martes, 5 de junio de 2012

BREVE RESEÑA DE LA LUCHA SKINHEAD-SHARP EN COSTA RICA



Cuando en el 2003 sale en las noticias de Costa Rica la existencia de un grupo autodenominado Partido Nacional Socialista Costarricense y con el extenso reportaje [1](amañado y hediendo a corrección política del sistema), muchos nos llenamos de escéptica alegría. Poco a poco, sin embargo, comenzaron a circular mediante medios electrónicos como foros, blogs y redes sociales, los comentarios al respecto y los simpatizantes de todas las edades del fascismo y del nacionalsocialismo se comenzaron a contactar entre sí.

Si bien el PNSC de Pretoriano SS fue el primer grupo neonazi formalmente organizado en Costa Rica, había ya simpatizantes del movimiento. Se sabe que fascistas de la vieja escuela los hubo desde los años treinta y hasta el fin de la Gran Guerra, y también hubo muchos movimientos nacionalistas en los sesenta frente a la amenaza comunista y sandinista. Pero el PNSC fue un hito y aglutinó a muchos de los primeros simpatizantes.

El reportaje de La Nación abrió el portillo, aunque sin duda no era esa su intención. El mismo reportaje pide las opiniones del director de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (la policía política costarricense) y del presidente de una fundación pro-inmigrante. Pero, ciertamente, la bola de nieve estaba echada.

Con el paso del tiempo los diferentes simpatizantes de la causa vimos el desarrollo de este espacio compartido de afinidad ideológica. El reportaje causó la desaparición del PNSC costarricense, pero nuevos grupos se formaron, la mayoría conformados por skinheads, verdaderos guerreros urbanos de la calle que enfrentaban a los sharps y otras plagas prosistema y prosionistas. Otras organizaciones tenían distintas característica que incluían desde las finalidades políticas serias (nunca concretadas) del RINSCR y del Martillo de Hierro que aspiraron alguna vez conformar un partido político legal y nacionalista con posibilidades de obtener personería jurídica y participar en las elecciones con agenda patriótica, nacionalista, conservadora y anticomunista. O la esotérica Sociedad Costa Rica de la Lanza Hiperbórea, dedicada al estudio cultural, artístico, filosófico, doctrinal, literario, histórico, místico y oculto dentro de hitlerismo esotérico, el serranismo y el wotanismo.

No obstante lo cierto es que los antirracistas y anti-baño de los Sharp eran mucho más numerosos que la mayoría de los Skinheads. Se trataba de un colectivo de verdaderos neandertales sin educación ni capacidad de pensamiento crítico al servicio del sionismo y del capitalismo que los despreciaba, pero a quienes servían como leales perros. El acoso violento de los sharp fue contestado con mecanismos legales como con adecuadas denuncias penales que fueron a juicio o con llamadas a la policía cada vez que se les observaba infringiendo la ley o consumiendo drogas, denuncias que en muchos casos fructificaron en detenciones y arrestos. Sin embargo, este acoso cobarde que usualmente era dirigido por docenas de sharps contra uno o dos camaradas skinheads, caló y terminó con desmantelar, al menos públicamente, al movimiento. Muchos camaradas pasaron a tener un perfil más bajo y discreto, otros, que siempre habían mantenido la clandestinidad (no en el sentido subversivo, sino en resguardar la confidencialidad de sus identidades) no tuvieron tanto problema pero se dedicaron a otros derroteros.

Otro elemento, hay que decirlo, que fracturó al Movimiento Skinhead y lo llevó a su virtual desaparición, fueron los conflictos internos, muchos de ellos por pequeñeces verdaderamente insignificantes y luchas de ego. Rencillas personales y luchas por intereses particulares por sobre el interés común de movimiento y la causa, que terminaron de desmantelar las estructuras. “Divide y vencerás”, sin duda el viejo adagio cumplido, tras que los Skinheads se encontraban en una desventaja numérica frente a la horda de violentos sharp, estaban separados por tonterías.

Sin embargo, el pasar a una pose más discreta fue algo genuinamente inteligente de hacer. La batalla en las calles estaba perdida y ciertamente que la estrategia obliga a realizar luchas apropiadas, cuando estas valen la pena y ha evitar la confrontación cuando esta no tiene sentido. Esto no es deshonor, es la lógica más elemental y una regla para la supervivencia del más fuerte, que no necesariamente es el más fuerte físicamente, sino también el más inteligente. Expresar opiniones que algunos tildarían de racistas en un medio hostil, que ponen en peligro el empleo, la seguridad e incluso la vida del que opina es un suicidio, y esto es un contrasentido. Por más que el racialista (es decir, quien no odia o busca la violencia contra otras razas, pero cree en su debida separación y diferencias intrínsecas) tenga de su lado argumentos científicos, históricos y académicos validos así como el mismo sentido común de su lado; Sabio no es quien sabe que decir, sino quien sabe cuando decirlo.

Desmantelado, al menos visiblemente, el Movimiento Nacionalista Skinhead, los sharp se encontraron súbitamente sin nadie a quien golpear, contra quien descargar su ira y su resentimiento social, contra quien desahogar de forma justificada sus ímpetus criminales. El resultado fue que debieron buscarse nuevos blancos para victimizar. No sería fácil.

Los Sharp nunca combatirían contra el racismo negro. Existen pandillas organizadas en Costa Rica de personas de ascendencia africana sumamente violentas y muy racistas. En su feudo particular el Centro Comercial El Pueblo, atestado de bares de reguetón, los blancos no son bienvenidos y quien sea blanco y se pasee por ahí (que solía ser un centro abierto a todas las personas) se arriesga a un enfrentamiento violento y un escarnio por invadir territorio africano. Primero tendrá miradas hostiles y, si no capta el mensaje implícito, sufrirá de violencia física. Esto es ampliamente sabido y ya se reconoce a El Pueblo como uno de los lugares más violentos y peligrosos del país con frecuentes balaceras. Naturalmente no quiere decirse que esta sea una conducta atribuible a todos los miembros de la respetable comunidad afrocaribeña, pero si a un sector muy visible de la misma que es realmente racista anti-blanco ¿Dónde están los sacrosantos guerreros sharp en su incansable Cruzada antirracista cuando se les necesita? ¿Por qué no están en el Pueblo enfrentándose enconadamente y dándole una lección a las mafias afrocaribeñas? Tampoco parece que combatan a los rastafaris cuya religión explícitamente dice que los negros son superiores a los blancos, ni pareciera que lucharan contra las organizaciones sionistas como el Centro Israelita Sionista a pesar de que el sionismo fue calificado por las Naciones Unidas como una forma de racismo y que existe también un grupo de fundamentalistas sionistas de todas las etnias y religiones que abogan por el exterminio del pueblo palestino ¿y ese racismo, no lo combaten?

Pero en fin, estas contradicciones son clásicas del Sharp, que combate lo que consideran racismo pero no si la víctima del mismo es blanca. Al no tener ya a diabólicos nazis a quienes ajusticiar, empezaron a poner su atención en todo lo que sonara europeo pues, por lógica, tendría un tufo de supremacismo. Se fijaron primero en la subcultura metalera.

Entre los metaleros de Costa Rica ya se habían popularizado mucho los diferentes géneros étnicos del metal, incluyendo el Pagan Metal, Viking Metal y Nordic Metal entre otros. Bandas como Ensiferum, Amón Amarth y, por qué no, Burzum también, fueron muy bien acogidas. Si bien el RAC y el BMNS nunca pasaron de ser escuchadas por los abiertamente Skinheads y no tuvieron repercusión entre los metaleros. Aún así el Black Metal como género tuvo muchos seguidores y una que otra banda NS se filtraba entre las escuchadas, probablemente de manera accidental y sin saberlo. El Asatru también se popularizó entre los metaleros y surgieron Kindreds de diferentes tipos conformados íntegramente por metaleros. La basta mayoría de los metaleros costarricenses son apolíticos y abstencionistas sin mayor interés en el tema, y los que no son apolíticos, suelen militar en los partidos legales tanto de derecha como de izquierda pero prácticamente ninguno es NS. Aún así el metal étnico asociado al paganismo, a la historia antigua nórdica, vikinga y europea en general, o a la literatura épica como la de Tolkien, parecía ser demasiado “pseudonazi” para algunos Sharp. Estos intentaron algunas agresiones contra metaleros que consideraban “fachos” y “racistas” usualmente acercándose a bares como el famoso Sand, bar metalero emblemático. Su problema fue que los metaleros tienen a ser muy solidarios entre ellos y no dejan de buena gana que agredan a uno de los suyos y no es que los skinheads no hayan sido solidarios pero eran numéricamente inferiores mientras que los metaleros en Costa Rica son por mucho la tribu urbana más numerosa. Costa Rica es famosa por ser tradicionalmente rockera y porque el Rock y el Metal son los géneros más escuchados, por lo que los metaleros son una tribu urbana de cientos de miles. Amén, que los pobres Sharps en su experimento de volverse antimetaleros fachos terminaron hechos trizas sufriendo verdaderas palizas y quedaron escarmentados.

Se han hecho intentos por crear movimiento metaleros antifascistas, en todo el mundo, y también en Costa Rica, pero no han tenido éxito. Los metaleros, además de muy frecuentemente apolíticos, son inconscientemente afines al nacionalismo blanco. La moda, el peinado, la música, el sistema de valores y la estructura social de hermandad y tribu son todas análogas a las de los antiguos pueblos bárbaros europeos. Entre los metaleros se muestra la caballerosidad, el respeto y valoración a la mujer metalera que es tenida en la misma estima que el hombre, y el respeto a la mujer en general, la camaradería y el sentido de lealtad y honor. Producto de este comportamiento arquetípico es que el 90% de los metaleros son blancos y hay muy pocos negros, así como su instintiva enemistad hacia los “chatas”, “raggas”, “reguetoneros” y otras lacras cuya cultura, estructura social y trato a la mujer derivan de los africano, indiferentemente de su raza o ascendencia.

Claro, si la propaganda del Sistema no tuviera satanizado al nacionalismo blanco y al Nacionalsocialismo probablemente muchos serían simpatizantes, algunos lo hacen secretamente, pero la BASTA mayoría son totalmente apolíticos y ajenos a las reflexiones de nuestra filosofía NS. Aún así, su cultura representa una manifestación instintiva de un Origen ancestral.

Los Sharps se encontraron con un nuevo dilema. Era obvio que no podían ser enemigos de los metaleros que los superaban numéricamente y que, además, no eran realmente racistas. Otro grupo, muy similar a los metaleros, eran los biker o pandilleros motociclistas, muchos de estos Motor Club no admiten negros y otros usan símbolos nazis. Pero ningún Sharp se atrevió nunca a enfrentar a un biker. No son tan tontos. Ni siquiera ellos serían tan estúpidos de suicidarse al enemistarse con una aguerrida pandilla biker, si uno solo de ellos (algunos parecen verdaderos mastodontes) podría fácilmente con cuatro o más sharps.

¡Los góticos! Esa era una buena opción. Los Sharps llegaron a las famosas fiestas góticas de Club Coliseo y enfrentaron a varios góticos a quienes acusaron de racistas y fachos, a muchos los golpearon. El problema es que los metaleros, al menos en Costa Rica, están fuertemente vinculados con los góticos y comparten espacios de recreo y socialización. Los metaleros ticos en general sienten aprecio por los góticos y MUY ESPECIALMENTE por las góticas, con las cuales hay frecuentes noviazgos. Nuevamente, el experimento sharp fracasó porque los góticos estaban apadrinados por los metaleros y las agresiones cesaron. Esto provocó que los sharp o “skins” terminaran siendo despreciados por los metaleros y góticos de Costa Rica que los ven como sujetos violentos, agresivos y, sobre todo, ESTÚPIDOS. El resultado es que los sharp se ganaron la enemistad de góticos y metaleros y no los “convirtieron a la causa” antirracista.

Finalmente los Sharp escogieron a los emos. A estos nadie los defendía, y se pudo ver a muchos Sharp dándole brutales golpizas a emos indefensos, a veces varios sharps cobardemente golpeaban a un solo emo. ¿Esos eran los antirracistas? ¿Los cruzados de la igualdad y los derechos humanos? Actualmente los emos en Costa Rica le temen más a los Sharp (y por ende a todo lo que se le parezca como los Punks y los Skinheads nacionalistas) que a metaleros y otras tribus urbanas.

Ahora los Sharp, sin sus preciados enemigos ideológicos, y sin que los emos les representen un verdadero adversario, se contraen en un aburrido limbo sinsabor del que no pueden salir, pues ya no tienen a quien combatir.

Verdaderos cobardes e hipócritas.

Cobardes porque no se atreven a enfrentar a, por ejemplo, los bikers o la mafia dominicana y afrocaribeña, solo se atreven a atacar a los pobres emos. Hipócritas porque no combaten al racismo contra los blancos manifiestos en diferentes grupos.

En cambio los Skinheads y simpatizantes del Movimiento Nacionalista Costarricense han logrado grandes avances y han prosperado notablemente en nuevos espacios. Naturalmente que parte de estos logros deberán mantenerse secretos por confidencialidad, pero otros pueden mencionarse. Muchos han conseguido crecer profesionalmente, continuado sus estudios, logrado ascender en sus carreras, ingresado a movimientos serios y organizados, legalmente constituidos y con largos historiales de legítimas luchas anticomunistas, dejando atrás la adhesión a las organizaciones radicales que los limitaban, y llegando mucho más lejos de lo que los patéticos Sharp nunca llegarán.

Claro que existen muchos peligros que amenazan a los nacionalistas jóvenes costarricenses; drogas, alcoholismo, promiscuidad, la decadencia social, el multiculturalismo que nos desea imponer el sistema, la pérdida de la identidad y la violencia criminal tan detestable. De estos y otros peligros ya se ha hablado en otros artículos, pero ciertamente que el grueso de esta componente nacionalista eurodescendiente está en buen camino; en el camino de la educación, de la profesionalización y de una vida sana y saludable.

Matt Marshall
Sociedad Costa Rica de la Lanza Hiperbórea.




[1] http://www.radiojai.com.ar/online/notiDetalle.asp?id_Noticia=6156 Me disculpan que la fuente sea una página sionista pero no he logrado encontrar el reportaje en ningún otro lado.

2 comentarios:

  1. ustedes ticonazis o indios sin identidad cultural son la muestra mas miserable de la ignoracia en un ser humano o pseudohumano como es su caso montones de mierda putrefacta.
    1.ustedes no son nazis por que el nsdap se acabo en los 40 y ahora simplemente hay sectas ridiculas ( como ustedes basuras) que pretenden devolverle vida a unas ideas tan inmundas como anacronicas.

    2. ustedes no son skinheads por quesi bien los primeros skins eran patriotas y no eran comunistas o antinazis tampoco eran nazis y la cultura jamaiquina fue vital parala formacion del movimiento skin en sus inicios a finales de los 60 empezando por la musica pero tambien por la estrecha amistad de estos con los rude boys de jamaica y con los inmigrantes jamaiquinos en general LEAN BASURAS DE MIERDA BUFONES HIJOS DE PUTA.
    3.ustedes tampoco son neonazis por que hablan por una raza que ni es la suya( son indios y mestizos por mucha apariencia europea que tengan basuras todos los ancestros de los latinos son indigenas a ver si leen vomitos de perro cerdos inmundos)
    4. ese cuentico barato del " racismo antiblanco" es pura mierda hipocrita de parte de ustedes basura subhumana e iletrada el hecho de que hayan retardados de otras razas que anden con rollos de supremacismo no los exime a ustedes de ser basura racista( como los muertos de la urss no quitan los del nazismo) y la sharp solo agrede nazis por que su objetivo es sacar a la escoria racista del movimiento y ni rastas ni sionistas estan dentro del mismo, en cuanto a lo de agredir a gente de otras subculturas esos son casos son aislados y no son de sharp como grupo.
    4.el sharp no ataca el sionismo por que su objetivo es limpiar de basura racista al movimiento skin especificamente pero muchas organizaciónes de izquierda se han manifestado en marchas contra el abuso arbitrario de el estado de israel a palestina de echo en la mayoria de las marchas contra el sionismo solo hay gente de izquierda lo que demuestra que su "compromiso de lucha" solo es de boca y que ustedes son.solo los peones de este sistema capitalista miserable por mucho que rebuznen de " anticapitalistas" cosa que en los hechos no se ve indionazis hijos de puta.

    ResponderEliminar
  2. Skinheads??? Sois cabezas huecas , el Skinhead verdadero es Antinazi

    ResponderEliminar