lunes, 28 de noviembre de 2011

Nueva ofensiva para intenta ilegalizar el NPD - Die Volksunion.


Tras el fracaso hace años para ilegalizar el NPD hace años debido a la chapucera forma de actuar del Ministerio del Interior Alemán y de sus infiltrados, y a que algún ministro con un pasado un tanto oscuro tenia mucho que callar, vuelven de nuevo a la carga aprovechando el revuelo que ha causado en la opinión publica el descubrimiento de una supuesta celula terrorista neonazi. El asunto empezó con mucha repercusión en la prensa, pero segun han ido pasando los dias el asunto cada vez es más turbio, y ahora son los grupos nacionalistas los que piden que se aclare el asunto. Algunos detalles un tanto sospechosos que se han ido descubriendo.
- Los dos fallecidos, presuntos integrantes del grupo terrorista, aparecieron suicidados en una caravana, ambos con dos tiros cada uno, algo muy poco usual. La razón del suicidio es que la policía había descubierto el coche que utilizaron en su ultimo atraco y les seguía la pista. Este grupo supuestamente ha estado 11 años huyendo de la policía y viviendo en la clandestinidad, y supuestamente no  dudaron en disparar contra policías cuando se cruzaron en su camino de huida tras un atraco, y ahora sin embargo por una pequeña adversidad se suicidan, pese a tener un pequeño arsenal en la caravana ¿?
- Otra vivienda que tenían fue quemada mediante una explosión de gas por una supuesta cómplice o integrante de la célula que ahora se ha convertido en una testigo de cargo arrepentida dispuesta a declarar, y entre las ruinas de la casa se encontraron unos DVD intactos, oh casualidad, con las confesiones de los crímenes y un video 'propagandístico' con imágenes de la Pantera Rosa. Posteriormente se supo que esos DVDs no se encontraron allí y fue esta mujer la que se lo entrego a la policía. Otra copia del DVD fue supuestamente recibida por correo por un grupo antifascista que decidió hacer negocio y venderlo a la prensa.
- Los dos suicidados fueron detenidos a finales de los 90 y se les incautaron 4 bombas caseras y 1,4 kg de TNT. Sorprendentemente se les dejó en libertad y según algunas fuentes pasaron a ser colaboradores encubiertos de los servicios secretos, aunque según las autoridades se les perdió la pista.
- Desde 2000 esta supuesto grupo terrorista se habría dedicado a asaltar bancos y asesinar a extranjeros de la zona del Bosforo, además de a una policía, todo con las mismas armas, sin que esto haya despertado las sospechas de la policía ni les haya hecho atar cabos.
- Como hemos comentado antes, los dos suicidados en teoría eran prófugos, pero uno de ellos vivía a 100 km de la ultima localidad en la que residió antes de ser detenido, y oh casualidad, no se encontró jamás con la policía.
- Se descubrió que un agente de los servicios secretos ha estado en las cercanías de 6 de las 9 escenas del crimen. En el ultimo caso estaba en un locutorio junto con otras 5 personas cuando asesinaron al dueño, pero no se ofreció como testigo ni lo mencionó a sus superiores, ya que según el "no vio nada". Al parecer al registrar su casa se encontraron varias armas.
- En la caravana donde aparecieron los dos suicidados se encontraron distintas armas, pero la supuesta arma homicida no se encontró ahí sino entre las ruinas de la misma casa explosionada donde supuestamente aparecieron los DVDs intactos
Todo esto resulta bastante sospechoso, y no hay de extrañar que circulen teorías que digan que a los dos fallecidos los "han suicidado".


El reciente descubrimiento de una banda terrorista nazi que durante 13 años ha matado extranjeros impunemente por todo el territorio alemán ha reabierto en este país el debate público sobre la ilegalización del partido de extrema derecha NPD. La canciller Merkel ha prometido hacer lo posible por reabrir el proceso mientras, desde el exterior, muchos se preguntan cómo es posible que en pleno siglo XXI siga existiendo en Alemania un partido de tales características.

La Ley Fundamental alemana considera los partidos políticos como expresión de la vida democrática. Es por ello que los fundadores de la República Federal otorgaron protección por igual a todos los partidos, sin importar su orientación política. El único requisito es que respeten las libertades democráticas, la Constitución, la resolución pacífica de conflictos y los derechos humanos.
Está claro que los asesinos de la 'Banda del Döner' no mostraban respeto por ninguno de estos principios, pero no vale que sus miembros y mucho menos simpatizantes incurran en delito para que se justifique la ilegalización de un partido.
Eso hace sumamente difícil el proceso que contempla la ley y que implica acudir ante la máxima corte alemana, el Tribunal Constitucional, y que puede ser promovido por el gobierno federal, por una mayoría del Parlamento o por el Bundesrat.
Casos anteriores
Sólo en dos ocasiones se ha decretado la prohibición de partidos políticos en Alemania: en 1951 y 1956. En el primer caso, fue proscrito el llamado Partido socialista del Reich (SRP), sucesor del partido nazi NSDAP. En 1956 fue prohibido el Partido Comunista de Alemania (KPD), al que se atribuían estrechos contactos con la Unión Soviética en plena Guerra Fría. En ambos casos fueron necesarias fuertes presiones del Gobierno.
Pero la justicia de postguerra y la de los tiempos de la amenaza nuclear no era tan meticulosa como la actual. El intento de ilegalizar el NPD en 2003 chocó con un inconveniente técnico.
Durante el juicio, el Tribunal pudo establecer que la Oficina para la Protección de la Constitución, servicios de inteligencia internos, tenía infiltrados a al menos 30 de los 200 miembros de la cúpula del partido, lo que daba la impresión de que estaba controlado precisamente por aquellos interesados en prohibirlo.
Y el Tribunal Constitucional tuvo en cuenta, además, su tamaño. Fundado en 1964, el NPD era un insignificante partido con 6.000 miembros, mientras que la CDU y el SPD contaban con más de medio millón de afiliados cada uno, por lo que fue considerado e inferioridad de condiciones. "No puede admitirse que un partido en el poder pretenda neutralizar a sus posibles competidores políticos al solicitar su prohibición", determinó la sentencia, que rechazó la solicitud.
 
No es suficiente
Hoy seguimos en las mismas. Al parecer, las proclamas xenófobas del NPD no bastan, desde el punto de vista jurídico. Tales expresiones pueden caer en el ámbito de la libertad de opinión y manifestación, consagrada en la Constitución, mientras no contengan elementos ofensivos o incitaciones a cometer actos ilegales.
Para prohibir NPD, debería comprobarse sin dejar lugar a dudas que promovió, apoyó o por lo menos sugirió realizar los asesinatos de la 'Banda del Döner'. Sigue siendo además un problema la presencia de agentes infiltrados y la Oficina para la Protección de la Constitución no tiene intenciones de retirar a sus informantes. Aún así, funcionarios de Berlín, Bremen, Renania-Palatinado, Sajonia-Anhalt y Schleswig-Holstein han acordado presentar lunes material que pudiera incriminar al NPD.   Thomas Oppermann, presidente de la Comisión parlamentaria de Control (PKG), que supervisa el trabajo del Ejecutivo y del servicio de inteligencia, ha exigido un proceso de ilegalización alegando que "aunque no tenga relación directa con el grupo, propicia la expansión de la ultraderecha en Alemania".
La ministra de Justicia, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger, se propone reestructurar por completo  la Oficina para la Protección de la Constitución, pero se opone a abrir un nuevo proceso judicial contra el NPD hasta que se determine con precisión el rol que los infiltrados.
Problema con el Constitucional
El presidente de la comisión parlamentaria para asuntos de Interior, Wolfgang Bosbach, desaconseja igualmente iniciar esa moción en este momento. "Los dramáticos hallazgos de los últimos días no alteran para nada el hecho de que, desde 2003, cuando el Tribunal Constitucional de Alemania canceló repentinamente el proceso para prohibir al NPD, el Estado se encuentra en un verdadero dilema. Por un lado, la corte demanda que todos los infiltrados del servicio de inteligencia abandonen las estructuras del partido. Por otro, necesitamos la información que los agentes secretos nos proveen", agregó el político conservador.
A juicio de Bosbach, un nuevo proceso para ilegalizar al NPD duraría años y se correría el riesgo de dejar de obtener información valiosa, considerando el peligro que ese partido representa para el Estado alemán. "Si comenzamos a pedir la prohibición del NPD con cada vez mayor frecuencia y dicha prohibición no se consuma, el Estado termina dando la impresión de ser impotente", acotó Bosbach.
El presidente del Consejo Central de los Judíos en Alemania, Dieter Graumann, y el presidente del Consejo Central de los Musulmanes en Alemania, Aiman Mazyek, claman sin embargo por la ilegalización.
Cuando el lunes se reúna la comisión interna del Bundestag la que se ocupa de la ilegalización, contará con nuevos datos, como la lista de objetivos incautada a la 'Banda del Döner' y que incluye 10.000 nombres, entre ellos el del socialdemócrata y primer ministro del Estado de Renania Palatinado, Kurt Beck, y referencias a ubicaciones de centros eclesiásticos, asociaciones locales del Partido Socialdemócrata y agrupaciones anti extrema derecha.
La Oficina Federal de Investigación Criminal alemana asegura que no se puede establecer una relación directa entre estos documentos y la actividad del NPD. "¿Qué más tiene que pasar para que se den los pasos necesarios hacia una prohibición del NPD?", se preguntaba esta semana el presidente de la Unión Social Cristiana, Horst Seehofer.
 
Las fuerzas de Seguridad alemanas, sospechosas de connivencia con crímenes racistas

Varios medios alemanes aseguran que un agente de las fuerzas de contraespionaje de Alemania se encontraba cerca, o incluso presente, en el momento en el que los ultraderechistas cometían los crímenes contra inmigrantes.

El agente especializado en la lucha contra los movimientos neonazis y de ultraderecha fue testigo presencial de uno de los crímenes en Kassel. La presencia del agente -cuyo nombre no es revelado- en las cercanías de los lugares de los crímenes refuerza las sospechas de que la célula terrorista podía haber recibido ayuda o protección por parte de las fuerzas de seguridad del Estado en Alemania.

Un agente de los servicios de contraespionaje alemán estuvo sospechosamente cerca de los lugares del crimen en seis de los 9 asesinatos contra extranjeros cometidos por la célula terrorista de ultraderecha recién descubierta, según informa el rotativo Bild.

El diario Frankfurter Allgemeinen Zeitung (FAZ) revela incluso que el agente especializado en la lucha contra los movimientos neonazis y de ultraderecha fue testigo presencial de uno de los crímenes en Kassel, en el centro del país, y que la policía no tuvo conocimiento de este hecho hasta diez días después del asesinato.

Ambos diarios subrayan que la presencia del agente -cuyo nombre no es revelado- en las cercanías de los lugares de los crímenes refuerza las sospechas de que la célula terrorista podía haber recibido ayuda o protección por parte de las fuerzas de seguridad del Estado en Alemania.

El grupo estaba formado por Uwe Mundlos y Uwe Böhnhardt, de 38 y 34 años, cuyos cadáveres aparecieron el pasado día 4 en una autocaravana incendiada en Eisenach, al este del país, y Beate Zschäpe, de 36 años, que se entregó la pasada semana a las autoridades tras prender fuego a la vivienda común en Zwickau.

A ellos hay que sumar a Holger G., de 37 años, procedente como los anteriores del germano oriental estado de Turingia, contra el que la justicia dictó ayer orden de encarcelamiento por colaboración con banda armada tras confirmarse que cedió su documentación al trío asesino para que alquilaran vehículos y viviendas.

Bild y FAZ destacan que el sospechoso agente del contraespionaje se encontraba junto a otros cinco clientes en el interior del internet-café en el que el 6 de abril de 2006 fue asesinado en Kassel su propietario turco Halit Y., de 21 años.

Mientras los restantes testigos se presentaron inmediatamente a las autoridades, la policía necesitó 10 días para localizar al agente, quien aseguró entonces no haberse enterado del crimen ni visto noticias, por lo que no se había presentado a declarar.

El rotativo Bild destaca que lo curioso del caso es que tras la declaración del agente y su posterior suspensión del cargo finalizó repentinamente la cadena de asesinatos de extranjeros, todos ellos propietarios de pequeños comercios repartidos por toda Alemania.

Asimismo comenta que el antiguo responsable del contraespionaje alemán en el estado federado de Turingia Helmut Roewer, que hoy escribe libros para la editorial ultraderechista Ares Verlag, pagó altas cantidades de dinero a varios líderes neonazis para que se convirtieran en agentes infiltrados al servicio del Estado.

Roewer, que dimitió del cargo en 2000, abonó entre 1995 y 1997 unos 40.000 euros a Thomas Dienel, entonces líder en Turingia del Partido Nacionaldemócrata Alemán (NPD), a cambio de convertirse en lo que las autoridades alemanas llaman un 'hombre V', un agente infiltrado en la escena neonazi.

El descubrimiento de la banda terrorista neonazi Movimiento Clandestino Nacional Socialista, que durante más de una década perpetró más de una docena de robos bancarios y asesino a por lo menos diez personas, además de enfrentar a la nación al fantasma del terrorismo neonazi, está generando una peligrosa avalancha de interrogantes que aún no encuentran respuestas adecuadas de parte de las autoridades.
La pregunta que más inquieta a Berlín y a la población está relacionada con la posibilidad de que la sección regional de la Agencia Federal de Protección de la Constitución (BfV) de Turingia, un organismo cuya función es luchar contra los grupos que puedan poner en peligro el orden público, podría haber protegido al trío asesino durante su orgía de terror que llegó a su fin el 4 de noviembre en las ciudades de Eisenach y Zwickau.
La teoría de la conspiración, a falta de respuestas concretas de las autoridades, ha seguido creciendo y ahora la prensa se pregunta si las pruebas que fueron encontradas entre los escombros de una vivienda en Zwickau, entre ellas cuatro sobres que contenían sendos DVD y documentos de identidad, fueron depositadas a propósito por terceras personas entre los escombros.
Los cuatro sobres que contenían los DVD y que estaban dirigidos a centros culturales islámicos tendrían que haber quedado convertidos en cenizas a causa del fuego que destruyó la vivienda. Pero las autoridades afirman que los sobres fueron encontrados intactos entre los escombros.
Según 'Spiegel Online', el portal electrónico del semanario, los sobres podrían haber sido entregados a las autoridades por Beate Zschäpe, la mujer que incendió la vivienda y que vivió de forma clandestina durante 14 años. La fémina se entregó a la Policía el 8 de noviembre y, dos días mas tarde, una copia de los famosos DVD llego a manos del partido die Linke (La Izquierda) en Sajonia Anhalt.
El envío podría haber sido realizado por la propia Beate Zschäpe para alertar a la opinión pública, pero varios medios germanos han señalado que la mujer había trabajado como informante de la BfV de Turingia.
La teoría que relaciona una estrecha y secreta relación entre la Policía política y la banda terrorista recobró ayer actualidad cuando el periódico conservador 'Frankfurter Allgemeine Zeitung' y el 'Bild' revelaron que un agente del BfV se encontraba en el cibercafé de Kassel donde fue asesinado en 2006 Yassif Yozgat, de 21 años, la última víctima.

Nacimiento tutelado, final con suicidios

NSU nació en Jena, una ciudad del Este, y pasó a la clandestinidad en 1998. La principal organización nazi de Jena estaba animada y dirigida por un confidente de la policía política, el servicio de protección de la constitución (Verfassungsschutz, BfV) llamado Tino Brandt.

El presidente regional del BfV, Helmuth Roewer, financiaba a Brandt y era al mismo tiempo un ultraderechista.


Un agente del BfV de la región de Hesse llamado Andreas y conocido en su pueblo como "el pequeño Adolf" por sus ideas ultras, estuvo en los alrededores de por lo menos cinco de los diez asesinatos llevados a cabo por el grupo terrorista.

Los dos principales implicados en esta trama, Uwe Mundlos y Uwe Böhnhardt, concluyeron su carrera el 4 de noviembre suicidándose e incendiando la camioneta en la que se encontraban tras un atraco frustrado en Eisenach.

Simultáneamente, volaba por los aires su última residencia en la localidad de Zwickau. Ambos extraños sucesos destruyeron muchas pruebas. Una tercera activista, Beate Zschäpe, se entregó a la policía, que ha detectado otros dos sospechosos.

Sorpresas y disculpas

Los ministros federales de justicia e interior, el fiscal general del Estado, el ministro del interior del Land de Hesse, el jefe del BKA, (el FBI local), y otras autoridades -pero ningún representante de la policía política, la Oficina de Defensa de la Constitución (BfV)- comparecieron el viernes ante la prensa en Berlín.

Sin dimisiones el Estado alemán se mostró carente de explicaciones convincentes sobre el fiasco ante la mayor trama terrorista de la historia reciente del país.

"Hay que analizar", "examinar los posibles defectos" que han hecho posible una incompetencia tan larga y manifiesta, respondió la ministra de justicia, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger, a una pregunta que le planteó que tal situación sería, "impensable si se tratara de islamistas o izquierdistas".

El gobierno anuncia que se va a replantear una ilegalización del partido nazi NPD. El propósito fracasó en 2003 por una resolución judicial que mencionaba el peligro que tal paso supondría para los agentes secretos infiltrados y confidentes del BfV en el ambiente nazi.

Esa abultada presencia, que incluye un considerable trajín de dinero del contribuyente destinado a financiar actividades y organizaciones nazis, o a mantener a ultraderechistas que compaginan su activismo con determinados informes a agentes policiales, fue defendida el viernes por el ministro del interior, Hans-Peter Friedrich, quien anunció la creación de un "registro nacional de neonazis como el que ya existe con islamistas".

La ministra de justicia pide ahora una mayor "concentración" de los 16 departamentos federales del BfV.

"En lugar de 16 organizaciones, podríamos pensar en tres o cuatro", dice. El jefe del BKA, Jörg Zercke, habla de una "coordinación más estrecha" entre los órganos de la seguridad, olvidándose de la principal "coordinación" que el caso evoca: la ambigüedad de la policía con los nazis.

Rainer Wendt, presidente del sindicato policial sugiere incluso un aprovechamiento involutivo del caso: en aras de "una labor más eficaz", la situación podría dar un impulso a la polémica legislación para que la policía maneje y almacene, con aun mayor holgura, los datos confidenciales y privados de la ciudadanía, dice.

 


18-3-2003 El Tribunal Constitucional alemán rechaza la prohibición del partido neonazi NPD

El Tribunal Constitucional alemán sobreseyó hoy la demanda de prohibición del ultraderechista Partido Nacional Democrático (NPD) formulada por el Gobierno y el Parlamento. El TC adoptó esta decisión por los recelos de tres de sus siete jueces, que consideran un «obstáculo» para llevar adelante el proceso el hecho de que la demanda estuviera basada en buena parte en declaraciones de confidentes e infiltrados policiales entre las filas y la dirección de esa formación. Para continuar el procedimiento hubiera sido necesaria una mayoría de dos tercios de los magistrados. La presidencia del TC hizo hincapié en que la decisión había resultado difícil, ya que cuatro de los magistrados querían seguir adelante.
El Gobierno y las dos cámaras del Parlamento (Bundestag y Bundesrat) habían presentado a principios de 2001 sus respectivas peticiones de prohibición, que fueron respaldadas por una amplia mayoría de los partidos alemanes, por considerar al NPD la más agresiva entre las formaciones ultraderechistas del país.
La decisión de sobreseer el proceso se esperaba desde hace meses, tras revelarse que parte de las pruebas inculpatorias presentadas procedían de los confidentes y ante la sospecha de que éstos infiltrados actuaran, a la vez, de «agitadores» en el NPD. El TC es el único órgano facultado en Alemania para prohibir un partido político. En toda la historia de la República Federal de Alemania, sólo había dos precedentes de prohibiciones: en 1952, contra el Partido Socialista del Reich -considerado un sucesor del NSDAP-, y, cuatro años después, contra el Partido Comunista de Alemania (KPD). 

INTERNACIONAL: Paralizada la ilegalización de los neonazis
El Constitucional alemán suspende el proceso contra el NPD al saber que un líder era topo del servicio secreto
El proceso para prohibir el partido neonazi alemán NPD se ha frustrado de momento al descubrirse que uno de los testigos había sido informante de los servicios secretos. La chapuza en el Ministerio del Interior es políticamente explosiva para el Gobierno dada la importancia del caso y por ser año electoral.
BERLÍN. - El veterano y experimentado ministro del Interior alemán, el socialdemócrata Otto Schily, uno de los puntales del Gobierno rojiverde del canciller Schröder, vivió ayer el peor trance desde que asumió el cargo. Debido a un gravísimo error burocrático en su ministerio, el Tribunal Constitucional de Karlsruhe se vio obligado a suspender el proceso de ilegalización del neonazi Partido Nacional Democrático (NPD), una iniciativa de profundo calado político que contaba con el apoyo de las dos cámaras del Parlamento federal.
El Tribunal Constitucional canceló el proceso contra el NPD al saber, casi en el último momento, que uno de los testigos, Wolfgang Frenz, ex miembro de la cúpula federal del partido, había sido durante años un informante de los servicios secretos. El retraso puede demorarse durante meses y hasta es posible que el procedimiento contra el NPD se frustre por completo.
El episodio beneficia a los neonazis, que probablemente podrán concurrir como partido legal a las elecciones del próximo 22 de septiembre, además de suponer un grave golpe a la credibilidad del Estado de derecho.
Schily, ex abogado de terroristas de ultraizquierda y conocido ahora como "el sheriff rojo" por su espectacular conversión en adalid de "la ley y el orden", se presentó ante la prensa con cuatro horas y veinte minutos de retraso, lo que alimentó todo tipo de rumores.
El ministro rechazó las peticiones de dimisión porque se enteró del caso anteayer. Lamentó profundamente las graves negligencias en su ministerio y dijo que había reprendido con gran dureza a tres altos funcionarios, entre ellos a un secretario de Estado que se hallaba sentado a su derecha, cabizbajo, pero optó por mantenerlos en sus puestos porque tienen una trayectoria muy buena y hay que perdonarles el error.Según Schily, el topo Wolfgang Frenz, colaborador de los servicios
secretos del land de Renania del Norte-Westfalia, dejó de ser informante en 1995 porque radicalizó su discurso antisemita y xenófobo. Fue su actuación posterior a 1995 lo que fundamentó el procedimiento de prohibición del NPD y sobre lo que debía ser interrogado por el tribunal. Sin embargo, es obvio que su pasado como topo suponía un grave problema para la credibilidad del proceso y el ministerio debería haberse percatado de este hecho. Anoche había rumores de que hasta otros seis testigos previstos en Karlsruhe podrían haber sido informantes de los servicios secretos. Un ex presidente del Constitucional,Ernst Benda, dijo: "Un huevo está podrido y debe verse si hay otros".
La chapuza gubernamental tiene una gran relevancia política en pleno año electoral. Está afectado el más alto tribunal del país y se trata de una iniciativa, la lucha contra la extrema derecha, que Schily y la coalición rojiverde habían convertido en bandera. El ministro hizo un llamamiento "a la responsabilidad común de todos los demócratas" para lograr que el NPD, pese a todo, sea ilegalizado por ser antidemocrático, antisemita y xenófobo.
 

 



LA MARCHA DEL NPD EN BERLIN HA SIDO LA MAS GRANDE DE UN GRUPO NACIONALISTA EN ALEMANIA DESDE EL FIN DE LA II GUERRA MUNDIAL
29 de noviembre del 2001  La marcha tal y como fue percibida por distintos organos de prensa enemigos
La marcha neonazi, la más importante en la capital alemana desde la II Guerra Mundial, desencadenó violentos enfrentamientos entre la policía y contramanifestantes antifascistas
Más de 3.000 nacionalistas tomaron parte hoy en Berlín en una marcha convocada por el neonazi Partido Nacional Democrático (NPD)  para protestar contra una exposición sobre los supuestos crímenes y abusos del ejército nazi durante su campaña de ocupación en el Este de Europa en la II  Guerra Mundial.  Se trata del desfile neonazi más importante que vive Berlín desde la Segunda Guerra Mundial. En choques entre derechistas y contra-manifestantes de otros  sectores políticos y la policía resultaron heridos ocho polícías y  algunos manifestantes, cuyo número no se precisó.  En total fueron detenidos a causa de los disturbios 30 personas, 17 derechistas y 13  contramanifestantes, según informó la policía.  Los organizadores tenían previsto realizar la marcha por el tradicional y antiguo barrio judío de la  capital alemana, lo que fue prohibido por las autoridades.  Contra la marcha se habían pronunciado y protestado numerosas organizaciones judías  de todo el mundo, pero las autoridades  berlinesas dijeron que no había niguna base judicial para prohibirla definitivamente.
Paralelamente, una contramanifestación de izquierdas que congregó a cerca de mil personas cerca de la nueva sinagoga, en el barrio judío, provocó numerosos incidentes, cuando los manifestantes empezaron a lanzar objetos contra las fuerzas antidisturbios, desplegadas para evitar el encuentro de ambos grupos. Los agentes respondieron rápidamente y con dureza, utilizando cañones de agua y lanzando gases lacrimógenos. Varias decenas de agentes y manifestantes resultaron heridos en los enfrentamientos. Algunas fuentes hablaban de hasta 30 detenciones, incluidos varios manifestantes de  extrema derecha, aunque en principio la marcha neonazi concluyó sin incidentes destacados.  Entre los convocantes a la contramanifestación esta el alcalde Wowereit  qué pidió a la población que boicoteara a los neonazis, ya fuera acudiendo a la contramanifestación o visitando masivamente la exposición. 
Frente a la ruta inicialmente prevista, finalmente la  manifestación no pasó por el barrio judío de la capital, donde se ubica la exposición sobre la Wehrmacht, una perspectiva que segun los contraminifestantes habría servido de reclamo para que muchos simpatizantes del NPD acudieran a esta protesta. Según el jefe de la policía, Gerd Neubeck, "nunca se  pensó en dejar pasar a los neonazis por el barrio judío". Pero el recorrido definitivo aprobado se mantuvo en secreto para evitar que miembros de uno u otro grupo buscaran el enfrentamiento. 
Los partidarios del NPD, procedentes de todo el país, llegaron en trenes especiales y abandonaron de igual manera la ciudad horas después. Los convocantes denunciaban una polémica exposición que conmsideran ofensiva contra la Wehrmacht .  La contramanifestación reunió a un millar de personas, que corearon gritos de "nazis fuera". Los incidentes se iniciaron cuando algunos de ellos intentaron romper las barreras de protección montadas por la policía. Cuatro mil agentes fueron desplazados hasta el centro de la ciudad para intentar mantener el orden.

Y sin embargo... a pesar de la evidente mala fe de los periodistas se ve que los manifestantes NO causaron los incidentes, sino que estos fueron causados por los antifascistas de turno...
Los nacionales se manifestaron con gritos claramente subversivos como "MI ABUELO NO FUE UN ASESINO"... ¿CUAL ERA EL GRITO DE LOS ANTIFAS? Qué el suyo sí lo fue...

No hay comentarios:

Publicar un comentario