jueves, 8 de marzo de 2012

Liberan a una joven que fue secuestrada y violada durante dos meses por gitanos


  • Los agentes detuvieron a dos hombres y tres mujeres por las agresiones
  • El cautiverio de la joven pudo estar motivado por una venganza sentimental
http://www.elmundo.es/elmundo/2008/07/07/barcelona/1215413315.html

ImprimirEnviar noticiaDisminuye letraAumenta letra
NANDO GARCÍA
BARCELONA.- Una joven de sólo 19 años de edad ha sido sometida a dos meses de extrema violencia y vejaciones como consecuencia de la venganza de un clan familiar gitano en la comarca de Osona. Por estos hechos han sido detenidos tres hombres y dos mujeres por los Mossos d'Esquadra, según han explicado fuentes de la investigación a EL MUNDO.
Varias patrullas de la policía catalana se dirigieron el viernes por la tarde a la localidad de Centelles, en la comarca de Osona. La Policía Autonómica había recibido previamente un aviso de que en una casa de la localidad, situada muy cerca del cementerio y en un campamento gitano, podría haber escondida una joven que había sido secuestrada meses atrás.
Tras interrogar a algunos vecinos de la localidad, que de manera nerviosa dijeron a la policía que no sabían nada del caso, los agentes continuaron con las pesquisas y llegaron a un habitáculo parecido a los que se emplean para los transformadores eléctricos, que estaba custodiado en su exterior por dos personas.
Cuando entraron, allí encontraron a un hombre y, junto a él, un bulto tapado por una manta. Cuando la levantaron, bajo ella se encontraba la chica.
Se trata de una joven de apenas 19 años, y también de etnia gitana, que ha permanecido secuestrada en ese lugar durante dos interminables meses.
Los agentes la encontraron en un estado lamentable. Había sido violada, tenía el cuerpo repleto de heridas y moratones, de cortes en las piernas realizados con arma blanca, y de marcas en la piel que revelaban de que la habían agredido fuerte y repetidamente con una correa de perro. También tenía la cabeza rapada al cero y, según declaró a los agentes, le daban de comer muy poco, y no todos los días, sólo algunos.
Uno de los detenidos. (EFE)Uno de los detenidos. (EFE)
La joven fue trasladada de inmediato al Hospital General de Vic, donde actualmente se recupera de sus heridas, según explicaron las citadas fuentes.
Por estos hechos han sido detenidas cinco personas, todas ellas de etnia gitana, que el domingo pasaron a disposición judicial. Se trata de Pascual E.G., de 20 años; Juan J., de 27; Juan Gabriel B.I., de 19; Jessica G.V., de 18, y Adelina J.A., de 50 años. A todos ellos se les imputa los delitos de detención ilegal, lesiones, omisión del deber de socorro, trato vejatorio, amenazas y coacciones. Ante el relato de los hechos que efectuó la joven ante los Mossos d'Esquadra que la rescataron, a Pascual E.G. se le imputa, además, un delito de agresión sexual.
Al parecer, el terrible cautiverio de la joven pudo ser un "castigo" originado a una relación sentimental que podría mantener con un joven, y la 'vendetta' se enmarca entre las disputas de dos clanes gitanos que son "muy conocidos en la comarca de Osona", añadieron dichas fuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario