martes, 24 de enero de 2012

Los orígenes del clan Saud


EL CLAN SAUD, la dinastía judía que gobierna Arabia Saudita
(Gracias a RP por el link)
ABNA. En el año 851 A.H. un grupo de hombres del CLAN AL MASALIJ los cuales eran una rama de la Tribu de ANZA, formaron una caravana para comprar cereales (trigo y maíz) y otra comida de IRAQ, y transportarla devuelta a NAYD. La cabeza de aquel grupo era un hombre llamado SAHMI BIN HATHLOOL. La caravana llegó a BASORA, en donde los miembros del grupo fueron a visitar un mercante de cereal que era judío, llamado MORDEJAI BIN IBRAHIM BIN MOSHE’.
Durante su intercambio con el mercante, el judío les preguntó: ¿De dónde son?, ellos respondieron: De la TRIBU ANZA; un clan de los AL MASALIJ. Luego de escuchar su nombre, el judío comenzó a abrazar afectuosamente a cada uno de ellos, diciendo que él mismo era también del clan de los AL MASALIJ, pero que se había ido a vivir a BASORA (IRAK) en consecuencia de una pelea familiar entre su padre y algunos miembros de la tribu ANZA.
Luego de narrarles su fabricada historia, él, le ordenó a sus sirvientes que cargaran todos los camellos de los miembros del clan con trigo, dátiles y tamman; una notable acción tan generosa que asombró a los hombres de MASALIJ y les subió la moral al encontral tal afectuoso primo en IRAQ – la fuente de sustento; creyeron cada palabra que les dijo, y, debido a que era un mercante rico de las comodidades de la comida lo cual para ellos era una necesidad muy grande, les agradó (incluso aunque era un Judío oculto bajo la ropa de un Arabe del clan AL MASALIJ).
Cuando la caravana estaba lista para partir a NAYD, aquel mercante judío les pidió que aceptaran su compañía, porque él tenía la intención de ir con ellos a su patria original, NAYD. Luego de escuchar esto de aquel hombre, ellos con un corazón abierto le dieron la bienvenida con una actitud muy animada.
Así fue como ese oculto judío se fue con la caravana NAYD. En NAYD, él comenzó a promulgar mucha propaganda de sí mismo a través de sus acompañantes (los que decían que eran sus primos), un factor el cual reunió alrededor suyo un considerable número de gente que lo apoyaba; pero, inesperadamente, confrontó una campaña que se oponía a él, a sus puntos de vistas, liderada por SHEIJ SALEH SALMAN ABDULLAH AL TAMIMI, quien era un predicador religioso musulmán en AL QASIM. El radio de sus prédicas incluían Nayd, Yemen, y el Hiyaz, y este fue un factor que hizo que este judío (el ancestro de la presente FAMILIA SAUDITA) a irse de AL-QASIM a AL IHSA, en donde cambió su nombre (MORDEJAI) por el nombre de MARJAN BIN IBRAHIM MUSA. Luego cambió el lugar de residencia y se instaló en un lugar llamado DIR`IYA cerca de AL QATIF, en donde comenzó a expandir, entre los habitantes una fabricada historia sobre el escudo de nuestro Profeta MUHAMMAD (s.a.w.), de que fue tomado como botín por un árabe pagano en consecuencia a la batalla de Uhud, entre los árabes paganos y los musulmanes. Aquel escudo, decía, fue vendido por los árabes paganos a un clan judío llamado BANU QUNAIQA’ quienes lo preservaron como un tesoro.
Él, gradualmente fue reforzando su posición entre los beduinos a través de tales historias, las cuales indicaban como los clanes judíos en Arabia eran tan influyentes y merecían de una elevada estima por parte de la gente. El adquirió una personal importancia entre los beduinos, y decidió asentarse permanentemente ahí, en el pueblo de DIR´IYA de AL QATIF, la cual decidió que sería su (capital) en el Golfo Pérsico. Él asipiraba a convertirla en un lugar para establecer un REINO JUDÍO EN ARABIA.
En orden de completar su maquinaria de ambiciones, comenzó a acercarse al desierto, a los beduinos árabes para que apoyaran su posición, luego gradualmente, ¡el se declaró como su rey!.
Luego de aquella coyuntura, la tribu de AJAMAN junto con la tribu BANU JALED se pusieron completamente al tanto del astuto plan del judío, luego de que habían verificado su verdadera identidad, y decidieron ponerle un fin. Ellos atacaron su pueblo y lo conquistaron, pero antes de arrestarlo él ya había escapado.
Aquel ancestro judío de la FAMILIA SAUDITA, (MORDEJAI), encontró refugio en una granja llamada, en esos tiempos AL-MALIBID GUSAIBA cerca de AL ARID, la cual se llama en nuestro tiempo presente: AL-RIYADH.
Le requirió al dueño de aquella granja que le diera asilo. El granjero fue tan hospitalario que inmediatamente le dió santuario. Pero aquel judío (MORDAJAI) dejó pasar mas de un mes de su estadía ahí, cuando asesinó al dueño de la tierra y a todos los miembros de su familia, pretendiendo que habían sido todos matados por unos ladrones los cuales habían invadido la casa. Luego pretendió que él había comprado la tierra antes de que esa catástrofe le sucediera a esa familia, de acuerdo a esto, él tenía el derecho a residir ahí como el dueño de la tierra. Él luego le dió un nombre nuevo a aquel lugar, lo nombró AL-DIRI´YA, el mismo nombre que le había dado al lugar que había perdido.
Aquel ancestro judío de la FAMILIA SAUDITA (MORDEJAI), fue rápido en establecer una CASA DE HOSPEDAJE llamada “MADAFFA”, en la tierra que había ursurpado de sus víctimas, y reunió con él a un grupo de hipócrita quienes comenzaron a propagar la falsa propaganda sobre él, que decía que era un prominente Sheij árabe. Él hizo complots en contra del Sheij SALEH SALMAN ABDULLAH AL TAMIMI, su enemigo original, y causó su asesinato en la mezquita del pueblo llamada AL-ZALAFI.
Luego de eso, se sintió satisfecho y a salvo para convertir a AL DIRI`YA en su hogar permanente. Ahí él practicó la poligamia en una alta escala, y de hecho, tuvo muchos niños a los cuales les dió nombres árabes puros.
Desde entonces sus descendientes, crecieron mucho en número y poder bajo el nombre de el CLAN SAUDITA, ellos han siguido sus pasos en la práctica de actividades bajo tierra y conspiraciones en contra de la nación árabe. Ellos ilegalmente se tomaron sectores rurales y tierras de plantaciónes y asesinaron a cada persona quien tratara de oponerse a sus diabólicos planes. Usaron toda especie de engaño para llegar a sus propósitos como, comprar la conciencias de sus disidentes, ofrecían a sus mujeres y dinero para influenciar a la gente en esa área, particularmente a aquellos quienes comenzaron a escribir verdaderas biografías de aquella familia judía; sobornaron a escritores de historia en orden de purificar su ignominiosa historia y para hacer que su linaje estuviese relacionado a las tribus árabes más prominentes tales como las tribus de RABI’A, ANZA y AL MASALIJ.
Un distinguido hipócrita en nuestra era, cuyo nombre es MOHAMAD AMIN AL-TAMIMI- Director y Administrador de las Librerías contemporáneas del Reino Saudita, creó un mapa geneológico (ÁRBOL FAMILIAR) para esta FAMILIA JUDÍA (LOS SAUDITAS), conectándolos con nuestro Sagrado Profeta, MUHAMMAD (s.a.w.) Por este falso trabajo, recibió una recompensa de 35 (TREINTA Y CINCO) MIL LIBRAS EGIPCIAS por parte del EMBAJADOR DE AQUEL ENTONCES EN EL CAIRO, EGIPTO, en el año 1362 AH – 1943 DC El nombre de ese embajador es: IBRAHIM AL-FADEL.
Como fue mencionado anteriormente, el ancestro judío de la FAMILIA SAUDITA, (MORDEJAI) practicaba la poligamia al casarse con muchas mujeres árabes y tener muchos niños; su práctica polígama es en el presente, llevada a cabo al pie de la letra por sus descendientes.
Uno de los hijos de MORDEJAI, llamado AL-MAQARAN, arabizado desde la raíz judía (MACK-REN) tuvo un hijo llamado Mohammad, luego otro llamado SAUD, el cual es el nombre de la DINASTÍA SAUDITA del presente.
Los descendientes de SAUD (la FAMILIA SAUDITA del presente día) comenzaron una campaña para el asesinato de los prominentes líderes de las tribus árabes, bajo el pretexto de que aquellos líderes eran falsos; renegados de la religión islámica y desertantes de las doctrinas Coránicas, por lo tanto merecían la condena y matanza SAUDITA.
En el Libro de Historia de la FAMILIA SAUDITA páginas (98-101), su historiador privado familiar declara que la DINASTÍA SAUDITA considera a todas la personas de NAYD blasfemosas; así que su sangre debe ser derramada, sus propiedades confiscadas y sus mujeres tomadas como concubinas; ningún musulmán es auténtico en su creencia a menos que pertenezca a la secta de MOHAMMAD BIN ABDUL WAHHAB, (quien su origen es también judío de TURQUÍA.) Sus doctrinas le dan autoridad a la FAMILIA SAUDITA para destruír las villas con todos sus habitantes, incluyendo mujeres y niños, y atacar a las mujeres sexualmente; apuñalar los estómagos de las embarazadas y cortar las manos de sus hijos, luego quemarlos. Están incluso autorizados para tales BRUTALES DOCTRINAS para saquear todas las propiedades de quienes llaman renegados (o sea que no siguen su secta Wahabita.)
Su horrible familia judía, de hecho ha efectuado todas esas atrocidades en el nombre de su secta religiosa falsa, los wahabitas, la cual en realidad ha sido formada por un judío para sembrar la semilla del terror en los corazones de la gente en los pueblos y villas. Esta dinastía judía ha estado cometiendo tales brutales atrocidades desde 1163 A.H. Ellos han nombrado a toda la Península Arábica luego de su nombre familiar (ARABIA SAUDITA) como si toda la región fuese su estado real personal, y que todos los habitantes son sus meros sirvientes o esclavos, trabajando día y noche para el placer de sus amos (LA FAMILIA SAUDITA).
Ellos sostienen completamente la riqueza del país como si fuese de su propiedad. Si cualquier persona pobre de entre las personas comunes levanta su voz para alegar en contra de cualquiera de las reglas despóticas de esta dinastía judía, la dinastía le cortará su cabeza en la plaza pública. Una princesa perteneciente a esta dinastía visitó FLORIDA, EE.UU., con su comitiva; ella arrendó 90 (NOVENTA) dormitorios Suite en un Gran Hotel que costaba Un Millón de Dólares la noche. ¿Puede alguno de sus súbditos comentar algo sobre la extravagancia, si sabe muy bien que su destino será: LA MUERTE CON EL FILO DE LA ESPADA SAUDITA EN LA PLAZA PÚBLICA.
Testigos de los ancestros judíos de esta familia saudita: En los años 1960 la estación de televisión que transmite en Cairo, Egipto, “SAWT AL ´ARAB”, y la estación televisiva de YEMEN en SANA`A confirmaron la Descendencia Judía de la familia Saudita.
El rey FAISAL AL-SAUD en ese tiempo no pudo negar el emparentamiento de su familia con los judíos cuando declaró en el WASHINGTON POST el 17 de septiembre de 1969: “Nosotros, la familia Saudita, somos primos de los judíos, estamos en completo desacuerdo con cualquier árabe o autoridad musulmana que muestre cualquier antagonsimo hacia los judíos; pero debemos vivir juntos con ellos en paz. Nuestro país (Arabia) es la fuente de donde los judíos se expanden y sus descendientes están al rededor de todo el mundo,” esa fue la declaración del REY FAISAL AL-SAUD BIN ABDUL AZIZ!!!!!.
HAFEZ WAHBI, el Consejero Legal SAUDITA, mencionó en su libro titulado: “LA PENINSULA DE ARABIA” que el REY ABDUL AZIZ AL-SAUD, quien murió en el año 1953, había dicho: “Nuestro mensaje (MENSAJE SAUDITA) se encontró con la oposición de todas las tribus árabes; mi abuelo, SAUD AWAL, una vez arrestó a un número de Sheijs de la tribu de MATHIR; y cuando otro grupo de la misma tribu vino para interceder por la liberación de los prisioneros, SAUD AWAL dió órdenes a us hombres de que le cortaran la cabeza a todos los prisioneros, luego, él quizo humillar y derogar a los que intercedieron invitándolos a comer un banquete preparado de la carne cocida de sus víctimas, y puso sus cabezas encima de los platos de comida!!!. Los que intercedieron se alarmaron tanto que se rehusaron a comer, él ordenó a sus hombres que les cortaran la cabeza a ellos también. Ese horrible crimen fue cometido por el autoimpuesto rey, a gente inocente, que su culpa era solamente oponerse a sus crueles, extremas y despóticas reglas.
HAFEZ WAHI, declara también que el REY ABDUL AZIZ AL-SAUD relacionó aquella verdadera historia sangrienta a los Sheijs de la tribu MATHIR, quienes lo visitaron en orden de interceder por su prominente líder en ese tiempo, FAISAL AL DARWISH, quien era el prisionero de Kinga. Él le narró esta historia a ellos para detenerlos en su interseción para liberar a su Sheij; de otra forma, ellos enfrentarían el mismo destino; El rey mató al Sheij y usó su sangre como su líquido de ablución justo antes de pararse a hacer su oración (luego de la falsa doctrina de la secta de los Wahabitas); la culpa de FAISAL DARWISH en ese tiempo era que había criticado al Rey ABDUL AZIZ AL-SAUD cuando el rey firmó el documento que prepararon las Autoridades Inglesas en 1922 como una declaración para darle PALESTINA a los Judíos; su firma fue obtenida en la conferencia sostenida en AL-AQIR en 1922.
Ese era y es hasta hoy el sistema de Régimen de la FAMILIA JUDÍA (FAMILIA SAUDITA): todos sus objetivos son: Saquear el bien del país, robar, falsificar, y cometer todo tipo de atrocidades, la inequidad, y la blasfemia, todo esto es ejecutado en complicidad con su invento la Secta Wahabita, la cual legaliza el cortarle las cabezas a los súbditos que se oponen a ellos.
Las Raíces Judías de la Gobernante Familia Saudita
El rey Abdel Aziz:
También conocido como Ibn Saud. El rey Abdul Aziz es el padre del rey Fahd y de otros 44 hijos. Abdul Aziz unió a Arabia Saudita con la espada. Un salvaje beduino que tenía como gratificación, guerra tras guerra, probar la sangre de aquellos que mataba. Durante el comienzo del siglo veinte, le ofreció sus servicios al imperio Otomano y fue rechazado por los turcos, descrito como una persona de desconfianza e incivilizado. Los britanicos, durante el mismo período, estaban buscando aumentar su esfera de influencia en Arabia, y vieron en Ibn Saud, el salvaje guerrero que estaban buscando para que controlara a Arabia por ellos. Lo financiaron y protegieron para que les entregase Arabia. Entre muchas de las familias gobernantes durante ese período: Los Hashemitas (el rey Hussein de Jordania), los Rashids (respetada familia comerciante de Arabia Saudita) y los Idrises, todos estaban indispuestos a lidear con el imperio británico después de la primera Guerra Mundial, sobre términos británicos. Los británicos encontraron en Abdul Aziz un bandido voluntarioso en el cual podrían confiar la conquista y mantención de sus intereses. Debido a que Abdul Aziz era wahabita, él incentivó el fundamentalismo para crear miedo entre las variadas tribus que estaban tratando de unirse. Poco sabían él y el rey Fahd luego de él que el fundamentalismo ha crecido y se ha convertido en más que una simple ideología política, ahora es un modo de vida.
El rey Fahd bin Abdel Aziz
Los corruptos miembros de la familia saudita son muchos. No es fácil ensamblar factores sobre todos ellos con total perfección, sin embargo, el más corrupto de todos ellos y maestro de todos los maestros no es otro más que el rey Fahd bin abdul Aziz. Poder absoluto sobre el poder ejecutivo, legislativo y ramas judiciales del gobierno saudita. Él es el juez, el jurado, el fiscal, el abogado defensor, el ejecutor. Teniendo todo el poder, él ha, con otros miembros de su familia, vaciado los cofres del gobierno. Hoy Arabia Saudita está en la banca rota y tiene un futuro económico muy oscuro, debido a sus políticas y falta de visión.
Príncipe Sultán bin Abdel Aziz
Es el tercero en comando del país, pero no menos corrupto que el rey Fahd, Sultán bin Abdul Aziz tiene cuatro títulos, todos con la intensión de retener el poder y robarle al país. Él es el Coronado príncipe, ministro de defensa, Jefe de las aerolíneas sauditas, y el inspector general del país de Arabia Saudita. Imagínense al zorro observando a las gallinas, con el título de ministerio de defensa e inspector general. Esto es como tener al jefe de una compañía química también como jefe de la agencia de protección ambiental. Que chiste. Sultán es conocido por su desviación sexual la pedofilia. Mantiene varios burdeles para sus propios placeres en Arabia Saudita y en el exterior.
Príncipe Muhammad bin Fahd
Es el hijo mayor del rey Fahd, Muhammad bin Fahd fue tempranamente expuesto a la corrupción. Con las bendiciones de su padre, Muhammad ha robado fondos del gobierno a través de largos proyectos de telecomunicaciones, contratos de telefonía, contratos de celulares, contratos de equipos, etc. Sus bienes son valoradas en la cercana suma a 5 billones de dólares, en su mayoría amasados durante los buenos días de finales de los setentas y los comienzos de los ochentas. Su padre le asignó un puesto en el gobierno después de que despilfarrara a través de los negocios. Hoy, es el gobernador de la provincia oriental en Arabia Saudita, en donde se encuentran el 25% de las reservas de petróleo del mundo. Su padre quiere que se convierta en un príncipe coronado.
El príncipe Faisal bin Fahd
Si una clase tuviese que escribir una tesis sobre la familia al-Saud, Faisal bin Fahd sería el ganador del premio al imbécil de la familia. Estúpidamente porfiado y sin duda tonto, Faisal se ha pasado la vida a la siga de dos cosas: Las drogas y las mujeres. Obtiene sus drogas de Líbano a través de sus asociados en negocios y sus mujeres de Europa siguiendo la misma línea de contactos. Este es un hombre quien nunca ha hecho nada bien, correcto o útil en su vida. Su padre, el rey Fahd, lo nombró como la cabeza de todos los programas de deportes juveniles. Uno debe estar enfermo como para designar a un conocido drogadicto para ser cabeza de los programas para la juventud. Esto es como contratar a un niño molestoso como profesor de un jardín infantil.
El príncipe Abdul Aziz bin Fahd
El hijo menor del rey Fahd, Abdul Aziz es un niño de 24 años, y es el joven más protegido del mundo. Nacido de una madre astuta, al rey Fahd se le hizo creer que si llevaba a su hijo a todos lados nunca sería asesinado (como el rey Faisal). Así que Abdul Aziz nació con la cuchara de oro en su boca. Este es un niño, quien es tan mal criado y tan sobre protegido que nunca ha conocido el dolor físico, moral o emocional. La gente que es cercana a él dicen que no destaca y es vano. Cuando su padre tuvo un ataque al corazón en noviembre de 1995, le transfirió $10 billones de dólares de su fortuna personal. El dinero fue transferido a las cuentas de Abdul Aziz en los bancos de Suiza en Ginebra y Zurich con la ayuda de Jaled al-Ibrahim, su tío.
El príncipe Bandar bin Sultan
El más ignorante y peligroso en el sentido político. Bandar es el hijo no oficial de Sultan. Para aquellos que no lo conocen, bandar es un asesino (él financió y aprobó un plan para instalar una bomba en Beirut que mató a 80 mujeres y niños inocentes), un mentiroso (Washington y sus embajadores lo conocen bien), un ladrón (pregúntenle a el señor Saíd Karma y Wafic Saíd en Londres), y un traicionero, todo en uno. También sucede que es el embajador de Arabia Saudita en los Estados Unidos desde 1984, un trabajo extra, considerando que gasta su tiempo en planes maquiavélicos y en robar. Sus amigos son pocos y sus enemigos son muchos. Su sueño es volver al poder en Arabia Saudita saltando arriba de los príncipes Naef y Salman. Su tío, el rey Fahd le está ayudando a conseguir ese objetivo. Una vez que muera el rey Fahd, Bandar perderá todos sus poderes. Bandar desprecia a cualquiera que tenga más dinero que él o sea más respetado que él, principalmente al príncipe Saud bin Faisal, Ministro de asuntos exteriores, quien es altamente respetado, al príncipe Muhammad bin Fahd, quien es más rico que él, y últimamente al príncipe Walid Bin Talal, un sabio hombre de negocios, quien ha, en diferencia a los otros miembros de la familia al-Saud, producido dinero en vez de robarlo.
El príncipe Jalid bin Sultan
Si uno tuviese que describir a este gran oso feo, la mejor descripción tendría que ser la acotación dada anónimamente por el personal del General Schwarzkopf durante la guerra del golfo: “Cuando se trata de sabiduría militar, se saca una C menos. Cuando se trata de valentía se saca una D. Cuando se trata de inteligencia, se saca una D menos. Aparte de eso, está bien.” Este es el hombre quien le dio agua y comida a las tropas del desierto a través de un acuerdo contractual con el gobierno de Arabia Saudita. Solo este contrato le dio $2 billones en comisiones. Después de la guerra, él declaró estar detrás de la victoria de las tropas del desierto. No es necesario decir que ha sido exiliado hacia Londres en donde ha escrito un libro en donde se promueve a él mismo, que relata su inteligencia y entendimiento de las operaciones militares. Incluso el príncipe Sultan desea nunca haber tenido ese hijo. Hoy, se pasa el tiempo tratando de impresionar a los europeos y a los americanos a través de actividades sociales. Él es totalmente ignorado a excepción de aquellos que se benefician directamente e indirectamente de las migas de su dinero.
El príncipe Naef bin Abdel Aziz
Es el ministro del interior y cabeza de la seguridad interna, es conocido por su cobardía. Durante el levantamiento en Meca por parte de Yumaiha al-Ptaibi, Naef apuró al ministerio a esconderse bajo tierra. Le tomó bastante tiempo recuperarse. Naef, posee un largo presupuesto del cual el 40% anualmente va para pagar las coimas y arreglar contratos para él mismo y sus hijos. Su debilidad le ayudó a los elementos extremistas de Arabia Saudita a plantar una bomba en Riyadh que asesinó a cinco americanos. Él pasa la mayoría de su tiempo observando una gran burocracia la cual bloquea su visión cuando se trata de la seguridad del país. Su incompetencia nunca es cuestionada y él es otro Sudeiri. Su hermano menor Salman ha dejado claro que se saltará a su hermano para llegar al trono cuando llegue el momento adecuado.
El príncipe Saud bin Naef
Es el hijo del ministro del interior. Aquí tenemos al típico hijo de un Sudeiri quien le roba al gobierno y luego lo pierde todo en arriesgados negocios y pura estupidez. De hecho, está tan estrecho económicamente que no es capaz de mantener pagos y obligaciones las cuales significan poco para él, ya que no admite ninguna obligación o conocimiento de ninguna deuda. Un típico verdadero negocio para Saud bin Naef es cuando invirtió millones en la construcción de estaciones de inspección automovilística alrededor de toda Arabia Saudita. Después de haberlas construido, fue hacia su padre buscando un decreto real para que todos los autos en Arabia Saudita fuesen inspeccionados anualmente por una estación de inspección certificada. Y la empresa que obtuvo certificación inmediata no fue otra que la que armó antes del decreto.
Saud bin Naef es un pequeño gobierno dentro de un gobierno cobrándole a la gente cientos de Riales al año para tener sus autos inspeccionados para luego perderlo todo en otro lugar. ¿Cómo quedó en banca rota el gobierno de Arabia Saudita?
El príncipe Salman bin Abdel Aziz
Como gobernador de Riyadh, la capital de Arabia Saudita, Salman bin Abdel Aziz usa muchos gorros. Él es el hombre fuerte de Arabia Saudita y se dirige rápidamente al trono. En el último año, Salman se ha reunido con grandes organizaciones judías en Estados Unidos para borrar los rumores de que él es anti-semita y que apoya a Israel en su empuje por la paz. Su mensaje fue recibido con desconfianza de acuerdo a la gente que hizo que la reunión tomara lugar. Salman es tan corrupto como cualquiera de sus hermanos y ha amasado sus fortunas apropiándose de vastas tierras del gobierno y luego vendiéndoselas devuelta al gobierno por la cantidad que necesitaba en el momento para cubrir el caro estilo de vida que mantiene. Salman ha sido una pieza clave para aconsejar a Fahd en asuntos de cómo proceder de acuerdo al futuro de sus siete hermanos y poniendo a la luz al príncipe Abdullah que quiere llevarse el trono luego de la inmediata muerte del rey Fahd. Pero últimamente, el rey Fahd ha estado ignorándolo por completo al aconsejar a sus hijos Muhammad y Bandar bin Sultan con obtener el trono.
El príncipe Muhammad bin Fahd bin Abdel Aziz
El príncipe Muhammad tiene 50 años y es el Segundo hijo del rey Fahd. Él es el gobernador de la provincia occidental rica en petróleo, es el más visible de los hermanos y secretamente pretende el trono saudita. Simultáneamente, se ha visto envuelto en negocios oscuros de venganzas en casa y en el exterior también ha sido parte de escándalos de negligencia política, más que el príncipe más joven de su generación.
Las calificaciones de Muhammad son vagas, un diploma de enseñanza media de California. Su ascendencia por sobre su hermano mayor Faisal se debe más a la falta de carácter de Faisal que a los talentos de Muhammad. Faisal ha sido descalificado de la atención de su padre por meterse con el alcohol y las drogas y porque el escritor Peler Theroux (sandstorm) lo ha acusado de asesinar a su amante varon. Muhammad se posicionó en el número uno por predeterminación. Los pagos en casa se realizan a través de las compañías de helicópteros Árabes Unidas Mohammad Al Bilad pero los intereses de negocios de Muhammad nunca se limitó a ellos. De hecho, como veremos, las empresas se crearon para hacer frente a enormes contratos individuales y se disuelven después de que la operación ilegal concluye.
El escándalo más grande conducido bajo la cubierta de una compañía de conveniencia fue expuesto por los periódicos “The Guardian” y el “Wall Street” en noviembre de 1980. Una empresa japonesa de nombre Petrmonde le estaba comprando 140.000 barriles de petróleo diarios a ARAMCO a $32.63 el barril y el monto de diferencia hacía la suma de $368.000 por día ($135 millones anuales), la compañía no era japonesa sino que sus bases estaban en Londres en las oficinas de Al Bilad y las diferencias en el precio estaban siendo embolsilladas por Muhammad.
Quizás la mejor forma de juzgar su gobierno es revisando su actuar en 1995. Se pasó cinco meses fuera de su puesto, en Arizona en Estados Unidos con su madre. Durante ese período, no se hizo nada, nadie se atrevió a tomar ninguna decisión porque todo está en las manos de Muhammad. A su regreso, se enfrentó con el problema de cómo implementar las promesas echas a los shías de su provincia en respuesta a la implementación de paz con la casa de Saud.
La situación continúa deteriorándose en la provincia oriental, Muhammad no muestra ningún interés en los asuntos del estado, sus actividades comerciales continúan a pesar de la reducción de las ganancias del petróleo del país y su comportamiento personal es abominable como siempre. Aún, esta es la estrella entre los hijos de Fahd, al cual su padre está pensando en convertirlo en rey, supuestamente es el símbolo de una nueva generación para reemplazar a la antigua desacreditada generación.
Nayef bin Abdel Aziz
Tiene 63 años de edad, es ministro del interior. Debido a que se tomó el ministerio del interior en 1975, el príncipe Nayef ha sido objeto de atención nacional e internacional debido a ocurrencias de represión y escándalos. Más recientemente ha estado en el centro de la atención por la alegada represión y mano dura en contra de los autores de dos bombardeos anti americanos los cuales tomaron lugar en noviembre de 1994 en Riyadh en y en junio de 1996 en al-Jubar. Desafortunadamente, su dura y represiva postura ha estado ligada a la corrupción y turbios contratos, como la mayoría de los miembros de la casa de Saud. Aún, inicialmente el hombre no era, para usar una subestimación, tan irresponsable como lo es hoy.
¿Quién es Nayef bin Abdel Aziz? Nació en 1933, Nayef es el tercer hijo de Hussa bint Ahmad al-Sudeiri, uno de los siete hermanos Sudeiri. Él obtuvo el primer título en el reino, pero no es para nada brillante intelectualmente, ni tampoco es considerado como una persona bien educada. Sin embargo, fue le fue conferido un doctorado honorario por Korea del Sur en 1979.
Si Dios quiere en la tercera parte de este extenso artículo sobre las artimañas de la familia saudita, relataremos en extenso algunas características personales de Nayef y su desenvolvimiento dentro del ministerio del interior, y la importancia de este último en Arabia Saudita.

lunes, 23 de enero de 2012

Costa Rica, un pueblo de valientes.


Por: Msc. Geóg. Homer Dávila G*


Muchos nicaragüenses siempre han creído que los hombres costarricenses son faltos de valor, además de afeminados y acérrimos amantes de las golpizas que les profieren las ticas. Ellos en cambio se creen sumamente valientes.
Pero cuidado, no existe nada más alejado de la realidad y para ello veamos la historia.
En abril de 1666, siendo la provincia de Nueva Cartago y Costarrica la más pobre del Reino de Guatimala[1], se presenta la primera amenaza al joven pueblo de Costa Rica.
Los ladrones, violadores, cuatreros y asesinos, Edward Mansfelt y Henry Morgan , con un descomunal frente armado de más de mil hombres ingresan a la provincia por la boca del río Matina a la media noche del 9 de abril de 1666 y marchan hacia Cartago, dispuestos a saquear la ciudad y todo lo que se encuentren a su paso.
El noble gobernador Don Juan López de la Flor, español de enorme gallardía no se amedranta fácilmente por la amenaza que está a punto de destruir toda la provincia.  Resuelto en tomar su arcabuz y espada e ir a luchar contra los mismos filibusteros,  envía al capitán  Alonso de Bonilla para que se adelante a manera de vigía. Éste valiéndose de su aplomo e  inteligencia y con tan solo una treintena de hombres, logra arrinconar y hacer que los mil pillos emprendan la huida de Turrialba; sitio donde ya se encontraban disfrutando de las mujeres y del licor. En su huída le prenden fuego a la ciudad, y asesinan unos cuantos pobladores.
Ya el 16 de abril, don Juan López de la Flor junto con 120 hombres inspeccionan el sitio desde donde habían huido, y solamente logran coger a dos filibusteros que se habían rezagado; mientras que el grueso de los invasores corría despavorido hacia Matina y luego hacia Portete para embarcarse y largarse a la isla de Jamaica.
Todo ello con tan solo doscientos valientes hombres, dispuestos a dar su vida por defender lo que ya amaban tanto como su España. Doscientos hombres pudieron acabar con los planes  de robo y barbarie de mil forajidos, los cuales  ya daban por un hecho consumado el triunfo y el despojo que realizarían en Cartago.
 A tanto había llegado la osadía de estos filibusteros, que afirmaban que cuando llegasen y tomasen la ciudad de Cartago, beberían chocolate con el gobernador. Su algarabía se acrecentaba aún más cuando el soplón informante, Roque Jacinto  de la Fuente alias el “Hermoso”  les respondía afirmativamente a la pregunta de si las mujeres y cortesanas de Cartago eran bellas.
 Éste hecho histórico fue el que dio celebridad a la imagen de Nuestra Señora de la Concepción de Ujarrás, pues muchos pobladores de Cartago y del resto de la provincia, no podían creer que con tan solo una treintena de hombres, se hubiese podido ganar tal empresa contra aquellos despiadados ladrones que se hacían llamar piratas, los cuales ya habían saqueado otras grandes ciudades en Panamá, y en la Española. Razón por la cual se le dieron parte de los créditos a la virgen de Ujarrás. Para mala fortuna de la historia, la imagen blanca de la virgen de Ujarrás fue tirada al olvido por una nueva imagen tallada en una piedra negra, la cual llamarían años después; la Patrona de Costa Rica.
Imagen 1. Ruinas de la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción de Ujarrás aún hoy día en pie, datan de principios del siglo XVII. Fotografía. Homer Dávila para Geografía de Costa Rica.
Imagen 2. Sir Henry Morgan (Llanrumney, Gales, Reino de Inglaterra, c. 1635 – Lawrencefield, Jamaica, 25 de agosto de 1688). Nombrado caballero por la corona inglesa, gracias a sus actividades delictivas en favor del imperio británico.

En 1684, nuevamente los delincuentes John Cook, John Eaton, Edward Davis, Ambrosius Cowley, William Dampier y Lionel Wafer intentan invadir la Alcaldía Mayor de Nicoya y son repelidos y apaleados por Don Diego de Pantoja, alcalde mayor de Nicoya, quién logró juntar un improvisado cuerpo de defensa, compuesto por civiles españoles, criollos, indios chorotegas y esclavos negros; quienes sin tener formación alguna en técnicas militares, acaban con los planes de éstos forajidos ingleses.
La historia y los hombres que la escriben así como aquellos que toman las decisiones, no serían justos con éstos y otros gallardos españoles y costarricenses.  Para premiar a los filibusteros, se bautizan distintos lugares de Costa Rica con los nombres y apellidos de éstos maleantes.  Bahía Wafer, bahía Chatan, cabo Dampier,  cabo Lionel y península de Colnett en la isla del Coco.  Bahía Drake en la península de Osa.
Imagen 3. Croquis de la isla del Coco. La mayor parte de los topónimos de la isla son en "honor" a los piratas ingleses.


Quizás por mezquindad, o por resentimiento hacia todo lo que sea español, es que cosas como ésas se hayan dado en Costa Rica. Si sumamos el elemento de la “ignorancia” premeditada, es posible comprender el por qué de las cosas.
El caso de la Virgen de Nuestra Señora de la Concepción de Ujarrás es probablemente el ejemplo más claro; pues fue desplazada por una imagen negra que reemplazaba el valor de lo blanco y de lo español. Otra razón más que hacer ver que no es tan cierto aquella afirmación de que a lo largo de la historia, los costarricenses hayamos querido obviar la mezcla y la riqueza indigenoide. El sentimiento anti español es un hecho gestado desde hace siglos y que vino a ser consumado en libros de ficción como la historieta Asalto al paraíso de la costarricense Tatiana Lobo o bien en el panfleto Las venas abiertas de América Latina del uruguayo Eduardo Galeano.
Otro episodio más acaece en 1856 y 1857, los costarricenses marchan a Nicaragua con el objetivo principal de expulsar a los ejércitos filibusteros comandados por el estadounidense William Walker, quien ya ha sido declarado presidente de Nicaragua.
El pueblo costarricense responde al llamado de guerra que hace el prócer Juan Rafael Mora Porras. Con una instrucción básica en el arte de la guerra, el ejército nacional de Costa Rica obtiene sendas victorias, lo cual les permite controlar extensos territorios que habían caído en poder de Walker: Rivas, Granada, lago de Nicaragua, San Juan del Norte, San Juan del Sur, Río San Juan.
Como consta en las fuentes documentarles, desde 1857 Costa Rica pudo haber anexado todos esos territorios a placer, pues los había ganado en batalla. Sin embargo no lo hace, pues bajo amenazas de entrar en guerra contra los EE.UU, se decide devolver aquellos territorios y se da el retorno de los valientes soldados que han logrado sobrevivir.
Es así como nos vimos forzados a firmar un tratado que lesionaba nuestra ánimo pacifista, pues contrario a lo que dicta la costumbre y la ciencia, donde la línea fronteriza la marca el punto medio del talweg del río;  se le otorga a Nicaragua el sumo imperio de un río que tiene vida, gracias a que el 78% de las aguas provienen de Costa Rica.
Para enero de 1955, una vez más se gesta una agresión armada desde Nicaragua contra Costa Rica. La mañana del 11 de enero de 1955, Teodoro Picado Lara (hijo del ex presidente calderonista Teodoro Picado Mischalsky) junto con un grupo armado de mercenarios nicaragüenses, costarricenses, cubanos, guatemaltecos, dominicanos y venezolanos; invaden Costa Rica. El apoyo militar lo reciben de Nicaragua, Cuba y Venezuela. El apoyo ideológico lo brinda el resentimiento por la derrota de 1948 a la que fue sometido el Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia. Es por tanto, más una guerra fratricida que una guerra ideológica.
Aún sin ejército, nuestro presidente, aquel que llaman el «Sin miedo a nada» José Figueres Ferrer, logra repeler y aplastar a los invasores. Duro golpe para quienes habían pensado en derrocar a un gobierno democrático e instaurar títeres políticos para perpetuarse en el poder. Una vez más los invasores caen rendidos ante un pueblo que parece dormido, pero que es fiero cuando la situación lo amerita.
Otro duro episodio vuelve a suceder durante la Revolución Sandinista, donde cientos de costarricenses luchan en el frente de batalla, hombro a hombro contra la Guardia Nacional del dictador nica Somoza de Debayle y apoyada por la Contra patrocinada por la CIA. Muchos ticos han de ofrendar su vida por un ideal. ¿Quién recuerda éste otro sacrificio para la liberación de un pueblo  como el de Nicaragua?
Imagen 4. La casona de la Hacienda Santa Rosa es testigo, de como los costarricenses son capaces de tanta valentía hasta el punto de alcanzar la gloria. Fotografía: J. Salazar para Geografía de Costa Rica. 2011.


Imagen 5. Enero de 1955. Ejército improvisado con voluntarios costarricenses quienes responden al llamado del presidente José Figueres Ferrer y marchan al frente de batalla. Fotografía de Rodolfo Carrillo Arias.

Ante todo esto ¿será cierto que los hombres costarricenses son cobardes? Los hechos nos muestran la verdad.
Los costarricenses nunca han sido un pueblo de cobardes, sino un pueblo mesurado, que es capaz de controlar el ánimo; y sí un pueblo valiente que ha sabido cuándo es el momento justo de mostrar toda su gallardía.
Quizás se ha de pensar que los datos históricos que se presentan en éste artículo son una diatriba del autor, que buscando exacerbar la xenofobia ha concatenado la historia de forma tal, que éstos lleven al lector a una sola conclusión y es la del nacionalismo descabellado. La verdad recae en otros regazos.
Sería injusto dejar pasar lo que ha escrito el costarricense Miguel Acuña en su obra El 55 te mataron hermano:
«…la amistad en el sentido que pueda entenderse esta palabra entre los seres humanos, no existe entre las naciones. A lo sumo puede hablarse de corrientes de simpatía; pero estas corrientes cambian de rumbo cuando aparece la conveniencia.»

Es evidente por tanto, que a la luz de los hechos históricos, es una falacia la creencia de que el pueblo costarricense es una nación de cobardes aglutinados bajo la falda de la patria. Sin embargo, una mentira repetida cien veces, termina siendo verdad. Razón por la cual me he tomado el tiempo de exponer éstos hechos históricos que son la prueba fehaciente de un pueblo valiente y gallardo, pero mesurado.

Muy bien lo ha expresado Billo Zeledón cuando escribió:
«En la lucha tenaz de fecunda labor
que enrojece del hombre la faz,
conquistaron tus hijos -labriegos sencillos-
eterno prestigio, estima y honor.
¡Salve, oh tierra gentil!
¡Salve, oh madre de amor!.
Cuando alguno pretenda tu gloria manchar,
verás a tu pueblo, valiente y viril,
la tosca herramienta en arma trocar.»


* Geógrafo y máster en geología. Geo Group Resources & Projects S.A. e-mail: hdavila@geogroupcr.com


[1] Término utilizado durante el período colonial.

sábado, 21 de enero de 2012

Carta de Miguel Serrano a Nimrod de Rosario


(En esta carta, Miguel Serrano realiza varias críticas a Luis Felipe Moyano. Tal vez enceguecido por los celos, Serrano parece no comprender que Belicena Villca es una novela y no un libro de historia. Serrano critica que Moyano haya puesto en labios del Führer un discurso ficticio e irreal. Moyano ya le había explicado que se trataba de una novela y no de un hecho real, y que esa suprema síntesis de la sabiduría eterna debería ser expresada en la novela por el supremo lider de la Alemania eterna. La siguiente crítica importante de Serrano en esta carta se refiere a la vía húmeda propuesta por Moyano. Hay aquí un error en Serrano, pues ambas vías, la seca y la húmeda, son igualmente importantes y están en el mismo nivel, siendo libremente elegidas por ambos tipos de iniciados.)
Chile, 30 de Octubre de 1985
He recibido su carta y su libro, hace ya algún tiempo; pero me ha sido imposible preocuparme de ellos antes, como para darles la respuesta apropiada, por causa de tristes asuntos de familia, que hasta me impidieron llegar a Córdoba, adonde iba de viaje, debiendo regresar urgentemente.
Yo sí que debo decirle que toda alegría que pude sentir al recibir su obra fue inhibida y hasta destruida con la sorpresiva carta que me ha enviado con su libro.
No sé de qué está hablando usted allí, porque lo único válido entre nosotros debió ser nuestra correspondencia personal. Lo que yo le he escrito fue siempre con el mejor ánimo y dirigido a colaborar o ayudar en eso que creí pudiera llegar a ser un Opus conjunto, en ambos lados de la gran montaña o columna dorsal de los Andes.
Recuerdo que lo primero que le declaré fue que en estos territorios la mentira no es permitida, aunque fuera en una novela; porque los arios no mienten, al revés del judío, marcándose aquí la diferencia esencial. Y por ello, aunque fuera en una obra de ficción, no estaba permitido poner en boca del Führer, Adolf Hitler, largos parlamentos con tanto sabor gnóstico y que él nunca pronunció; porque todo lo que hoy huele gnosticismo, a dualismo –como también a monismo‐ está dentro del gran negocio judío.
Alfred Rosenberg afirmó: “La verdad del judío es la mentira orgánica”. Con esto, él estaba significando esa mezcolanza racial, horrible, ese mestizaje y bastardismo que definen a la anti‐raza judía. De allí no puede salir nada que sea verdadero. Su verdad es la mentira. Por eso, quien lucha contra el judío, o se defiende de él, tiene la obligación de levantarse contra la mentira, su producto exudado. Por eso yo también lucho, sincronísticamente, contra la mentira del holocausto judío. Afirmar que este holocausto es verdad, como usted lo hace, es colaborar con el judío, dejando de lado todas esas sofisticadas interpretaciones de que me habla. El combate es adentro y afuera, sincronísticamente. Esto es Magia. Y rehuir ese combate exterior puede aceptar varias interpretaciones y justificaciones; pero tiene un solo nombre: cobardía.
Le decía yo en aquella carta que, en esto que usted llama sabiduría hiperbórea, “no cabe la invención ni la mentira”. No estamos autorizados para ponernos a inventar cosas y luego atribuirlas a una “sabiduría hiperbórea revelada por los siddhas”, ni mucho menos atribuírselas a las SS., a la Thulegesellschaft, a Adolf Hitler, al Hitlerismo Esotérico o al Nacionalsolcialismo. Recuerdo, además, que he sido muy cuidadoso al no decir algo que pudiera crear un enfrentamiento. Por ello, cuando alguien me ha preguntado, para conocer mi opinión, sobre el tantrismo por ejemplo, postergué toda respuesta hasta conocer lo que usted me hiciera remitir sobre la “Mujer Lilith”. Desgraciadamente, no puedo estar de acuerdo con toda esa magia negra con prostitutas, con esa mugre; pero seguí siendo muy cuidadoso al dar mi opinión. Yo deseaba colaborar, adaptando las ondas, y este esfuerzo deberá usted reconocerlo en mi último libro, el cual se hallaba casi terminado cuando nuestra relación se iniciara. Al remitirme por primera vez sus escritos, me dijeron que lo hacían para colaborarme en la obra en que me hallaba empeñado y que “el trabajo iba a ser dedicado a Rudolf Hess y a mí”; porque usted ya había leído “El Cordón Dorado, Hitlerismo Esotérico”, aunque ahora pretende y diga lo contrario. Comprendiendo la importancia de lo que acontecía, guardé el más estricto secreto y no creo haber tratado nunca directamente con usted el asunto de los druidas, a pesar de conocer bien donde se hallaba el origen de su peregrina elucubración; el libro “La Otra Atlántida” de Robert Scrutton, donde un posible masón inglés, teósofo o algo así, ha publicado “La Crónica de Oera Linda”, por lo demás, de dudosa autenticidad. Ahí, Scrutton habla por su cuenta, refiriéndose a los “Golen”, que los frisones encontrarían en Asia Menor. Dice que les habrían invitado a pasar a Europa y a Inglaterra. De ahí usted, por su cuenta y partiendo de esas dudosas fuentes, llega a la conclusión de que “golen”, druida y celta son una misma cosa, conformándose así una construcción imaginaria que, sin embargo, coincide como dos gotas de una misma agua con un plan internacional que se viene poniendo en marcha desde hace ya varios años, para tratar de quitar de encima, de algún modo, la responsabilidad única y total de la gran conspiración al judío. Hemos podido ver así, en un libro ya citado por mí, “La Race Fabuleuse” de Gérard de Séde, el pretendido intento de hacer aparecer a los merovingios con mezcla de judíos; en seguida, unos investigadores a sueldo de la BBC de Londres, publican un Best Seller, “Holly Grail and Holly Blood”, en donde también se pretende lo mismo, atribuyendo ahora hasta “Los Protocolos de los Sabios de Sión” a una entidad sinárquica; el “Priorato de Sión” que pretendería instalar un “Rey del Mundo”, “de sangre merovingia‐judía. Y en Canadá se ha escrito un libro, aún no publicado, pero cuyo borrador he tenido en mis manos, culpando de la Gran Conspiración Mundial a los “Welsh”, es decir, a los galeses. Lo mismo que usted. De algún modo, el judío sería “suavizado”, y, al final, liberado de la absoluta culpa, al ser reemplazado por una “próxima raza raíz” gallega, u otro absurdo por el estilo, teosófico‐masónico. Y este plan judío, inspirado desde afuera, casi telepáticamente, o por hipnosis a distancia, se complementa y colabora perfectamente con la mentira de los seis millones del holocausto, las cámaras de gas, las “pantallas de lámparas y jabones hechos con piel de judíos”, en los campos de concentración nazistas, de tal modo que ya no se pueda recordar el único régimen en este mundo que dio solución justa, terminando con la servidumbre al interés del capital, magia negra judía que tiene esclavizados a los pueblos de esta América. Yo toda esta mentira, que a usted parece no afectarle, porque “se desmoronaría sola si fuera verdad” (Como si alguna mentira judía se haya desmoronado alguna vez sola en la Historia controlada por ellos, sin que los arios deban luchar para conseguirlo) a mi sí me afecta, porque hay camaradas que se encuentran en prisión y son torturados por el solo hecho de haberse levantado contra esa mentira.
Descubro también que el término “Berserkier”, o “Furor Berserkier” ha sido tomado por usted del mismo libro, “La Otra Atlántida”, escrito por ese dudoso personaje “mundialista” anglosajón.
Ahora bien, y para retomar el asunto de la “mentira orgánica”, cada vez que oigo mencionar el concepto de “raza raíz”, “raza del espíritu”, o del “Espíritu”, que “está sobre la sangre y la raza biológica”, etcétera, me entran unas irrefrenables sospechas sobre el origen mismo de quien así lo plantea. Y entro a parafrasear a Goebbels, diciendo: “Cuando oigo hablar de “espíritu” desenfundo mi pistola”. Y esto no porque no crea en el Espíritu, como usted antojadizamente me atribuye, sino porque entro a dudar de la procedencia de quien estas cosas así plantea. Ya he explicado en mi libro último mis sospechas sobre el mismo Evola y Claus, por exponer sus tesis “tradicionalistas” y “psicoetnológicas”, de las “razas del alma”, “del espíritu”, etcétera. En verdad no existe más que una raza que pueda expresar eso que estamos llamando Espíritu Hiperbóreo, y esta es la raza blanca nórdica y la sangre nórdica aria; porque sólo ahí se puede expresar el Espíritu, así como en un violín estradivario se puede ejecutar mejor a Bach. Y el mongol por ejemplo, no es más que una mezcla racial inferior del animal‐hombre, del negro con el amarillo; a los más, del amarillo con el blanco. Y ahí jamás encarnará el “Espíritu Hiperbóreo”. “Mirémonos de frente” decía Nietzsche, “nosotros somos hiperbóreos!”, Bueno, mirémonos en un espejo y ahí sabremos si pertenecemos a la raza blanca aria, o si somos mongoles, mestizos de indios, o bien mulatos.
Recuerdo que también me referí en una de mis cartas a que usted estaba usando toda mi terminología, hasta con las faltas de ortografía que yo cometiera en “El Cordón Dorado”. Allí, en sus escritos, aparecen “el Espejo de la Princesa Papán”, el concepto de “A‐mor” (estoy seguro de ser el único que los ha empleado en el mundo), “La Minne”, “Virya” (se escribe Virâ) y también “Cordón Dorado”, “Áurea Catena”, “Vril”, “Vraja”, “Tantrismo Kaula”, “Lilith”, etcétera, etcétera. Casi todos estos conceptos míos, me han sido robados por usted y, luego, desviados del sentido que yo les atribuí. Y, por último, después de recibir su carta, me parece que yo también pude esperar como mínimo que usted hiciera referencia de dónde y de quién le han llegado estos términos, que usted ha plagiado y expoliado. Cómicamente, en su carta usted tiene la desfachatez de advertirme sobre la necesidad de citar la fuente de su obra, “si yo llegara a referirme a ella, porque podrían existir derechos comprometidos”. Me veo, entonces, en la necesidad de hacerle yo esta advertencia, para el caso de una edición real, o en forma de un libro suyo, puesto que el plagio y la falsificación del sentido de los términos usados por el autor son penados por la ley, siendo muy estricta la Ley de Propiedad Intelectual en Chile, pudiendo establecerse el reclamo sin que su efectividad sea perjudicada por las fronteras nacionales.
Nunca pensé haber tenido que escribirle todo esto. Usted me ha obligado a hacerlo, como una reacción al inesperado ataque que me endilga y que, por supuesto, no puedo pasar por alto. ¿Y cómo aceptar aún ese extrañísimo “pacto de no agresión” que usted me propone, cuando ha empezado agrediéndome? ¿Por qué y para qué? En estos territorios tan esenciales, no cabe la “componenda” –la que usted propone‐. No se trata de “ortodoxia judaica”, u otra monserga semejante, sino de oposición esencial, de una Weltanschauung opuesta, diferente. La suya no concuerda en absoluto con la mía, con la del Hitlerismo Esotérico, ni con la del Nacional Socialismo exotérico. Nada tiene que ver con la lucha del héroe, del Virà, en el Yuga de los Héroes. Todo lo que usted visualiza es un escape vergonzante, una salida, porque en su dualismo gnóstico (que nada tiene que ver con Hitler, ni con las SS.) todo este mundo, el Universo entero es una prisión, una creación demiúrgica. Para el Hitlerismo Esotérico, para mí, es sólo una corrupción en la superficie, una mala copia revestida con una película de Maya. Y, al fondo, se halla una naturaleza pura y bella, tan llena de nostalgia como nosotros mismos, que nos pide a gritos que la redimamos, que la transfiguremos, que “la hagamos invisible dentro de nosotros”, como aseguraba Rilke. Hitler y la SS creían en la posibilidad de revertir la entropía. Y ese fue el origen del conflicto de Rosenberg y las SS con Spengler. En cualquier instante del Yuga de los Héroes es posible reconstruir Thule, retornar a la verdadera Edad Dorada de la Primera Hiperbórea –no a la copia del Demiurgo‐ derrotar al Enemigo, enderezar el Eje de la Tierra, transfigurarla conjuntamente con nuestra mutación, o con nuestra muerte heroica en el combate. “Porque la sangre de los héroes llega más cerca de Wotan que la plegaria de los santos”, que la “huida”, en una autorrealización onanística. Y porque los Héroes que mueren combatiendo por la causa justa del Führer, Adolf Hitler, serán rehechos en el Walhalla por las Valkirias y alcanzarán así la inmortalidad. Es decir, la lucha es sincronística, afuera y adentro, por la redención del mundo y la nuestra. Por ello, entramos voluntariamente aquí, para combatir, no para escapar de un Universo sin esperanzas, de una prisión, sino para impedir que el “plagio” (El Demonio y el judío siempre plagian, falsifican, corrompen) y la corrupción no sigan extendiéndose junto con ese Universo corrompido, a expensas del Universo de los Divyas, o Siddhas, a expensas de Hiperbórea. Combatir aquí, dentro del mismo campo del Enemigo. Este es el Idealismo Mágico de Novalis, el de los SS, el de Hitler y su Nacional Socialismo. Y es por eso, también, que el ario nórdico, de raza biológica pura, de sangre biológica pura, ama la Naturaleza (porque ambos poseen Nostalgia, Minne). La belleza de la Naturaleza tiene su origen en idéntica Nostalgia. Y por eso, la anti‐raza judía odia la aturaleza.
El plan judío y del Demiurgo, del Demonio, del Enemigo, es predicar el escapismo. Lo ha hecho de muchos modos diferentes en nuestro tiempo: con la droga, con el “hippismo”, con “el amor universal”, con el homosexualismo, el lesbianismo, el orientalismo, el gnosticismo, el “tantrismo”, el “ovnismo”, el boom artificial y la falsificación de las obras de Hermann Hess y de C. G. Jung. Y también ahora, en menor scala, pero igualmente peligroso, con usted. Así se desvía y desvirtúa el combate de la juventud (y no solo de la juventud), al mismo tiempo se les saca de la recta lid en este ndo, debilitándola, degenerándole, para poder dejar en las solas manos judías el control de la situación total en el planeta (y no sólo en el planeta).
Lo vuelvo a repetir: el obnubilamiento del Virâ, del héroe, débese al “pecado racial”, a la mezcla con los hijos del “animal‐hombre”, al mestizaje, siendo aún posible la regeneración, intentando retornar por el caminar retrógrado, el de la Swástica Levógira –urdaveretar‐ . “El pecado contra la sangre y la raza es el pecado original y marca el ocaso de la humanidad que se le rinde”. Y estas sí son palabras dichas por el Führer, Adolf Hitler (“Mi Lucha”).
No, aquí no pueden existir pactos ni componenda. Hay muchas vidas jóvenes comprometidas, también en Argentina, a ambos lados de la Columna Vertebral del Polo Sur, morada del demonio, por el momento. El Führer también lo dijo: “Sólo la política admite la componenda; la Weltanschauung, la concepción del mundo, nó”. Y sólo lo que Hitler dijo –en todo lo que se refiera al Hitlerismo, especialmente, es verdad para nosotros. No podemos, por ello, inventarle palabras y aseveraciones al Führer ni a las SS. Tampoco a los Siddhas; aunque se nos antoje comenzar a afirmarlo en nombre de una supuesta iniciación, o de una Orden “Tirodal”, recién inventada, de “Caballeros de la República Argentina”, u otra cosa por el estilo.
Puede, por lo tanto, tener la seguridad de que no entraré en mayor polémica, ni siquiera en un intercambio epistolar, el que doy por definitivamente terminado. No dispongo de tiempo exterior ni interior para ello, aunque sí esta carta deberá circular entre la misma gente que usted hiciere circular las que me dirigiere. Siempre guardé el más absoluto secreto y reserva en todo lo que tuvo que ver con nuestra comunicación, que pese a ser importante para mí, en la sorpresa de los primeros tiempos. Bueno! Las cosas se han venido a dar de otro modo al presente, y no por culpa mía. Mi interés primordial se centra en el deseo de preservar la pureza y la transparencia de mi lucha, de mis conceptos y mis vivencias, no pudiendo otorgar a nadie el derecho de plagiarlos y desviarlos hacia un sentido diferente al que yo le diere.
Miguel Serrano