domingo, 4 de diciembre de 2011

Esa cosa rara que llaman selección “nacional” ¿de Costa Rica?


Con motivo del encuentro entre, la poderosa representación de España, es decir, el mejor equipo de fútbol del mundo, compuesto de los once mejores hombres del orbe, y el patético rejuntado “tico” de jugadorcitos de bola con fisiquitos para soportar apenas medio tiempo del reglamentario; me pareció interesante comentar aspectos reales de este deporte que, por ser una realidad, no se mencionan en los medios. Por esto y porque cada vez que subo un articulo mió a Facebook el elocuente silencio por respuesta de los lectores le otorga la razón a lo expuesto en ellos. Creo que criticar lo malo de una sociedad no es condenable, aunque uno caiga mal, por el contrario, esto debería ayudarnos a salir de nuestra ceguera e ignorancia.

 Quiero dejar claro que la razón de fondo de mis criticas no son el odio al país,- jamás - amo a Costa Rica y soy mas tico que cualquiera de esos dundos que se montan una camiseta roja, pero que no dudan en perjudicar a sus compatriotas en los aspectos mas vitales de la existencia.

 Precisamente el amor a mi país, me obliga a querer lo mejor para el, y a  detestar las actitudes chusmas, pachucas, así como todo elogio a la debilidad y a la indulgencia lastimera. Eso, y porque uno se cansa de oír siempre las mismas idioteces ilusorias que se han asentado, (como ciertas), en el imaginario popular costarricense.
Para empezar diré que desconocía el grado inaudito de alienante ficción fantástica, que posee el tico medio con respecto a su realidad deportiva. Espejismo que a mi juicio ya raya en la neurosis.

Costa Rica no fue superior, ni lo será jamás, a España ni  a  cualquier otra selección de primer nivel principalmente de Europa. Otra cosa es que tales selecciones no estén eventualmente, pasando su mejor momento, ahí es donde aparece nuestra oportunidad pero no la superioridad. Es por tanto un error de autoengaño creer que llegaremos alguna vez, con lo que tenemos, a ese nivel de calidad. Por ejemplo, España en los futuros mundiales buscara el campeonato y talvez lo vuelva a lograr. Costa Rica si acaso  ira a participar.
Costa Rica podrá ganarle 20 a cero en un partido a cualquier selección poderosa, pero esto no nos hará mejores, porque a la hora de la  verdad, cuando no se juega por amistad sino echando el 100%, Costa Rica no lograra imponerse pues falta sangre guerrera y homogeneidad. Ese factor que se llama raza y es el que precisamente la gente se niega a ver, pero es al mismo tiempo la razón medular por la que eternamente Costa Rica seguirá cayendo en el camino. No son las estrategias, ni las directrices, ni las políticas, ni los aspectos económicos o alimenticios, ni cambiando entrena-estafa-dores ocho veces al año, tampoco la culpa es del clima . Sencillamente no hay sangre lo suficientemente homogénea para remontar el estancamiento en el que seguirá Costa Rica; situación que se tornara peor con solo ver el decadente perfil racial que inunda nuestras calles. A este paso Costa Rica será solo un nombre hipotético y tendrán que mandar a hacer a China veintidós jugadores desechables para que conformen la selección nacional. ¿qué les parece? Ni el mejor circo del mundo tendría un numero tan chistoso como ese: once robots amarillos con la camiseta nacional de Costa Rica. O quizás en el futuro nuestros brillantes políticos logren una solución de mas altura; una que, por fin, nos permita disputar una copa del mundo. Esto es, destinando una partida especifica para comprar veintidós jugadores Alemanes, Españoles o Italianos, que ya debidamente uniformados y “nacionalizados” nos deleiten con las mieles de un campeonato mundial. De otra manera jamás.

Me parecen muy rescatables jugadores como Ruiz y Oviedo, dos ticos de cepa, y algún otro por ahí con evidente perfil tradicional costarricense del valle  central, y con el  que cualquier tico genuino se puede identificar, del resto ni hablar. Otra cosa seria si tuviésemos mas sangre Española atollada de menos “orines de cholo”. Entonces si podríamos batirnos cara a cara con cualquier escuadra Europea de tu a tu, durante noventa minutos, dejando las tripas en el fragor de la batalla, independientemente si nos pagan un millón de Euros por partido o solo un copo a la salida. Pero para actuar así se requiere una casta que no existe debido al  trágico mestizaje racial del cual cada día nuestro país es presa gracias a la marea de nicas, dominicanos, lacra limonense y otros decadentes grupos advenedizos que con su deplorable aporte genético, rebajan la sangre del costarricense tradicional. A ese paso a los únicos campeonatos que asistiremos será al de bebedores de chicha y reguetoneros.
Por supuesto que en este momento ya estarán los mentecatos  de siempre aplicándome el evangelio repetitivo que los medios difunden: racista, xenófobo, malvado etc. Pero, que le vamos a hacer, hay que aceptar que el sistema siempre tendrá a su haber un multitudinario coro, bien adiestrado, de loras que repiten los slogan que los medios difunden todos los días: sin sospechar el fondo de algo que dan por bueno, solo porque suena bonito.
Finalizo deportivamente diciendo que no auguro ningún  cambio sustancial para el fútbol de Costa Rica en los próximos cien años, a no ser, claro, que se tomen en  cuenta las medidas que antes mencione. Pero tampoco auguro ningún avance en otros aspectos de la vida nacional, porque justamente parte de carecer de arrestos genéticos valiosos, es permitir que nos guíen borreguilmente los mismos capataces de siempre.
 Consejo final:
Estimado compatriota tico…
 Despierte, el mundo lo esta haciendo. Ya otras sociedades se dan cuenta de quien es el enemigo  y  están clamando cambios. En Europa los partidos tradicionales de izquierda retroceden por no ser mas que fiascos. Despierte, las noticias mienten. Despierte, no somos una sociedad feliz. Despierte, lo bello que tenemos es parte de una naturaleza y no nos costo nada. Despierte, no existe libertad de prensa. Despierte, la democracia es una estafa y una ilusión en la mente de los ingenuos. Despierte no existe algo que se llame selección nacional, se trata de solo de un proyecto político. 
Sobre todo recuerde que un pueblo puede carecer de muchas cosas, pero si tiene sentido de la realidad, ya tiene algo importante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario