jueves, 6 de junio de 2013

EL SIONISMO CRISTIANO: UNA ABERRACIÓN





Desde todo punto de vista genuinamente cristiano, el muy mal llamado “sionismo cristiano” es una traición a la enseñanza de Cristo, a la Biblia, a la Iglesia y a Dios, una verdadera contradicción perversa y blasfema opuesta totalmente a la más elemental doctrina eclesiástica.

El sionismo cristiano se basa en dos premisas básicas y equivocadas: 1) Los judíos siguen siendo el pueblo elegido de Dios y mantienen una posición preferencial ante Dios entre las naciones y, por ende, la creación del Estado de Israel es agradable a Dios. 2) La creación de Israel estaba profetizada y es producto de la voluntad de Dios como se puede leer en el Libro de las Revelaciones. Algunos creen también que el regreso de todos los judíos a Israel es requisito previo para el regreso de Cristo. ¿Son bíblicamente sostenibles estas posturas?

Número uno: Ningún verdadero cristiano puede creer que los judíos sigan siendo el pueblo elegido de Dios. Para empezar, al rechazar al Mesías Jesús y provocar su crucifixión rechazaron el Nuevo Pacto y la gracia de Dios. Si solo por Cristo se llega al Padre y solo aceptando a Jesús se consigue el Reino de los Cielos, entonces todos los judíos invariablemente terminan en el infierno. Además, el Pueblo Elegido no son los judíos sino la Iglesia de Cristo. Ahora bien, la mayoría de los judíos siguen el Talmud, libro judío blasfemo y anticristiano escrito posteriormente a la vida de Cristo. El judaísmo talmúdico es una religión falsa y herética y es la seguida por la mayoría de judíos modernos dentro y fuera del Estado de Israel. Los únicos judíos que serían parte del pueblo elegido, a lo sumo, serían los mesiánicos, pero resulta que tanto el Congreso Mundial Judío como el Estado de Israel que tanto defienden los sionistas ha declarado que un judío mesiánico no es judío [1] [2], sino cristiano, y que por ello no se hace acreedor a los mismos derechos y privilegios a los que acceden los judíos en Israel. Aún más, el cristianismo es perseguido en Israel [3] [4] y los judíos que se convierten al cristianismo o se casan con cristianos sufren una gran discriminación y hasta el ostracismo por parte de sus familias dentro y fuera de Israel. ¿Puede un verdadero cristiano apoyar a un estado que discrimina y persigue a los cristianos?

La Biblia misma dice que ya para la época de Jesús los judíos habían roto el pacto con Dios. El judaísmo, desde la época de Cristo, ya no era una religión de Dios:

Al ver que muchos de los fariseos y de los saduceos venían al bautismo, les decía: ¡Generación de serpientes! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera? Mateo 3:7.

Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de la mentira. Juan 8:44.

Estas citas bíblicas y otras más demuestran que ya para la época de Cristo los judíos seguían al Diablo y no a Dios.

Número dos: La Biblia deja muy claro que el Anticristo será judío (Daniel 11:37-39) [5]  y que Israel tendrá una posición protagónica en la conformación del Reino del Anticristo o Nuevo Orden Mundial, el gobierno global socialista que será presidido por el Anticristo. El Anticristo será reconocido como Mesías por los judíos [6] se sentará en el Trono del Tercer Templo de Jerusalén (algo imposible para un gentil) donde se declarará Dios.

Juan 5:43 Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís: si otro viniere en su propio nombre, á aquél recibiréis.

La creación del Reino del Anticristo, un gobierno mundial socialista, está en manos de la Masonería y los Illuminati cuyos dirigentes desde su fundador y primer líder Adam Weishaupt hasta su actual líder Gabriel López de Rojas, han sido judíos, masones y comunistas. Los judíos talmudistas están detrás de la Masonería socialista que será fundamental para el Nuevo Orden Mundial. La Biblia nos advierte que el Anticristo logrará la paz por siete años entre árabes e israelíes.

Entonces queda claro que Israel tendrá una función trascendental en el Reino de Satanás sobre la Tierra presidido por el Anticristo, que realizará la más salvaje persecución de la Iglesia Cristiana de la historia contra los pocos cristianos que queden en el mundo. Apoyar a Israel y al sionismo es un insulto a Dios, un acto blasfemo y anticristiano, una traición a los cristianos que sufran la persecución venidera del Nuevo Orden del cual Israel será uno de sus países líderes y es casi tanto como apoyar al mismo Satanás en consolidar su poder sobre la Tierra. Sionismo, masonería y comunismo son una misma cosa.

Todo cristiano que apoye al sionismo y a Israel, y no se arrepienta, pone en riesgo su alma y su salvación eterna.

Si bien muchos palestinos son musulmanes, un sector importante de ellos son cristianos y la masacre de palestinos perpetrada por Israel también asesina cristianos. Aquellos cristianos que apoyen a Israel en su genocidio palestino están, nuevamente, incurriendo en un gran pecado e insultando a Dios cuyos hijos (cristianos palestinos) son asesinados por judíos no creyentes y con respaldo de las iglesias sionistas. No es de extrañar que los judíos maten palestinos pues Jesús fue palestino y fue muerto por los judíos.

La creencia de que una vez que todos los judíos hayan regresado a Israel hará estallar el Armagedón, la última y más terrible guerra y la Segunda Venida de Jesús, ha motivado a que muchos cristianos promuevan y financien la emigración de judíos a Israel. Pero lo cierto es que muchos judíos tienen gran poder y riqueza en sus países de origen y no lo soltarán voluntariamente. Solo cuando tengan cimentado su control del mundo mediante el Nuevo Orden Mundial con un gobierno global es que todos los judíos regresen a Tierra Santa produciendo un baño de sangre. Hasta entonces, los esfuerzos de los cristianos por expulsar a los judíos de sus países y devolverlos a Israel son totalmente inútiles.

Sabemos que a los cristianos actualmente se les persigue en Israel.

Que Israel asesina niños palestinos en sus operativos militares (algo injustificable para cualquier cristiano, indistintamente de la religión de los padres del menor).

Que Israel ha asesinado muchos cristianos palestinos impunemente.

Que Israel tendrá un protagonismo fundamental en el Reino de Satanás y el Nuevo Orden Mundial del Anticristo.

Siendo así ¿Qué clase de cristiano puede ser sionista y apoyar a Israel? El sionismo cristiano es una aberración y una blasfemia desde todo punto de vista.

5 comentarios:

  1. aqui la unica aberracion existente,es que un grupo de "ariopanchitos" hijos de prostituta mestizo "nazis" y conspiraidiotas como ustedes(de seguro como buenas ristras de mierda pajeras hitlerofilas que sois, debeis creer en todas esas gilipoleces del supuesto"z.o.g' y la supuesta'conspiracion judeomasonica" jajajaxD) vengan a rebuznar sobre religion,y respeto al espiritu cuando ni siquiera respetais vuestra verdadera sangre indigena,adoptando modelos culturales no propios del latinoamericano y despreciando vuestras VERDADERAS RAICES INDIAS! y vuestro.propio ser cultural, DAIS ASCO PORQUERIAS PALURDAS HIJOS DE PUTA! y en cuanto a eso del "sionismo cristiano' yo no se mucho de cristianismo,las reigiones son mierda y la biblia un libro de fabulas anticientificas, pero en alguna parte de ese librejo dice que "cristo no vino para romper la ley, si no para hacerla cumplir' y segun tengo entendido el.supuesto yavhe hizo un pacto,un decreto,UNA LEY para los judios sobre una patria soberana. no creo que sea la actual israel,ya que esta se basa en el atropello a los palestinos, pero si considero justo que los judios tengan una patria sin pisotear otros territorios ya ocupados.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. ...el anti_hipocrita es un perfil anónimo...ni el valor tiene de darse a conocer.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, es una redundancia... El cristianismo en sí es sionista porque adora al judío podrido que cuelga como perro en la cruz. Los valores de los antiguos pueblos de Europa se perdieron con el Oscurantismo cristiano, siempre maquinado por los judíos de mxxxxx. No le veo lo raro a este nuevo movimiento.

    ResponderEliminar