo el MAD, pero esta vez en el Medio Oriente, en respuesta directa a las histéricas amenazas israelitas de atacar nuclearmente a Irán con misiles norteamericanos tipo Harpoon, lanzados desde submarinos. Silenciosamente y con el mínimo de alboroto, Rusia desplegó sus más avanzados misiles nucleares tácticos y personal necesario en Siria y en Irán, enviando así una señal diplomática inequívoca de que si Israel ataca a Teherán o a Damasco con armas nucleares, Rusia podría en respuesta al instante y anónimamente vaporizar el Estado judío.

   Ésta no es una amenaza vaga o exagerada. El tipo del proyectil ruso desplegado en Siria e Irán es el P270 Moskit [Mosquito], conocido en los círculos de la OTAN como el SS-N-22 "Sunburn", descrito hace un tiempo por la representante Dana Rohrabacher como "el misil ruso anti navíos más peligroso de la flota rusa y ahora en la flota china".

   La versión de este misil transportado por naves es lanzada desde un set de cuatro tubos montados en cubierta, pero desde que Rohrabacher hizo sus comentarios, Rusia ha adaptado el "Sunburn" para lanzamiento sumergido desde submarinos, lanzamiento aéreo desde los Sukhoi 27 y lanzamiento individual desde superficie montados en camiones modificados. Hoy día, los expertos occidentales de defensa inequívocamente clasifican todas las versiones del Sunburn como "los misiles más peligrosos en el mundo."

   Para ver exactamente cómo los Zionists nos guían a este punto de llamaradas nucleares, es necesario remontarse unos años atrás, para descubrir cómo el Estado judío gestionó la adquisición de las alemanas y sofisticadas plataformas de lanzamiento desde submarinos y el misil nuclear norteamericano Harpoon, permitiendo así que un manojo de dementes psicópatas religiosos en Tel Aviv llevaran al Medio Oriente y quizás al mundo entero, al borde mismo de la guerra termonuclear.

   Alrededor de 1989 Israel estaba intentando reemplazar su obsoleta flota submarina del tipo Gal, gimoteando al mismo tiempo que no tenía los fondos para hacerlo. Predeciblemente quizás, el Estado judío estaba buscando una mano tendida. No habiendo podido extraer estos artículos de los grandes boletos de regalos de Norteamérica, en 1991 Israel volvió su vista a Alemania, en deuda moral perpetua con el sionismo debido al brillante manejo de la altamente exitosa Industria del Holocausto.

   Después de un patético y corto período de muñequeo sionista en Berlín, Alemania estuvo de acuerdo en construír y proporcionar los primeros dos submarinos de la clase Dolphin gratis y extender un préstamo a Israel por un tercero. Naturalmente este préstamo nunca fue reembolsado, significando así, que los contribuyentes alemanes habían, sin saberlo, formado completamente la flota submarina israelita, diseñada de fábrica para lanzar misiles con cargas nucleares desde los tubos de torpedo especialmente diseñados.

   Obtener los mortales misiles Harpoon norteamericanos fue relativamente fácil. Durante décadas los contribuyentes norteamericanos, sin saber, han proporcionado suficiente munición "para gastar" al Estado judío para aplastar al pueblo Palestino en su propio país, y el misil Harpoon está clasificado como munición para gastar. Lo cual significa que el Harpoon cae dentro de la misma categoría genérica que las balas de fusiles y granadas de mano, por lo cual Washington continuó adelante y le regaló al Estado judío más de cincuenta misiles Harpoon con capacidad nuclear.

   Las ojivas nucleares para estos proyectiles pueden no ser norteamericanas, sino hechas en casa, producto de Dimona (Centro Nuclear de Israel), pero no importando el origen, Israel tenía que dar a conocer que la capacidad nuclear era real. Para eso, ningún punto es importante en una amenaza nuclear si no se puede apoyarla con músculo nuclear real. Esto se logró al dejar fluír a gotas la información, a través de recursos de alto perfil de los medios de comunicación israelitas, que inicialmente empastaron la información por Internet. Esto completó la fase uno del ejercicio la cual, entonces, tuvo que ser seguida rápidamente por una declaración casi-oficial de negación absoluta. Piensen cuidadosamente sobre esto, amigos, piensen muy cuidadosamente sobre esto.

   Si Damasco o Teherán se convirtieran de pronto en luz y calor, los israelitas serían acusados inmediatamente, en primer lugar debido a sus amenazas del alto-perfil dadas a conocer a gotas y en segundo lugar debido a su conocido odio a cualquier cosa remotamente relacionada con el Islam o con los Árabes. No tendríamos que esperar mucho para escuchar esta "registrada" declaración de negación, la cual fue emitida menos de 24 horas después de la amenaza inicial.

   Está por demás asegurado que los Harpoon norteamericano-israelíes son nucleares y que los sionistas tienen toda la intención de usarlos en Teherán y Damasco si creen que pueden escapar de ellos. Las personas peligrosas hacen cosas peligrosas en tiempos peligrosos y no hay nada más peligroso que un atado de fanáticos religiosos con sus espaldas al mediterráneo, enfrentando la destrucción inminente de Sión. La economía israelí está en jirones, los emigrantes judíos están huyendo de Israel en manadas y el principal apoyo sionista [Norteamérica] se está quedando rápidamente sin dinero efectivo y armas gratis.

   Rusia ha tenido conocimiento de todos los avances de los planes nucleares de Israel por varios meses y la única pregunta que el Kremlin enfrentaba era qué disuasivo se podría usar de su enorme arsenal nuclear para desplegarlo en el Medio Oriente. Al mismo tiempo, Rusia estaba igualmente determinada a enviar una señal muy fuerte a Norteamérica: señal que estaba también diseñada para hacer pensar mucho y profundamente a los cruzados sionistas antes de que ellos tomaran alguna acción más agresiva contra las ex repúblicas soviéticas y Corea del Norte.

La opción del disuasivo para el Medio Oriente era fácil, porque los rusos ya sabían del temor de los norteamericanos por el SS-N-22 que la Armada norteamericana había intentado comprar de la Armada rusa en septiembre del 1995. En una carta el Vicealmirante Bowes escribió al Comandante en jefe ruso, Almirante Gromov: "Aprecio la oportunidad de llevar a usted el interés de la Armada de Estados Unidos de adquirir todas las variantes del misil Anti-navío supersónico nave-nave, SS-N-22 'Sunburn' para pruebas y evaluación". El temor desnudo de Norteamérica quedó de manifiesto ante esta imparable arma, pero los rusos predeciblemente se negaron a venderla.

   Si los israelíes deciden atacar nuclearmente a Teherán o Damasco, existen sólo pequeñas dudas en que algunos de sus misiles Harpoon llegarán a su blanco, aunque esto sólo sea probablemente el elemento de sorpresa. El Harpoon norteamericano-israelí todavía es vulnerable a los sistemas defensivos porque es un proyectil subsónico relativamente viejo, impulsado por una pequeña máquina Teledyne turbofan. Detectable por el radar, volando relativamente alto, a alrededor de 300 pies de altitud,y con un rango de sólo 65 millas, el Harpoon puede ser destruído por uno de los sistemas diferentes de puntos de defensa. Pero independientemente de estas notables limitaciones y como previamente se declaró, algunos alcanzarían sus blancos en Damasco o Teherán. Y eso, señoras y señores, será cuando las reales pirotecnias comenzarán. Dentro de segundos se retirarán los cubridores de varios camiones rampas, dispersos en lugares ocultos actualmente, revelando así el metal sin brillo de los tubos de lanzamiento de los Sunburn.

   Mientras tanto las patas estabilizadoras hidráulicas se afianzarán en tierra y los tubos de lanzamiento se elevarán hasta la posición de disparo, los especialistas rusos de artillería confirmarán las coordenadas designadas del blanco, previamente programadas; entonces entregarán el control de disparo al comando central de fuego, reteniendo así la autoridad la unidad "hombre muerto" para disparar desde allí si es completamente necesario.

   Cada Sunburn será disparado desde su lanzador cabalgando en la cola candente de un cohete propulsor, mientras su ramjet especial se enciende en etapas para amortiguar el envión. Entonces rápidamente descenderá a una altitud de crucero indetectable de aproximadamente 60 pies, y cada proyectil acelerará a Mach 2.2 [1.520 mph] en menos de 30 segundos, con un tiempo del vuelo total de Damasco a Tel Aviv de alrededor de tres minutos.

   Cuando finalmente alcance su blanco en Israel, todo será destruído en microsegundos.

   Volando más rápidamente que las balas de un fusil, Sunburn se acercará a Tel Aviv y Haifa a dos veces la velocidad del sonido, detonando en un blanco flash deslumbrante de llamaradas de 200 Kilotones diseñadas para transformar al instante vegetales, animales y minerales en calor y luz.
   Si yo fuese un general israelita que enfrenta esta respuesta "día del juicio final" en mi esposa, mi familia y mi sinagoga, no lanzaría ningún Harpoon, pero entonces no sería un fanático religioso obsesionado con asesinar musulmanes y robar sus tierras. Desgraciadamente, leer las mentes de lunáticos certificados es del todo imposible, por ello lo mejor que yo puedo sugerir es que quizás los israelíes lanzarán sus misiles y quizás ellos no quieren hacerlo.

   Lo peor de todo para los sionistas sobrevive en Washington y Nueva York, y es que si los rusos son obligados a lanzar su contragolpe contra Israel, será ciento por ciento negable. A diferencia de Israel y sus públicas amenazas de atacar nuclearmente a Irán, Rusia no ha amenazado a nadie en absoluto. Ya que Sunburn vuela debajo del horizonte, no puede detectarse o ser registrado por el radar y un agujero de 200-kilotones en el medio de Tel Aviv no entregará ninguna pista. Muy probablemente los rusos copiarán a los norteamericanos y culparán a un "estado malvado" de ficción como Irán, Pakistán o Corea del Norte.

   Los Sunburn desplegados en Siria e Irán no son los únicos que les causan, actualmente, repetidas pesadillas a los sionistas. Aunque los rusos se negaron a vender el SS-N-22s al Vice Almirante Bowes en 1995, ellos mas tarde hicieron una venta pública por más de 100 Sunburn a los chinos, que los montaron en fragatas y corbetas que estacionaron cerca de Taiwán. Así, en el 2001, ambas Flotas del Pacífico, rusas y chinas, estaban totalmente provistas con más de 200 Sunburn, todos y cada uno de ellos fácilmente capaces de hundir un portaaviones norteamericano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario