martes, 19 de junio de 2012

Fallece a los 98 años el negacionista y comunista francés Roger Garaudy.

El filósofo e histórico dirigente comunista francés Roger Garaudy murió el pasado miércoles a los 98 años. Garaudy era autor de una cincuentena de libros, el más conocido de ellos el titulado «Mitos fundadores de la política israelí» (1995), en el que puso en cuestión el Holocausto judío, lo que, en 1998, le valió ser juzgado y condenado por un tribunal de París a pagar una multa de 37.000 euros.
El juez impuso también a Garaudy una pena de seis meses de cárcel, que quedó suspendida, en aplicación de la ley Fabius-Gayssot de 1990 por los delitos de «negación de crímenes contra la Humanidad» y «difamación racista».
Garaudy no sólo negaba en su libro que Hitler hubiera diseñado un proyecto de exterminación de los judíos, sino la propia existencia de las cámaras de gas en los campos de concentración nazi y las conclusiones sobre el Holocausto de los célebres juicios de Nuremberg.
Su salto a las tesis negacionistas privó al pensador marxista del poco prestigio que le quedaba en la izquierda francesa, de la que, sin embargo, había sido en las décadas anteriores uno de sus principales ideólogos. Como filósofo, se le consideraba una autoridad en la obra de Hegel.
Nacido en Marsella el 17 de julio de 1913 en el seno de una familia obrera, Garaudy se afilió alPartido Comunista Francés (PCF) en 1933. En 1945, a los 32 años, entró en el comité central del partido y fue miembro de su politburó desde 1956, pero en los años sesenta empezó a distanciarse de la ortodoxia comunista.
La crisis estalló a raíz de su condena de la invasión soviética de Checoslovaquia y, antes, su apoyo a los estudiantes de Mayo del 68, todo lo cual le condujo a un duro enfrentamiento con la dirección del partido que terminó con su expulsión del PCF en febrero de 1970.
Desde este blog lamentamos que no haya sobrevivido al descubrimiento de la verdad sobre el “Holocausto”. Esperemos que sus tesis sean por fin aceptadas y reconocidas por los que hoy aún creen en la existencia de las cámaras de gas y se den cuenta de la grandísima responsabilidad que supone de cara a la historia su posición extermicionista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario