domingo, 13 de noviembre de 2011

Mentiras, judíos, San José y un posible cambio radical en Costa Rica.





Era uno de esos interesentes y rutinarios viajes familiares, del valle del general, hacia el montañoso y místico Pérez Zeledón. En esa ocasión no era como de costumbre, ya que mi padre no estaba con nosotros y tuvimos que optar por uno de esos largos y fatigantes viajes en bus. Recuerdo con algo de dificultad, que a la mitad del camino, en el alto y frió Cerro de la muerte, las ventanas de los buses se solían empañar y humedecer por el clima, y los niños acostumbraban a marcar con sus dedos dibujos, mensajes, nombres etcétera, en las ventanas.

En la mente de aquel inocente niño, eso era como una pisara electrónica, en cuanto la ventana de volviera a empañar yo volvería a poner ese, nombre o ese dibujo, eso era algo que ayudaba a no aburrirse, en esos viajes, que en algunos momentos se podían calificar de tediosos pero se tenían que hacer, incluso diría que en ese entonces yo consideraba eso algo divertido, ya que tenia una mente poco egocéntrica y inmadura, como lo es natural en la mayoría de niños.


Recuerdo que inocentemente a mi corta edad, marque una esvástica, sin tener la mas mínima idea de que podía significar ese símbolo, que me parecia si no recuerdo mal, haberla mirado en la televisión. Instantes después de haberla terminado de marcar en la empañada ventana, escuche una voz algo amable, pero que me incomodaba, esa voz me dijo “no niño, no hagas eso, eso que dibujaste es algo malo”. Sin bien recuerdo, la mujer que me dijo eso, metió la mano por el asiento trasero y borro la esvástica, después de lo sucedido, me referí insistentemente a la mujer, preguntándole que era lo que significaba ese símbolo que yo había pintado inocentemente, como reflejo de mis recuerdos. La mujer nunca me respondió, seguro pensaba que era algo complicado para una mente, pequeña y inocente de un niño de cinco o seis años, o tal vez ni ella misma savia cual era el significado de esa esvástica, tal vez ella era solo una de esas “loras” más, que solo repiten lo que escuchan de los demás, sin tener la mas remota idea de lo que esta diciendo, pero que sin embargo lo dice por que piensan que a quien le escucho y copio tiene la razón y es dueño de la verdad...


Irónicamente lo mismo pasa con muchas personas, y no precisamente niños.

Personas que se les dice que el nacional socialismo, “nazismo” es algo malévolo, creado por gentes de perversos y malos sentimientos, y tantas mentiras mas...

Tantas personas que llegan a poner atención a medios de comunicación, que tienen en su potestad el deber y derecho de informar a la gente y lamentablemente, como ya lo he dicho y lo han dicho tantas personas mas, son manejados por adinerados judíos y sus gentiles e influidos siervos, bajo sucios y personales intereses, como maquinas de hipnotismo masivo.


Hay quienes dicen que esto no se trata de la verdad, si no de cierto sector de la sociedad que como se dice en Costa Rica, “la tienen en contra” de los Judíos y quieren molestarlos, por perjuicios raciales y envidia, pero la verdad, nuestra verdad, le guste a quien le guste y le moleste a quien le moleste, es que la mayoría de medios de comunicación, de Centro América, son manejados por judíos o sus mismos descendientes, o igual por sionistas, capitalistas, socialistas, marxistas, comunistas, que de cierta manera se asocian con el enemigo de las razas no mezcladas y de la clase obrera, el judío.


El judío sionista, responsable de que el capitalismo y el imperialismo haya prosperado en casi todas las naciones del mundo, hoy se hace presente y se impone ante el ciudadano costarricense, detrás de sus imponentes sinagogas, invadiendo lugares en los que solo pueden vivir gente con una posición económica muy ventajosa y egoísta, y influyendo día tras día al costarricense, y a las personas débiles de mente, que caen victimas de su falta de conocimientos e ignorancia, con la televisión, la radio, los periódicos, las paginas de la Internet, etcétera, promoviendo la cultura extranjera, la mezcla de clases raciales, la perdida de identidad y de dignidad y todas sus patrañas…


Ellos piensas que nos van a aplastar como míseras cucarachas en nuestra propia tierra, yo les juro que eso nunca pasara, por que hoy estamos aquí presentes, en las calles, con el pueblo promoviendo la verdad, verdad que ha sido robada por el extranjero.

Ya son muchos los costarricenses que su sangre van a dar, por este noble ideal, ya son muchas las mentes que hemos despertado, ahora somos una amenaza mas, para sus puestos políticos, donde se nos hablan día tras día de múltiples mentiras, como la de que San José, había perdido la dignidad y ahora la esta recuperando, según ellos por unos miserables semáforos y bulevares que están construyendo en nuestra capital, bulevares que ya se están llenando de homosexuales y prostitutas, que no quieren trabajar.


Da vergüenza ver como, estos políticos corruptos promueven sus campañas y la gente se deja influir fácilmente, como cuando le dicen a la población, que la capital de Costa Rica, esta tomando un cambio radical, por el hecho de poner unos nuevos teléfonos, “multiuso”, que parecieran mas bien están solo de adorno, ya que me atrevería a estimar, el 80% de ellos, no se les puede poner una moneda para hacer una llamada, por que simplemente, están malos y no las reciben.


San José en un pasado fue una gran capital, pero ahora no es nada más que un reflejo de una sociedad perdida, manipulada y influida por culturas extranjeras y malas costumbres.

Es el reflejo de un pueblo que hoy siente las consecuencias del mestizaje, mestizaje que los judíos de cierta manera siempre han apoyado y en el que han tenido enorme influencia.

Creo que el día que verdaderamente nuestra capital recupere la dignidad será el día que sus ciudadanos puedan abrir los ojos, y no tragarse cualquier mentira que le digan por la tele, como que “a San José la vamos a transformar en toda una metrópolis…”.

Hoy en los medios de comunicación se nos habla de “libertad, paz y democracia”, pues también creo que el día que verdaderamente tengamos una libertad autentica será cuando el costarricense pueda caminar libremente por su capital, sin ser “asaltados” por un grupo de antisociales en la “Merced”, o en la “Coca cola”, y ser violentados y despojados de sus pertenecías, por tantos parias que carcomen la sociedad, parias que van a dar a la cárcel, como vacacionistas, alimentándose de los impuestos que nos quita el estado a cada uno de los costarricenses.

A los derechos humanos, los judíos y sus influidos y gentiles siervos, parece que les conviene que en esta sociedad este pasando este gran problema, por lo que le han declarado la guerra a las ideas del fascismo, que agruparía a estos delincuentes en campos de concentración y los podrían a trabajar y a producir a la sociedad, para que paguen el gran daño que le han hecho.

El fascismo y nacional socialismo se encargarían de limpiar las calles de delincuentes, de insolentes dominicanos y puertorriqueños que andan vendiendo droga por doquier y apantallado a la gente que no es de su color.

Las ideas nacionalistas limpiarían esta tierra, de usureros nicas y colombianos que ponen en desventaja al ciudadano obrero costarricense e imponen sus costumbres y culturas.


Es claro que la ideas como la del fascismo y el nacional socialismo amenazan con eliminar todo aquello que carcome la sociedad, pero los judíos y su poder y sus patrañas, como los supuestos derechos humanos, que mas bien se deberían de llamar “derechos subhumanos”, hoy corrompen esta sociedad perdida y nos hacen ver como enemigos de la nación a la que defendemos, amamos, respetamos sobre todas las cosas materiales.


“Los costarricenses amamos el trabajo y la paz”, lamentablemente bajo ese pretexto se nos ha quitado el ejercito, pero creo que seria algo ignorante de mi parte decir que el haber quitado el ejercito, le a traído solo problemas al país.

El haber quitado el ejército en esta pequeña nación ha traído muchas ventajas de las cuales no voy a mencionar, pero con el pasar del tiempo han surgido desventajas, como las violaciones a nuestra soberanía, que han tomado mas fuerza, al ver que Costa Rica es un país desarmado y con una des protegida, reprimida y mal pagada, Fuerza Publica. Desventajas como el incremento de la inseguridad en las calles, narcotráfico, vagancia, inmigración ilegal, prostitución infantil, basura en las calles y tantas desventajas mas, hoy toman fuerza por uno de los hechos, de que Costa Rica es un país sin “alma”, es un país sin ejercito.

Se podría hacer algo sin necesariamente perder nuestra falsa e inmerecida fama de que somos un país donde reina la “paz y libertad”.

Por ejemplo, envés de llamarle al posible ejercito, “Fuerzas armadas de Costa Rica”, se le podría poner un nombre diferente, que refleje confianza social y menos militarismo, como por ejemplo, “Policía militar de Costa Rica”, bajo un refrán que diría, “creada no para la guerra, sino para la paz”. ¿Se logran imaginar? Nobles, humildes, fuertes, valientes jóvenes costarricenses, defendiendo la damisela ultrajada y violada, auxiliando al obrero, que con su fatiga diaria y sus ganas de llegar a su humilde y prestado hogar, es violentado por un grupo de nicas, como los que salían en los reportajes de canal 6, “Repretel”, titulados “La nueva zona roja, en San José”.


“Los siervos del capital”, (Periodistas) descarada e hipócritamente, trataban de reflejar a los televidentes, lastima y preocupación por lo sucedido, sin embargo los malditos, en el segundo piso de un motel podían hacer algo, llamar a la policía, o salir a gritar y espantar a los antisociales, pero como es de costumbre, en esta ocasión gano la falsedad y el dinero, y los periodistas prefirieron quedarse grabando, en vez de ayudar a los golpeados y humillados obreros.

En los reportajes dijeron que los policías eran corruptos, conociendo a los periodistas, no me extrañaría que fuera otra mentira mas, entre la eterna lista de mentiras que le han metido a la sociedad estos títeres de la falsedad, amantes del dinero y fieles ayudantes de los gobernantes invisibles. Esos que hoy gobiernan en mas de la mitad del planeta, esos gobernantes que nadie los conoce, pero que existen y están ahí financiando las campañas de los supuestos presidentes, que solo son una mascara, un títere del poderoso y capitalista judío, esos gobernantes que están ahí, dando leyes y usando el país a su conveniencia y antojo, pero que sin embargo nunca nadie los llega a ver o conocer.

Problemas como estos, serian erradicados de una vez por todas, en esta noble y humillada nación bajo el poder de un régimen Fascista.

Algo parecido pretendía el señor Braulio Carrillo, expresidente de Costa Rica, el cual era nacionalista de una manera fascista, fiel enemigo de los vagos y drogadictos, y fiel amigo y compañero del ciudadano obrero costarricense, que con muchos logros en nuestro país era la esperanza de Costa Rica en aquella época.

Su error fue el declararse dictador unánime de Costa Rica, ya que sabía que para poder cumplir todas sus metas en esta nación, necesitaría más de cuatro años.


El señor Braulio Carrillo, fue expulsado del país, a El Salvador, donde murió en un intento de robo, que un delincuente de dicho país le cometió.

Y en su sustitución, entro el salvadoreño Francisco Morazán, que después fue ahorcado, por tratar de cóbrale un impuesto a los costarricenses, exclusivo para su país. ¡Que descaro!, el de esta patraña humana, que fue traído importado a Costa Rica, por estupidos y traidores izquierdistas.



Triste parte de nuestra historia, y saber que actualmente, existen personas que se atreven a rayar en las paredes de nuestra fea y mal oliente capital, “Morazán Vive”, como si el hubiera sido una gran persona, que ayudo a nuestro país; esa pintada que mire en la pared de una panadería colombiana, cerca del actual Museo de los niños que en un pasado fue la “Peni”, (donde los delincuentes de aquellas épocas pagaban su sentencia), una tarde que venia saliendo del trabajo, camino a la parada del buses del Heredia, seguro que fue pintada por un “hermano salvadoreño”, que reside en nuestro país, seguro que es un de esos chaparos salvatruchas, que andan diciendo que los ticos son unos vagos inútiles y que no saben trabajar, pero cuando están con un tico, dicen todo lo contrario.

Lamentablemente los costarricenses siempre rechazamos las ideas coherentes, sanas y nacionales, por cualquier porquería extranjera e importada. Un ejemplo de ello, es la gran aceptación que se le esta dando a la propuesta del Tratado de libre comercio en Costa Rica, que traducido en la lengua de la verdad, sería el “Tratado de libre explotación” o el “Tratado de ricos mas ricos y pobres mas pobres”, otra patraña mas de los Yannkees Imperialistas y sus fieles aliados, los judíos sionistas capitalistas.


Como conclusión, solo le puedo decir a todo aquel que haya leído este articulo, que abramos lo ojos y tengamos muy presente, que la única solución legitima, para tener una capital mejor y un país mejor en donde vivir, es cambiando nosotros mismos nuestra actitud y nuestra forma de actuar, y no solo dar un simple voto a quien consideramos es el mejor, para desempeñar un puesto de interés publico.



“Derechos sagrados la patria nos da…” Vivan siempre el trabajo y la paz…”
¡Mi honor es mi lealtad!

Movimiento Resistencia Nacionalista costarricense.

R.Daviss

No hay comentarios:

Publicar un comentario